publicidad

Indignación en Ferguson por el fuego que acabó con el memorial de Michael Brown

Indignación en Ferguson por el fuego que acabó con el memorial de Michael Brown

El memorial de Michael Brown terminó hecho cenizas. Los residentes creen que fue quemado a propósito.

El memorial dedicado a Michael Brown, el adolescente que fue muerto a tiros por un policía en Ferguson, terminó hecho cenizas luego de que la noche del lunes la pila de recuerdos y flores en su honor se incendiaran. La policía dijo que las velas pudieron ser la causa principal del incidente, mientras que los enojados residentes decían que alguien lo había hecho a propósito.

El tributo al joven de 18 años, ubicado en Canfield Drive, en el suburbio de St. Louis, había sido levantado poco después de su muerte, el 9 de agosto, muy cerca de donde Brown murió a manos del oficial Darren Wilson.

La pila de objetos para recordar a Brown se redujo a una montaña de cenizas, lo que provocó el enojo de los vecinos, quienes en seguida comenzaron a construir un nuevo memorial más grande para Brown.

Algunos de los testigos dijeron a los medios locales que el incidente no fue accidental, ya que los restos olían a gasolina.

Las causas del incendio están siendo investigadas, advirtió el jefe de la policía Tom Jackson, quien señaló que el primer oficial en llegar al lugar trató de apagar el fuego, pero no pudo. Así que tuvo que llamar al departamento de bomberos.

Esta semana algunos residentes de Ferguson, Missouri, se están equipando con cámaras corporales con la ayuda de una organización llamada We Copwatch, para grabar la interacción de los policías con los habitantes y enseñarles  sus derechos civiles.

publicidad

El portavoz de la organización, David Whitt, dijo que se están impartiendo también clases grupales que ayudan a educar a la gente de Ferguson sobre cómo acruar en caso de ser detenidos por la policía para proteger sus propios derechos. Su programa cuenta con la aprobación del jefe de la policía de Ferguson.

El policía Darren Wilson rindió testimonio el 16 de septiembre durante casi cuatro horas sobre el tiroteo contra Michael Brown.

Wilson ya había testificado ante las autoridades locales e investigadores federales, según la fuente, que agregó que Wilson "cooperó" con el gran jurado.

Desde el incidente que derivó en violentas protestas en Ferguson, Wilson recibió un permiso administrativo y se mantiene fuera de la vista pública.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad