publicidad
.

Hispanos van a México al docto logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

Hispanos van a México al docto

Hispanos van a México al docto

Al menos 50% de la población hispana de la frontera acuda a ciudades como Juárez, en busca de atención y medicinas.  

Sin seguro médico

EL PASO, Texas - La imposibilidad de acceder a los servicios médicos en Estados Unidos ha ocasionado que al menos la mitad de la población hispana de la frontera acuda a ciudades como Juárez, en México, a visitar al doctor, dentista o a comprar sus medicamentos.

De acuerdo con la doctora Nuria Homedes, especialista en salud pública de la Universidad de Texas en El Paso, el porcentaje es aún mayor entre los hispanos de escasos recursos económicos, ya que entre 90 y 95 por ciento de ellos se atiende en México.

Explicó que este alto porcentaje de personas que cruza a territorio mexicano lo hace porque no tienen seguro médico.

Se calcula que más del 30 por ciento de la población fronteriza del sector estadounidense carece de cobertura de salud.

"Si no fuera por los doctores de Ciudad Juárez, en El Paso tendríamos mayores problemas de salud e índices de muerte más elevados", sostuvo a EFE Homedes, quien afirma que los consultorios médicos localizados en México son la única opción para los residentes fronterizos de escasos recursos.

Eva Moya, coordinadora de programas binacionales de salud, acotó que la mayoría de los trabajadores con sueldos por debajo de los $40,000 anuales no adquieren seguros médicos porque significaría una reducción considerable en su salario.

"El indocumentado le pide a sus conocidos que le traigan de México tal o cual medicamento. Y los servicios médicos en los Estados Unidos son inasequibles, si se considera que la consulta a un especialista puede costar hasta $200", indicó a Efe.

publicidad

De otros lugares de EU

Agregó que hasta la frontera llegan incluso residentes del interior del país como Las Cruces (Nuevo México), o Houston (Texas) que viajan exclusivamente para acudir a consulta médica en México.

"Algunos de los doctores mexicanos, especialmente los dentistas, cuentan con vehículos que trasladan a residentes estadounidenses a sus consultorios en México", comentó Moya.

Señaló que los autobuses turísticos que parten de El Paso a los sitios turísticos de Ciudad Juárez hacen una parada obligada en las farmacias.

En ciudades mexicanas como Juárez, o Palomas, se han establecido consultorios médicos y farmacias en las inmediaciones de los cruces internacionales, que ofrecen información y atención incluso en inglés.

"No son únicamente hispanos los que acuden a México a atenderse", dijo Homedes, quien relató que un gran número de clientes de las farmacias son estadounidenses.

Calidad de atención

Según la doctora, otro elemento que empuja a la comunidad fronteriza, especialmente a la méxico-americana a buscar a un médico en territorio mexicano es la calidad de la atención médica que brindan los especialistas.

"El mexicano está acostumbrado a que el doctor lo atienda, se tome tiempo para explicarle, y le conteste las llamadas telefónicas, cosa que no pasa con los doctores de El Paso, donde hay escasez de especialistas lo que provoca horas de espera y una actitud despersonalizada", dijo.

publicidad

Homedes señaló que el porcentaje de personas que cruza la frontera para ir al médico ha aumentado considerablemente en los últimos 15 años debido a las restricciones del Medicaid y Medicare, planes de salud de Gobierno de Estados Unidos para personas de bajos recursos económicos.

La situación ha ocasionado la protesta de algunos farmacéuticos que ha llegado a asegurar que atenderse en México puede representar un riesgo de salud, especialmente cuando el paciente consume medicamentos mexicanos que pueden estar alterados.

"Los doctores mexicanos son tan buenos como los estadounidenses", apuntó Moya, quien señaló que para muchos la opción es consumir medicina mexicana o quedarse sin tratamiento médico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad