publicidad
Stephanie Lazarus, ex detective del Departamento de Policía de Los Angeles fue declarada culpable de haber matado a una mujer en 1986.

Ex detective de LA culpable de matar a otra mujer

Ex detective de LA culpable de matar a otra mujer

Stephanie Lazarus, ex detective de la Policía de Los Angeles fue declarada culpable de haber matado a otra mujer en 1986.

Stephanie Lazarus, ex detective del Departamento de Policía de Los Angel...
Stephanie Lazarus, ex detective del Departamento de Policía de Los Angeles fue declarada culpable de haber matado a una mujer en 1986.

El crimen ocurrió en 1986

LOS ANGELES.- Un jurado declaró a Stephanie Lazarus, ex detective del Departamento de Policía de Los Ángeles como culpable de haber matado a la esposa de un hombre al que ella amaba.

Después de 11 días y medio, el panel de ocho mujeres y cuatro hombres, deliberó su decisión en una sala de la corte en la que se encontraban familiares de la víctima, personas cercanas a Lazarus y medios de comunicación.

Lazarus había servido por más de 25 años al Departamento de Policía de Los Angeles y se retiró mientras esperaba el veredicto de su juicio.

Debido a que fue encontrada de asesinato en primer grado, la ley obligaba a que juez Robert J. Perry dictara una sentencia de cadena perpetua pero con la posibilidad de salir bajo fianza.

publicidad

El crimen ocurrió el 24 de febrero de 1986 cuando Stephanie Lazarus golpeó brutalmente a Sherri Rasmussen y luego le disparara tres veces en el pecho.

Tres meses antes del ataque, Rasmussen, de 29 años se había casado con John Ruetten quien había salido con Lazarus durante algunos años.

Los fiscales argumentaron durante todo el juicio que Lazarus tenía sentimientos muy profundos hacia Ruetten y los celos por la decisión de él de casarse con otra mujer, fueron los que la orillaron a cometer el asesinato.

Al momento de la muerte, los detectives estaban convencidos de que Rasmussen había sido asesinada por dos hombres que trataban de robar su casa, ignorando las súplicas del padre de Rasmussen para que se investigara a la detective Lazarus.

Sin embargo el caso se fue enfriando y mientras, Lazarus se convirtió en una especialista en fraude de arte y robo. Después se casó con otro detective de Los Ángeles y el matrimonio adoptó una niña.

Pero el caso se reabrió en 2009 cuando se tomó una muestra de saliva de una mordedura en Rasmussen y gracias a los avances en las pruebas de ADN se apuntó hacia Lazarus.

Oficiales encubiertos trabajaron durante varios días para conseguir una muestra de Lazarus hasta que lo lograron y fue que se confirmó que ella había sido la atacante.

Aunque los abogados de Lazarus pusieron en duda la credibilidad de las pruebas, no fue suficiente para declararla inocente, por lo que desde 2009 fue puesta bajo custodia.

publicidad

Este fue el primer caso en que un oficial del Departamento de Policía de Los Ángeles en activo era arrestado por cargos de homicidio.

Discute esta noticia en nuestros foros

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad