publicidad

EU atrasa los relojes 1 hora

EU atrasa los relojes 1 hora

Los estadounidenses atrasarán los relojes una hora el domingo para dar comienzo al horario de invierno.

Una hora más sueño

Una semana después de lo acostumbrado cada año, los estadounidenses atrasarán sus relojes una hora este domingo para ajustarse al horario de invierno.

El cambio oficial de hora ocurrirá el 4 de noviembre, a partir de las 2 a.m. A esa hora, los relojes deben atrasarse 60 minutos.

Será la primera vez que este ajuste se haga el primer mes de noviembre, pues anteriormente se hacía el último domingo de octubre.

El cambio obedece a la Ley de Política Energética de 2005, que reajustó los días del horario de invierno y verano. El Congreso decidió que el ajuste haría que muchos estadounidenses enciendan las luces de sus viviendas una hora más tarde, lo que se traduce en ahorro de energía.

Atrasar una hora los relojes en invierno y adelantarlos esa hora en verano es una medida muy común en varios países. El problema es que algunos programas de computadoras creados antes de 2005 y que no se hayan actualizado, están programados para adelantar automáticamente la hora el último domingo de octubre o primer domingo de abril, cuando se adelantan los relojes.

Esta dificultad ha generado temores que evocan la preocupación mundial causada hace siete años por el llamado "problema del año 2000" (Y2K).

Cuidado con las viejas

El fallo no sólo puede presentarse en computadoras personales, sino que es probable que afecte numerosos dispositivos que registran la hora y se ajustan automáticamente al horario de invierno, como algunos relojes digitales de pulsera y de pared.

publicidad

En estos casos, el resultado se limitará a una ligera molestia: ajustar la hora manualmente o levantarse al día siguiente con la "hora vieja".

Cameron Haight, analista de Gartner Inc., quien ha estudiado los posibles efectos de la falla del horario de invierno, dijo a The Associated Press que el cambio de hora podría hacer que algunas transacciones bancarias queden desajustadas (en cuando a la fecha u otra en que ésta se realiza).

Hay que estar preparados

También dijo que las computadoras podrían presentar información errónea sobre la hora a la que se realizará una videoconferencia multinacional, y podrían hacer que los usuarios lleguen tarde a sus citas.

La Asociación de Tecnologías de la Información de Estados Unidos refirió que las organizaciones "podrían enfrentar pérdidas significativas si no están preparadas" para realizar el cambio de hora y ajustar los relojes al horario de invierno.

Dave Thewlis, quien dirige CalConnect, un consorcio que desarrolla estándares tecnológicos para programas de calendario y agenda, dijo que resulta difícil saber cuán extendido pudiera ser el problema.

Algunos están desactualizados

En muchas computadoras el cambio de reglas para ajustarse al horario de invierno, sobre todo ahora que el cambio se postergó una semana, puede realizarse en un santiamén, pero en otras máquinas resultaría más complejo.

publicidad

"Ninguna regla dice que uno tenga que representar el tiempo en determinada forma cuando se crea un programa", explicó Thewlis a The Associated Press. "El grado de complejidad en la aplicación del cambio se relaciona con el diseño original y el lugar donde se ubica el código de programación".

Para colmo, hay muchos programas informáticos viejos, cuyos vendedores originales no suministran ya reparaciones o actualizaciones. Algunos aparatos electrónicos, como los relojes de las videograbadoras, no contarían con mecanismo alguno para restaurar su software.

El ajuste se decretó en Estados Unidos y fue seguido por Canadá, pero pocas naciones más lo han adoptado. Ello podría causar enredos en los sistemas de conferencias y otras aplicaciones que operan en varios países a la vez.

No apto para PC pirateadas

Una reparación común es una adición al software que reprograma los sistemas con la nueva fecha de comienzo y fin del horario de verano.

Algunas de esas actualizaciones van dirigidas a sistemas específicos, mientras que otras tienen implicaciones más amplias, como una de Sun Microsystems Inc. para versiones más viejas del Java Runtime Environment, que suele ser la base de aplicaciones en computadoras y páginas de internet.

Microsoft ha lanzado su reparación automática del problema mediante el envío de los "parches" por la internet para computadoras basadas en Windows.

publicidad

Los usuarios que tienen desactivada la actualización automática pueden descargar la reparación de la página de Microsoft.

Las nuevas computadoras con el sistema operativo Windows Vista son inmunes.

Reparaciones escasas

Pero las computadoras con sistemas operativos anteriores a la versión más reciente de Windows XP, conocida como Service Pack 2 (SP2), no recibirán ningún tipo de reparación.

Según datos de Microsoft, el 20 por ciento de las 300 millones de versiones de Windows XP son pirateadas, y las PCs que ejecutan sistemas operativos que no son reconocidos por Windows no pueden recibir el SP2.

Los dueños que no tengan Windows XP SP2 en sus máquinas deberán abrir el panel de control para desactivar la función que ajusta automáticamente el reloj al horario de verano. Deberán hacer el cambio manualmente cuando llegue la fecha.

Ese grupo de usuarios es muy grande. De acuerdo con Gartner, tan sólo Windows 2000 funcionaba todavía en el 14 por ciento de las computadoras personales de todo el mundo en 2006.

Revise sus programas

Para las personas que almacenan sus citas en Microsoft Outlook u otros programas de calendario (en vez de hacerlo en servicios de internet como Google Calendar), la situación es más comprometida.

Hay reparaciones, pero las citas programadas antes de enmendar el software seguirían registradas en el horario de verano.

Microsoft recomienda que los usuarios obtengan de la internet un programa llamado tzmove (movimiento de zona horaria), el cual puede ajustar todas las citas a las nuevas reglas. Otros proveedores ofrecen herramientas similares para sus sistemas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad