publicidad
El Corán es el libro sagrado de los millones de musulmanes que profesan el Islam.

Estalla polémica porque pastor evangélico quiere quemar el Corán

Estalla polémica porque pastor evangélico quiere quemar el Corán

Revuelo porque pastor cristiano que quiere quemar el Corán

El Corán es el libro sagrado de los millones de musulmanes que profesan...
El Corán es el libro sagrado de los millones de musulmanes que profesan el Islam.

Petraeus: Podría causar problemas

WASHINGTON, DC - Terry Jones, pastor de la iglesia Dove World Outreach en Florida, ratificó esta mañana que seguirá adelante con su plan para quemar copias del Corán en el noveno aniversario de los ataques terroristas en New York y Washington.

Mientras tanto, el jefe de las tropas de Estados Unidos en Afganistán, general David Petraeus, advirtió que la quema del libro sagrado de Islám "podría causar problemas significativos" para las fuerzas estadounidenses en ultramar.

Pero Jones, en una entrevista esta mañana con la red CNN de televisión por cable, sostuvo que Estados Unidos "enfrenta un enemigo con el cual no se puede dialogar".

"Es un enemigo al que debe mostrársele fuerza", añadió Jones quien dirige esa iglesia carismática cristiana con sede en Gainesville, Florida.

publicidad

Jones añadió que la acción "no es ni un acto de amor ni un acto de odio sino una advertencia sobre la amenaza que representa Islam", agregando que ha decidido declarar el 11 de septiembre como "el día internacional de quemar un Corán".

Protesta en Kabul

Cientos de personas manifestaron ayer en Kabul, Afganistán, en una protesta contra la quema de copias del Corán planificada por Jones.

Petraeus indicó que "si la quema se llevase a cabo, la seguridad de nuestros soldados y civiles estará en peligro mayor y se tornará más difícil el logro de nuestra misión" en Afganistán.

Las protestas contra el plan de Jones se han extendido desde los musulmanes en Estados Unidos a los miles de personas que el domingo se congregaron en torno a la embajada estadounidense en Yakarta.

También han expresado su preocupación y su protesta contra la quema del libro la Asociación Nacional de Evangélicos, mientras que dirigentes cristianos, musulmanes, judíos e hindúes en Gainesville han organizado una "congregación para la paz" que hará una vigilia en la víspera del 11 de septiembre.

La amenaza hecha por la iglesia estadounidense de quemar copias del Corán podría poner en peligro a las tropas de Estados Unidos en Afganistán y a los estadounidenses en todo el mundo, advirtió el martes el comandante de la misión de la OTAN en el país asiático.

publicidad

"Las imágenes de la quema del Corán sin lugar a dudas serían usadas por extremistas en Afganistán -y el resto del mundo- para inflamar a la opinión pública e incitar a la violencia", dijo el general David Petraeus en un correo electrónico a The Associated Press.

La amenaza de quemar ejemplares del Corán fue hecha por el Dove World Outreach, una iglesia evangélica cristiana con sede en Florida que sigue una filosofía antiislámica.

Petraeus hizo las declaraciones después de una protesta realizada el lunes por cientos de afganos por los planes del Centro Dove World Outreach en conmemoración de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos que dieron pie a la guerra en Afganistán.

Los musulmanes consideran al Corán la palabra de Dios y que debe tratarse con el máximo respeto. Cualquier daño intencional es sumamente ofensivo.

Petraeus advirtió que las imágenes de un Corán en llamas podrían ser usadas para incitar sentimientos antiestadounidenses de manera similar a como lo hicieron las fotos del abuso a los prisioneros de la cárcel de Abu Graib en Irak.

"Me preocupan mucho las repercusiones potenciales de la posible quema (del Corán). Incluso el rumor de que podría realizarse ha causado protestas como la de ayer en Kabul", dijo Petraeus en su mensaje. "Si la quema se realiza, la seguridad de nuestros soldados y civiles se pondría en peligro y dificultaría el cumplimiento de la misión".

publicidad

La embajada de Estados Unidos en Kabul condenó en un comunicado los planes de la iglesia y dijo que Washington estaba "profundamente preocupado por los intentos deliberados por ofender a los miembros de grupos religiosos o étnicos".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad