publicidad

Estudiar o no a las células madre

Estudiar o no a las células madre

La cura de enfermedades hasta ahora incurables son los nuevos retos de la ciencia que se enfrenta a la controversia social y política.

En el verano de 2006 el presidente George W. Bush frenó un proyecto de ley que pretendía eliminar la prohibición de utilizar fondos públicos para la investigación con células madre en Estados Unidos. Sin embargo, los algunos expertos aseguran que no es necesario el uso de células madre provenientes de embriones para curar enfermedades como la leucemia y el cáncer.

"No hay un solo paciente que haya sido curado por el uso de células madre embrionarias", aclaran los doctores indicando que es gracias a las células madre adultas que enfermedades como el mal de Alzheimer o Parkinson han sido tratadas con éxito.

El estudio de las células madre no es nuevo, desde la década de los 60 se han efectuado transplantes de éstas para tratar una gran variedad de enfermedades, aunque fue hasta 1988 que se usaron las células provenientes del cordón umbilical -células madre adultas- para llevar a cabo transplantes de células madre sanguíneas.

Aborto sí, estudios no

Pero a pesar de que hace más de 30 años el aborto es legal en Estados Unidos, el estudio de las células madre ha provocado controversias éticas y tanto organizaciones religiosas como activistas en pro de la vida han dicho que dichos estudios destruyen la vida de los seres humanos que acaban de ser procreados.

Sin embargo, recientes estudios han encontrado que no sólo los embriones humanos son fuente de células madre, sino que el mismo líquido amniótico que rodea al embrión también las contiene. células madre.

publicidad

Precisamente son estas células adultas o 'multipotenciales' las que se utilizan en la medicina regenerativa actual como valiosa alternativa al transplante medular y que en caso de ser permitido su estudio, servirían para la reparación de tejidos y órganos, además de que abrirían una puerta a la cura del Alzheimer, del mal de Parkinson y el de Lou Gehrig.

Los candidatos a favor

La senadora Hillary Clinton es una de las partidarias del estudio de las células madre, quien en 2005 patrocinó su investigación antes de que el presidente Bush lo vetara, declarándolo enemigo de la ciencia diciendo que "la administración actual realmente ha provocado un alto en la guerra contra cáncer". Por su parte, Barack Obama, Joe Biden y hasta el republicano Rudy Giuliani, abogan por relajar las restricciones federales respecto al estudio de las células madre, con tal de encontrar la cura a enfermedades hasta ahora incurables.

Mientras que los republicanos Sam Brownback y Mitt Romney hablan de usar células madre adultas así como embriones humanos derivados de tratamientos de fertilidad, respectivamente, para que no se toque ninguna vida humana, demostrando su lado conservador.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad