publicidad
.

Hispanos, claves para las Fuerzas Armadas de Estados Unidos logo-noticia...

Hispanos, claves para las Fuerzas Armadas de Estados Unidos

Hispanos, claves para las Fuerzas Armadas de Estados Unidos

La Casa Blanca homenajeó, en el Día de la Independencia, al millón de hispanos que sirven en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

"Han servido valientemente"

La Casa Blanca homenajeó, en el Día de la Independencia, al millón de hispanos que sirven en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y que contribuyen a hacer de la nación "una de las más fuertes del mundo".

"Los hispanos han servido en todas las guerras desde la fundación de nuestro país", resaltó el coronel Ricardo Morales, director de Joining Forces (Fuerzas Unidas), una iniciativa de la primera dama, Michelle Obama, y la esposa del vicepresidente, Jill Biden, para apoyar a los militares, los veteranos y a sus familias.

Cerca del 11 por ciento de los soldados que sirven en las Fuerzas Armadas son hispanos, según indicó Morales en un comunicado, y hay más de un millón de veteranos latinos "que han servido valientemente" al país.

Cada vez más hispanos

El coronel recordó a las tropas estadounidenses "alrededor del mundo", expuestas a "peligros", y a las familias que les esperan en casa, reportó la agencia.

El Gobierno que preside Barack Obama "está comprometido con ocuparse de todos sus miembros del servicio, los veteranos, y sus familias, y está logrando alcances importantes en servicios esenciales", sostuvo Morales.

"Muchas generaciones han hecho a nuestro país lo que es actualmente; agricultores y maestros, ingenieros y soldados, empresarios y líderes electos; personas de todos los sectores sociales unidos por los mismos intereses", afirmó el coronel.

publicidad

Por eso, "hoy es un día para sentirnos orgullosos del país que hemos creado juntos. A pesar de nuestras diferencias, somos una sola nación, de carácter indivisible", anotó.

Y 237 años después de haber declarado la independencia, "todavía estamos garantizando la libertad y la justicia para todos", agregó Morales.

Un día de barbacoas y familia

El presidente estadounidense celebró este día con una barbacoa con militares y sus familias en la Casa Blanca, y cumplió así con la tradición de homenajear a los miembros de las Fuerzas Armadas cada 4 de julio.

"Cada día estos hombres y mujeres luchan por los ideales que inspiraron el sueño americano hace 237 años", afirmó Obama en los jardines sur de la Casa Blanca.

Obama, con una camisa de manga corta en tonos rosados, estuvo acompañado por la primera dama, Michelle, quien lucía un vestido blanco con estampados en azul y el pelo recogido en un moño.

Horas antes, el mandatario dedicó su tradicional mensaje semanal por radio e internet a destacar el significado de la declaración de independencia de EEUU, que se recuerda cada 4 de julio.

"El 4 de julio de 1776, un pequeño grupo de patriotas declaró que éramos un pueblo donde todos habíamos sido creados iguales; con libertad de expresión y de culto y de vivir de la manera que deseemos", rememoró el mandatario.

publicidad

Antes de proceder a preparar la barbacoa con los militares Obama no se olvidó de felicitar a su hija mayor, Malia, que cumplió 15 años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad