publicidad

Hispanos piensan abandonar AZ

Hispanos piensan abandonar AZ

Emigran antes de que entre en vigor una ley regional que penalizará a los empresarios que contraten a indocumentados.

En vigor a partir de enero de 2008

TUCSON, Arizona - Inmigrantes originarios de México y los países centroamericanos piensan abandonar el estado de Arizona ante la próxima entrada en vigor de una ley regional que penalizará a los empresarios que contraten a indocumentados, señalaron hoy activistas hispanos.

Los inmigrantes planean desplazarse desde Arizona hacia los estados de Nuevo México y Texas, también fronterizos con México, según los activistas.

La ley entrará en vigor en enero de 2008, según fuentes oficiales.

"Hay un gran temor entre la comunidad, todos los días recibimos llamadas de inmigrantes que nos preguntan: ¿qué podemos hacer? ¿a dónde podemos ir?," dijo a Efe Alfredo Gutiérrez, activista y conductor de un programa de una emisora de radio local que informa sobre los derechos de los hispanos.

Gutiérrez indicó que ante la aplicación de leyes que hacen más difícil la vida de aquellos que han cruzado la frontera de manera ilegal, algunos consideran seriamente la posibilidad de regresar a sus países de origen o mudarse a otro estado de EU.

"En Arizona los inmigrantes son el blanco de tantas propuestas como ocurrió en Misisipi (durante la década de 1950), cuando se violaron en tantas ocasiones los derechos civiles de los afroamericanos", sostuvo Gutiérrez.

La ley 300

Nuevas leyes del estado de Arizona como la 300, que obliga a estudiantes indocumentados pagar colegiatura como extranjeros en universidades y escuelas públicas, han sido uno de los factores que han obligado a los indocumentados a considerar la posibilidad de marcharse.

publicidad

Asimismo, está el incremento en la cooperación entre agencias policíacas y el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), particularmente en el área metropolitana de Phoenix (Arizona), donde en los últimos 12 meses se han arrestado a más de 6.000 indocumentados, el doble que el año pasado.

Otras agencias del orden como la oficina del Alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, han ganado fama a nivel nacional por "su mano dura" contra los inmigrantes indocumentados.

Durante el presente año, más de 160 agentes de esta dependencia han sido entrenados y certificados por el ICE para cumplir algunas funciones migratorias.

Además, se estableció una línea telefónica para que los residentes del condado pueden aportar información relacionada con el tráfico de indocumentados.

Ley HB2779 de verificación de empleo

Arpaio es la única autoridad en Arizona en hacer cumplir la ley "anti-coyote", que permite presentar cargos contra aquellos indocumentados que pagan por los servicios de un traficante de personas.

"No somos criminales, no puede ser que ahora no podamos ni siquiera salir a la calle ante el temor de que nos pueda arrestar la policía", dijo Juan Ramos, un inmigrante mexicano.

Ramos, como muchos otros, siente gran temor ante la entrada en vigor, a partir de enero de 2008, de la Ley HB2779 que sancionará a los negocios que contraten a indocumentados.

publicidad

"Muchos de nosotros estamos pensando irnos a otros estados, algunos de mis compañeros ya se han ido a Nuevo México", dijo Ramos, quien trabaja en la construcción.

Otros inmigrantes como Juan José Ramírez, originario del estado mexicano de Michoacán y también trabajador de la construcción, ya se prepara para irse a Texas antes del mes de diciembre.

"Tengo amigos y un hermano que me ayudarán a conseguir empleo", afirmó.

Manifestó que otros inmigrantes indocumentados están optando por enviar a sus esposas e hijos de regreso a México, mientras ellos permanecen trabajando en Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad