publicidad

Ex presidente Bill Clinton fue hospitalizado en Nueva York

Ex presidente Bill Clinton fue hospitalizado en Nueva York

La operación a la que fue sometido el ex presidente Bill Clinton transcurrió "sin problemas", aseguró su médico.

'De buen ánimo'

WASHINGTON, DC - La operación cardiaca a la que fue sometido el ex presidente estadounidense Bill Clinton transcurrió "sin problemas", el pronóstico es "excelente" y será dado del alta el viernes, dijo su médico.

"El pronóstico es excelente", declaró a la prensa el jueves de noche el cardiólogo de Clinton, Alan Schwartz. "Esperamos que pueda regresar a su casa el viernes", agregó.

No es la primera vez que Clinton sufre problemas en el corazón. En 2004 recibió un cuádruple 'bypass' coronario.

¿Quieres saber cómo prevenir un infarto? Aquí tienes las respuestas.

Clinton, de 63 años, fue internado la tarde del jueves en el hospital presbiteriano del campus de (la Universidad) Columbia tras padecer una molestia en el pecho.

Tras consultar con su cardiólogo, fue sometido a dos angioplastias mediante endoprótesis ('stents') en una de sus arterias coronarias.

"El procedimiento se desarrolló sin problemas", precisó Schwartz, agregando que el ex mandatario no padecía síntomas de ataque al corazón, pero que uno de los bypass (puentes) que se le habían practicado en 2004 estaba bloqueado.

Según Schwartz, Clinton fue tratado con dos endoprótesis en la arteria afectada, donde se le colocaron dos pequeñas estructuras tubulares de metal para facilitar la circulación de la sangre que alimenta el miocardio.

publicidad

El procedimiento quirúrgico, relativamente banal y que no necesita abrir el tórax, consiste en introducir la pequeña estructura tubular en la arteria coronaria para evitar que se tape y se produzca un infarto.

Pronto reanudaría labores

El cardiólogo anticipó que si Clinton se recupera como lo anticipa, su paciente podrá incluso reanudar su actividad laboral el próximo lunes.

"Está bien de ánimo, y seguirá concentrándose en el trabajo de su Fundación y en la ayuda a la recuperación de Haití", declaró Douglas Band, su consejero.

El demócrata Bill Clinton fue el presidente número 42 de Estados Unidos y gobernó dos mandatos consecutivos entre 1993 y 2001. Está casado con la secretaria de Estado Hillary Clinton, con quien tuvo una hija, Chelsea.

Clinton había sido sometido en 2004 a un "bypass" (puente) cuádruple para liberar cuatro arterias bloqueadas, tras lo cual se había recuperado satisfactoriamente.

El ex presidente había visitado Haití la semana pasada en el marco de los esfuerzos internacionales para ayudar al país caribeño tras el terremoto del 12 de enero, que dejó más de 200.000 muertos y cerca de un millón de damnificados.

Hillary al pendiente

Cuando su marido fue internado este jueves, Hillary Clinton se encontraba en Washington donde se reunió ese día en la Casa Blanca con el presidente Barack Obama.

publicidad

La secretaria de Estado llegó por la noche a Nueva York para visitar a su marido, a cuya cabecera también acudió su hija Chelsea.

La funcionaria retrasará en un día su partida a la región del Golfo tras la operación cardiaca a la que fue sometido su esposo, dijo el jueves un funcionario del Departamento de Estado.

"Animal político"

A pesar de sus múltiples percances de salud vinculados al corazón, Bill Clinton ha dado muestras de ser un animal político dotado de una energía a toda prueba y a los 63 sigue siendo un protagonista de la vida política del país.

Desde que abandonó la Casa Blanca hace casi una década, Clinton ha recorrido el mundo para dictar conferencias -en su mayoría muy bien remuneradas- desempeñó un papel controvertido en la campaña electoral de 2008 y multiplica iniciativas internacionales para ayudar a los enfermos de sida, a las víctimas del Tsunami en Asia en 2004 o este año a las del sismo en Haití.

Su Fundación con sede en Nueva York facilitó varios acuerdos con empresas farmacéuticas para reducir el costo de los análisis y medicamentos, especialmente contra el sida y la malaria.

Su reelección

Entró definitivamente a la historia de Estados Unidos en 1996 al convertirse en el primer presidente demócrata reelegido desde Franklin Delano Roosevelt.

Todo un éxito para este hombre de origen humilde, del Estado de Arkansas, cuya ambición política empezó a ser satisfecha en 1992, cuando se convirtió con 46 años en el presidente estadounidense más joven desde John F Kennedy. Antes de eso se desempeñó como gobernador de Arkansas.

publicidad

El ex presidente, que durante su gobierno debió convivir con el escándalo por su relación extramarital con Monica Lewinsky, está "dividido entre las ganas de salvar el mundo y las de tomarse su tiempo", escribió hace unos años Robert Sam Anson en la revista Vanity Fair.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad