publicidad

Fiscales piden pena de muerte para Dylann Roof, el asesino de Charleston

Fiscales piden pena de muerte para Dylann Roof, el asesino de Charleston

Los fiscales estatales buscarán la pena de muerte contra Dylann Roof, el joven de 21 años de edad acusado de matar a nueve feligreses en Charleston.

Los fiscales estatales buscarán la pena de muerte contra Dylann Roof, el joven de 21 años de edad acusado de matar a nueve feligreses el pasado junio en una iglesia de la comunidad afroamericana de Carolina del Sur, de acuerdo con los documentos introducidos el jueves a la corte.

Los fiscales también mostraron la intención de presentar evidencia sobre el estado mental de Roof, así como antecedentes penales como joven y adulto, así como su aparente ausencia de remordimiento por los asesinatos.

Lea: Dylann Roof se declara no culpable de tiroteo en iglesia de Charleston.

Roof enfrenta cargos estatales que incluyen nueve acusaciones de asesinato en la masacre del 17 de junio en la iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel. Su próxima comparecencia está prevista para octubre.

También enfrenta cargos federales, incluyendo crímenes agravados por el odio racial e interrupción de práctica religiosa, los que son elegibles a pena capital. La procuradora general, Loretta Lynch dijo que los cargos federales eran necesarios para atender de manera apropiada un motivo que, alegan, indudablemente, fue racial. No existe una ley estatal de delitos de odio en South Carolina.

Roof, de raza blanca, fomentó la violencia racial en textos publicados en internet, y las autoridades han dicho que utilizó un manuscrito personal en el que rechazaba la integración y se refería a los negros con insultos racistas.

publicidad

Una acusación federal asegura que Roof planeó durante meses la manera de incrementar la tensión racial en el país y buscaba venganza por los supuestos males que habían sido cometidos en contra de personas de raza blanca.

Y cuando llegó la hora de elegir un objetivo, seleccionó a propósito una iglesia histórica, una institución religiosa centenaria en la historia del estado, "para que el ataque fuera más notorio", de acuerdo con las acusaciones. Los sobrevivientes dijeron a la policía que el perpetrador profirió insultos racistas durante el ataque.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad