publicidad

Hombre que decapitó a su compañera, sin vínculos terroristas

Hombre que decapitó a su compañera, sin vínculos terroristas

El hombre fue acusado formalmente de asesinato en primer grado. Se llama Alton Nolen y tiene 30 años.

Un trabajador estadounidense que degolló a una colega tras ser despedido de una fábrica de Oklahoma, donde había intentado de convertir al islam a otros compañeros, fue acusado formalmente este martes de asesinato en primer grado, informó la policía.

No obstante, las autoridades federales dijeron que no habían encontrado vínculos entre él y los grupos extremistas islámicos que han decapitado a varios rehenes occidentales en el Medio Oriente y África del Norte en las últimos semanas. 

Alton Nolen, de 30 años, fue acusado de asesinato en primer grado, así como asalto y agresión con un arma mortal. 

El acusado, quien trabajó en la línea de producción de una planta de procesamiento de alimentos en Moore, Oklahoma, permanece en el hospital después de ser baleado por el jefe de operaciones de la compañía, que también es un ayudante del sheriff de reserva, dijeron las autoridades.

Greg Mashburn, el fiscal de distrito para el condado de Cleveland, donde se produjo el ataque, dijo wur Nolen había utilizado "algunos términos árabes durante el ataque", pero no especificó lo que había dicho. 

La madre del sospechoso se pronunció este fin de semana sobre el incidente ocurrido el 25 de septiembre, pidiendo disculpas en un video publicado en internet.

Después de ser despedido de su empleo, Nolen cortó con un cuchillo la cabeza de una compañera de trabajo y provocó lesiones a otro empleado, antes de resultar herido por un disparo que le hizo quien era su jefe en la compañía de alimentos Vaughan Foods con sede en Moore, un suburbio de Oklahoma City.

publicidad

“Quiero pedir disculpas a las dos familias, porque así no era Alton”, dijo su madre Joyce Nolen en el video publicado en Facebook el sábado en el que dice espera que se haga justicia y se pueda saber toda la verdad sobre lo ocurrido.

Alton Nolen, el hombre que decapitó a una mujer, ¿imitó a ISIS? Univision

El incidente ocurre tras una serie de decapitaciones de rehenes de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia por combatientes yihadistas en Medio Oriente y Argelia, pero las autoridades estadounidenses hasta ahora no han encontrado ninguna relación de esas ejecuciones con el frenético ataque atribuido a Nolen, quien se había convertido recientemente al islam.

En su página de Facebook, Nolen cambió su nombre al de Jah'Keem Yisrael y publicó fotografías de las torres del World Trade Center en Nueva York envueltas en humo y cenizas durante los atentados del 11 de septiembre de 2001.

“Los que murieron en pecado permanecerán en sus tumbas por lo que arderán en el infierno”, escribió el 17 de septiembre, en un mensaje que obtuvo cinco calificaciones de “me gusta”.

publicidad

La Sociedad Islámica de Oklahoma City ha subrayado que “este acto injustificado no representa de modo alguno al islam”, en ninguna de sus expresiones.

“Condenamos y estamos 100% en contra de este acto despiadado e innecesario cometido por el sospechoso. Esperamos que se haga justicia”, señalaron.

El portavoz del departamento de policía local Jeremy Lewis dijo a la AFP que la fiscalía tiene previsto presentar cargos este martes.

Nolen -quien se recupera en un hospital de la herida que sufrió- ha sido extremadamente cooperativo con los detectives manifestó el portavoz.

Hombre en Oklahoma decapita a compañera de trabajo y apuñala a otra mujer Univision

El gobernador de Texas Rick Perry, señalado por algunos como un probable candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos en 2016, intervinó en el caso sugiriendo que Nolen debería enfrentar cargos por terrorismo.

“Creo que el gobierno (de Barack Obama) tiene que hacer frente a esto como lo que a mucha gente le que es: un acto de violencia que se asocia con el terrorismo”, dijo Perry.

El ataque en Moore llevó a las autoridades a revelar otro caso ocurrido en Oklahoma City casi diez días antes: Jacob Muriithi, un hombre oriundo de Kenia, amenazó con decapitar a una trabajadora de una residencia de ancianos con la que había tenido una discusión.

Muriithi fue detenido y enfrentaría cargos de terrorismo, aunque la mujer inicialmente pensó que la amenaza era una broma.

publicidad

El hombre le dijo que “representaba al Estado Islámico (ISIS)” y le explicó que ese grupo “mata a cristianos cortándoles la cabeza”, según la versión del portavoz policial Dexter Nelson.

El hombre posteriormente preguntó a la mujer a qué hora salía de trabajar y “le dijo que la esperaría para cortarle la cabeza con una cuchilla y que lo colgaría en Facebook”, agregó el portavoz policial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad