publicidad
Mucha gente esperó el paso de la ambulancia que llevó a la legisladorta a la base aérea en Tucson, desde donde partió hacia Houston, Texas.

Giffords llegó a Houston para su rehabilitación

Giffords llegó a Houston para su rehabilitación

Giffords llegó a Houston para su rehabilitación

Mucha gente esperó el paso de la ambulancia que llevó a la legisladorta...
Mucha gente esperó el paso de la ambulancia que llevó a la legisladorta a la base aérea en Tucson, desde donde partió hacia Houston, Texas.

Legisladora sobrevivió atentado

HOUSTON, tEXAS - La congresista Gabrielle Giffords llegó el viernes a un hospital en Houston para iniciar un tratamiento de rehabilitación de la grave herida sufrida en un intento de asesinato.

Giffords no ha hablado desde que un hombre la hirió de un tiro en la cabeza el 8 de enero, cuando estaba reunida con votantes en Houston.

El hombre hirió a 18 personas, de las cuales seis murieron. Los sobrevivientes, menos Giffords, ya recibieron el alta del hospital.

Giffords será examinada en el Centro Médico Texas y luego trasladada al sector de rehabilitación del mismo instituto.

Simpatizantes con banderas y carteles que decían: "Que te mejores, Gabby" bordearon el itinerario de la ambulancia entre el hospital y la base Davis-Monthan de la Fuerza Aérea en Tucson, donde una ambulancia aérea esperaba para trasladar a Giffords.

publicidad

"Queremos estar aquí para ayudarla y darle una buena despedida y esperar que tenga una gran recuperación", dijo un espectador, el ex infante de marina Al Garcia. "Es gracias a todas estas plegarias que ella puede partir en apenas dos semanas".

Un atacante baleó a Giffords y otras 18 personas el 8 de enero cuando la congresista conversaba con votantes en la puerta de un comercio en Houston. Seis personas, incluidos un juez federal y una niña de 9 años, murieron. Salvo Giffords, los demás sobrevivientes han recibido el alta del hospital.

El único sospechoso, Jared Loughner, está detenido.

Giffords ha mostrado señales de mejoría casi a diario en el Centro Médico Universitario de Tucson.

Su esposo, el astronauta Mark Kelly, que vive y trabaja en Houston, envió el viernes un mensaje por Twitter que decía: "GG va a su próxima fase de recuperación hoy. Muy agradecidos a los doctores y enfermeros en el UMC, la policía de Tucson, la oficina del alguacil... Volveremos a Tucson ni bien sea posible".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad