publicidad
La congresista Gabrielle Giffords, baleada en un ataque en el que murieron seis personas, ha hablado en varias ocasiones con Daniel Hernández, el estudiante hispano que le salvó la vida.

Giffords habla con Daniel Hernández, el hispano que la salvó

Giffords habla con Daniel Hernández, el hispano que la salvó

Hernández declara que está asombrado por la recuperación de la congresista

La congresista Gabrielle Giffords, baleada en un ataque en el que murier...
La congresista Gabrielle Giffords, baleada en un ataque en el que murieron seis personas, ha hablado en varias ocasiones con Daniel Hernández, el estudiante hispano que le salvó la vida.

Hernández declara que está asombrado por la recuperación de la congresista

WASHINGTON, DC "   La legisladora demócrata Gabrielle Giffords, baleada en la cabeza en un ataque en el que murieron seis personas, ha hablado varias veces con el estudiante Daniel Hernández, que la cuidó cuando estaba herida, informó  el diario The Arizona Republic.

Hernández dijo al diario que está asombrado por el grado de recuperación de la legisladora, y que ha hablado con ella varias veces, la más reciente el miércoles, aunque por “respeto a su intimidad” no dio detalles de lo conversado.

“Pero pronto ustedes mismos podrán hablar con ella porque está recuperándose extremadamente bien y muy rápido”, añadió Hernández.

publicidad

En el ataque, perpetrado por un solo individuo armado, otras 12 personas resultaron heridas.

Giffords está internada en el Hospital Memorial Hermann de Houston, Texas, donde se encuentra sometida a tratamientos de rehabilitación y los médicos han dado cuenta de progresos importantes en cuando al habla, la capacidad motora y las destrezas para la vida cotidiana.

Hernández, quien estaba en su quinto día de una pasantía en la oficina de Giffords cuando ocurrió el ataque, corrió hacia la mujer casi tan pronto como ella cayó herida de bala en la cabeza.

Hernández levantó a Giffords, la sentó correctamente para evitar el riesgo de que se asfixiara con su propia sangre, y se quedó con ella pacientemente, con su mano encima de la herida, hasta que llegó la ambulancia. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad