publicidad
.

Fallas de seguridad en prisión de Miami Dade derivan en ataque a prision...

Fallas de seguridad en prisión de Miami Dade derivan en ataque a prisionero

Fallas de seguridad en prisión de Miami Dade derivan en ataque a prisionero

Una grave falla de seguridad ocurrida en la prisión de Turner Gilford Knight derivó en el ataque en contra de un recluso que resultó gravemente herido.

Se abren las puertas en celdas de cárcel de Miami /Univision

Imágenes captadas por las cámaras de vigilancia interna en la prisión de Turner Gilford Knight en el noroeste de Miami Dade, revelan una grave falla de seguridad ocurrida el pasado 14 de junio, que derivó en el ataque en contra de un recluso que resultó gravemente herido.

En la grabación obtenida por el Miami Herald se puede ver cómo de repente todas las puertas de las celdas se deslizan y se abren.

Inmediatamente después dos prisioneros salen de sus celdas y uno de ellos recibe lo que parece ser un arma de parte de otro recluso.

Momentos más tarde los dos presos, además de un tercero, al parecer todos armados con cuchillos caseros, se enfrentan a Kenneth Williams, que está en la esquina de un pasillo de la cárcel.

Williams, quien se da cuenta que está en peligro, corre por el pasillo tratando de escapar, pero al no ver otra forma de huir se tira desde la baranda del segundo piso donde se hallaba.

¿Crees que estaba planeado que las celdas se abrieran?

El video de vigilancia ha generado sospechas de que los presos sabían que las puertas se abrirían, y que alguien dentro del sistema carcelario puede haber accionado la característica de "liberación en grupo" del nuevo sistema de seguridad computarizado de la cárcel.

Las escenas no muestran el instante en que Williams se estrella en el nivel inferior, pero muestran al prisionero gimiendo de dolor por la fractura de una vértebra y un tobillo roto, mientras otro recluso viene en su ayuda y se lanza sobre él para proteger al hombre de sus posibles atacantes.

publicidad

Por último los agentes de correcciones ocupan la zona común central y rocían de gas pimienta a los atacantes, a quienes les confiscaron dos garrotes.

Williams, miembro de una conocida banda de Liberty City, fue arrestado por posesión de una cuchilla de contrabando.

Autoridades podrían ser cómplices

Tras el incidente, los investigadores de correcciones están examinando el panel de control computarizado que controla el acceso a las puertas corredizas.

El panel cuenta con un botón de liberación de grupo que, en las unidades normales de estilo dormitorio del TGK, permite realizar recuentos rápidos de los internos. Sin embargo, en un escenario de máxima seguridad, con una sola persona por celda, no se necesita esa función, ya que a los reclusos no se les permite interactuar en un espacio común.

Sin embargo, en un incidente anterior, ocurrido el 20 de mayo, la característica de liberación de grupo se activó misteriosamente. Los agentes de guardia insistieron en que nadie presionó el botón. En esa ocasión no estallaron peleas entre los reclusos.

En respuesta, los técnicos agregaron una característica extra: después de pulsar el botón por primera vez, los agentes deben confirmar por segunda vez que, efectivamente, quieren que todas las puertas de las celdas se abran, de acuerdo al sistema de la cárcel.

Sin embargo, en la noche del 13 de junio, las puertas se abrieron de nuevo. Una vez más, los funcionarios dijeron que no se había pulsado el botón. Dijeron que la iluminación del panel de control se detuvo en el momento del mal funcionamiento.

publicidad

Una revisión de la computadora interna mostró la causa como un error de “operador”, de acuerdo al departamento de correcciones.

Tim Ryan, el director de Correcciones de Miami-Dade, dijo el lunes que si bien "queremos poder confiar en nuestro personal", el departamento está investigando el papel que cualquier agente podría haber desempeñado en el ataque.

Por el momento los fiscales tienen el video de vigilancia y están revisando el incidente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad