publicidad
.

Explotó otra plataforma de petróleo en el Golfo de México logo-noticias....

El pozo de BP, averiado desde abril.

Explotó otra plataforma de petróleo en el Golfo de México

Explotó otra plataforma de petróleo en el Golfo de México

Explotó otra plataforma de petróleo en el Golfo de México

El pozo de BP, averiado desde abril.
El pozo de BP, averiado desde abril.

Reportan nube de humo

NEW ORLEANS - Las autoridades han detectado una mancha de petróleo en el área donde hoy una plataforma petrolera registró una explosión en el Golfo de México, según una portavoz de la Guardia Costera de EU, Elizabeth Bortelon.

Según la portavoz, la mancha es de 1.600 por 30 metros y "no se sabe" de donde proviene exactamente, aunque sí está en los alrededores de la plataforma accidentada, en las mismas aguas donde se encuentra el vertido de BP.

La plataforma accidentada es la Vermilion Oil Rig 380, propiedad de Mariner Energy con sede en Houston (Texas), y está ubicada a unos 160 kilómetros de las costas de Luisiana (EU).

Trece personas que se encontraban en esas instalaciones saltaron al agua con trajes especiales y están a salvo, aunque uno de ellos resultó herido, según informaron las autoridades.

publicidad

Evacuaciones

Todos los afectados fueron evacuados primero en un barco a otra plataforma cercana y después fueron trasladados en helicóptero a un hospital en tierra firme.

El accidente se produjo al oeste de donde se originó el derrame de petróleo de BP, el peor desastre ecológico de la historia de EU., a partir de la explosión que ocurrió el 20 de abril en la plataforma Deepwater Horizon.

Poco después de la explosión, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, informó que el pozo "no está activo", pero dijo que si se produjera contaminación, las autoridades tienen "listos" los recursos para responder.

Un portavoz de Mariner Energy, Patrick Cassady, dijo a CNN que todavía se desconocen las causas del incidente, que la compañía está investigando.

"Parece ser que (los trabajadores) pararon la producción y fueron evacuados", señaló Cassady, además, confirmó que "no hay operaciones de perforación" en esa plataforma e informó que hay siete pozos petrolíferos alrededor de esa plataforma.

Según Cassady, la plataforma estaba en operaciones de construcción por los daños ocasionados por el huracán "Ike", que golpeó el Golfo en 2008, y que el fuego parecía provenir del noroeste de las instalaciones.

El accidente ocurrió en torno a las 14.30 GMT y la Guardia Costera envió varias unidades de rescate y cuatro helicópteros para rescatar a los operarios que saltaron al mar.

publicidad

Tras la explosión, las acciones de Mariner Energy cayeron un 5% y las de otra compañía que pretendía comprarla, Apache Corp., bajaron un 1,8%.

Grupos ecologistas como Sierra Club lamentaron hoy el accidente y expresaron sus preocupaciones y denuncias sobre la extracción de petróleo lejos de las orillas.

"Es muy claro que el enfoque actual de extracción de petróleo en aguas profundas es simplemente muy peligroso. No necesitamos poner los trabajadores estadounidenses en peligro", dijo el grupo en un comunicado.

tras la explosión, siete helicópteros, dos aviones y cuatro botes se dirigían al lugar, unos 130 kilómetros al sur de la bahía Vermilion en la costa central de Luisiana.

La Guardia costera dijo que no se había determinado si se trataba de una plataforma de producción o un pozo, o si había trabajadores a bordo. Se reportó que había una nube de humo, pero no estaba claro si aún había llamas en la estructura, dijo Ranel.

Informes iniciales señalaron que los 13 trabajadores de la estructura se encontraban en el agua. Uno estaba herido, pero no hubo muertos, dijo la Guardia Costera.

La plataforma de Mariner Energy se encontraba en un lugar donde la profundidad es de 762 metros (2.500 pies), y en ese momento no estaba en producción.

La explosión del Deepwater Horizon de BP el 20 de abril provocó la muerte de 11 trabajadores y el derrame de casi 780 millones de litros (206 millones de galones) de crudo en el golfo de México.

publicidad

Dudas

El tapón con que se puso fin al derrame petrolero de tres meses en el Golfo de México será removido el jueves para retirar una pieza averiada y preparar el sellado definitivo del pozo submarino.

Los ingenieros y el gobierno no esperaban que volviera a filtrarse petróleo al levantar el tapón, aunque de todos modos se dispuso que barcos de recolección petrolera estuviesen en el lugar en caso de hacer falta.

El tapón es un cilindro de metal que fue colocado sobre la pieza averiada para cegar definitivamente el pozo el 15 de julio. Cuando se levante el tapón se podrá retirar la pieza y reemplazarla por otra.

Una vez que concluya la operación, mucho dependerá de la estabilidad de un tapón que fue ideado cuando se bombearon cieno y cemento en el pozo abierto. Esencialmente, la presión ejercida hacia abajo sirvió para contrarrestar la presión ascendente.

Sin embargo, el profesor de ingeniería George Hirasaki, de la Universidad de Rice, dijo que todavía era incierto que el cemento se hubiera asentado donde debía para impedir que el petróleo y el gas volvieran a filtrarse.

"Sólo porque no se hayan filtrado durante la prueba no significa que el cemento haya desplazado todo el petróleo y el gas", subrayó.

Por eso mucha gente supuso que completar un pozo auxiliar y bombear en él cieno y cemento sería la solución definitiva de la crisis, agregó Hiraki, quien participó en las tareas de contención de petróleo en un pozo frente a las costas de Luisiana después que una plataforma petrolera submarina se incendió a principios de la década de 1970.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad