publicidad

Inmigración influirá en elección 2008

Inmigración influirá en elección 2008

Expertos estiman que fracaso del debate migratorio causará la derrota de los republicanos en las elecciones de 2008.

Esta conclusión, negada rotundamente por los republicanos, se desprende de las opiniones en una teleconferencia dedicada a analizar la importancia de este tema a nivel estatal y federal en Estados Unidos, así como la repercusión negativa que también ha tenido en el Partido Republicano de cara a las próximas elecciones.Para Simon Rosenberg, de la Red Democrática Nacional (NDN por sus siglas en inglés), a la población estadounidense no le gusta el tratamiento que se le ha dado a la inmigración, y le preocupa qué pasará el año próximo."El sistema migratorio está roto y nadie es feliz con él", señaló, "por eso este tema está entre las cinco preocupaciones actuales más importantes en Estados Unidos, y también lo estará en 2008".Dentro de los primerosDe la misma opinión es Celinda Lake, presidenta de la organización Lake Research Partners (LRP), y una de las principales estrategas del partido demócrata."Según algunas encuestas nacionales, la inmigración sigue como uno de los cuatro problemas más importantes entre la población estadounidense, entre un 10 y un 15 por ciento por debajo de temas como la salud, la economía o Irak", indicó.Rosenberg afirmó que la reforma migratoria propuesta este año constituía una esperanza de solución que finalmente no progresó debido a la "falta de apoyo republicano, a pesar de que casi un 60 por ciento de la gente apoyaba esta iniciativa"."Incluso algunos de los opositores republicanos que en 2006 rechazaron la propuesta acabaron apoyando el camino a la ciudadanía de los cerca de 12 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos", agregó.Voto claveEn su opinión, el problema migratorio ha supuesto para los republicanos una gran pérdida de crédito y el alejamiento del electorado latino, lo que los ha dejado en una posición de debilidad de cara a las próximas elecciones."La comunidad hispana, la de mayor crecimiento en Estados Unidos, es la que dará la victoria a los demócratas en 2008", sentenció.Para Christopher Dorval, director de Dorval Strategies, el problema es que el Partido Republicano "no tiene capacidad de resolución"."Los votantes quieren verdaderos cambios", indicó por su parte Celinda Lake, "no que se hinchen los problemas y no ofrezcan ningún dato concluyente".

publicidad

Sin

embargo, para Hessy Fernández, portavoz del Comité Nacional

Republicano, "ha sido Bush quien más ha luchado por la reforma

migratoria, y quien ha hecho que el debate en torno a este tema se

discuta y se ponga sobre la mesa".Para Fernández, la

inmigración será un tema de campaña electoral muy importante, aunque en

su opinión "para los latinos de Estados Unidos existen otras

prioridades, como la educación o la seguridad ciudadana, no sólo el

problema migratorio".Fernández aludió al debate de ayer de

Hillary Clinton, principal candidata a liderar el Partido Demócrata,

como ejemplo de falta de preparación para abordar este tema.Ataque a Clinton"Ayer,

ante preguntas como qué hacer con los permisos de conducir a

inmigrantes, Clinton sólo supo dar respuestas ambiguas", dijo

Fernández, "lo que demuestra que no está preparada ni para responder a

desafíos reales ni para la presidencia, sólo para criticar a Bush"."Los

publicidad

latinos no votan sólo por inmigración, también les interesa la

educación, el cuidado de la salud, la seguridad nacional entre otros

temas", indicó."Hoy en día, los demócratas son mayoría en el

Congreso y no han hecho absolutamente nada para resolver el problema de

la inmigración. Lo suyo son promesas vacías", aseguró.Baza electoralPero

según Simon Rosenberg, los republicanos han tratado a veces de utilizar

la inmigración como baza electoral, pero no les funcionó."Ellos

(los republicanos) invirtieron decenas de millones de dólares en 2006

para favorecer su posición sobre este tema de cara al público",

subrayó. "Pero no funcionó, y acabaron favoreciendo a los demócratas"."El

próximo año la posición demócrata será la de apoyar la reforma

migratoria, la de ofrecer soluciones para esto", prosiguió, "mientras

que los republicanos no tendrán ni una sola idea"."Y la inmigración está aquí para quedarse hasta que el problema esté arreglado", concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad