publicidad
.

Hispanos denuncian persecusión logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

Hispanos denuncian persecusión

Hispanos denuncian persecusión

Campesinos y jornaleros denunciaron ser blancos de una persecución policial injustificada en el centro de Florida.

Aumentan detenciones

SORRENTO, Florida - Campesinos y jornaleros hispanos denunciaron ser blancos de una persecución policial injustificada en el centro de Florida, a raíz de un incidente en el que un alguacil resultó herido.De acuerdo con Tirso Moreno, presidente de la Asociación Campesina de Florida, los alguaciles han concentrado su presencia y aumentado las detenciones de hispanos principalmente en la pequeña ciudad rural de Sorrento, en el noroeste del condado Lake.

"Son apresamientos discriminatorios y racistas contra los campesinos que sienten miedo y temor de salir a las calles, debido a que son detenidos por los policías sólo por parecer hispanos. Les piden identificarse y verificar si son indocumentados", dijo Moreno.

El pasado 23 de marzo, en Sorrento, donde los latinos representan menos del 10 por ciento de la población, el alguacil Cliff McMennamy fue atacado por un grupo de presuntos indocumentados, según el reporte oficial.

El agente se encontraba en la zona rural en respuesta a las quejas de los vecinos debido alto volumen de la música que salía de la residencia de Miguel Gómez, nacido en Texas, arrestado bajo cargos de asalto físico contra un oficial de la ley.

Además de Gómez -puesto en libertad después de pagar una fianza de $120 mil- fueron aprehendidos en posible conexión con el incidente, y entregados a los agentes federales, Rigoberto Cardusa, de 42 años, Juan Gómez Zamora, de 22, Ángel Francisco Nieto Soto, de 30 años.

publicidad

Desde el 23 de marzo, las detenciones en Sorrento, aseguran los campesinos, no paran. De hecho, la misma Comisaría confirmó el pasado 28 de marzo, el arresto durante el mismo fin de semana del incidente, de 20 indocumentados quienes fueron entregados a Inmigración.

Promedio de 19 arrestos

Según archivos de la cárcel del condado Lake, un promedio de 19 hispanos diarios fueron encarcelados en los cinco días que precedieron el incidente de marzo, equivalente a un total de 96 apresados, cifra que representa un aumento de más del 50 por ciento en relación con los arrestos de hispanos del 2007, para la misma fecha.

Congregados en El Mercadito, una tienda de productos mexicanos que se ha convertido en un centro de reunión de los jornaleros del área, los líderes campesinos, junto a John Barry, abogado de la Asociación Campesina, dijeron anoche que los alguaciles de Lake se les estaba yendo la mano en la aplicación de la ley.

"Esto es como dibujar una línea en la arena. Estamos viendo como los departamentos de alguaciles de Florida y alrededor del país tratan de aumentar baratamente sus puntos políticos persiguiendo a los miembros más victimizados, pobres, y los menos defendidos de nuestra población", dijo Barry, refiriéndose a los campesinos hispanos.

El sábado pasado, representantes de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) de Florida se reunieron en el Mercadito con campesinos del área a quienes encomiaron a denunciar si han sido objetos de persecución policial injustificada.

publicidad

ACLU también solicitó una reunión entre los líderes campesinos hispanos y el comisario de Lake Gary Borders, quien condicionó el encuentro a que en el mismo participen todos los sectores de la comunidad de Sorrento.

"Los hispanos somos los que estamos siendo atacados, no el resto de la comunidad", afirmaron los campesinos, que descartaron la propuesta de Borders.

De acuerdo con el sargento John Herrell, portavoz de la Comisaría de Lake, "esta oficina no se enfoca en individuos en base a sus raíces étnicas o culturales. Nosotros apuntamos hacia actividades ilegales, ya que es nuestra responsabilidad es hacer cumplir las leyes del estado en el condado Lake", dijo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad