publicidad

Estados Unidos prevé una política más restrictiva sobre armas nucleares

Estados Unidos prevé una política más restrictiva sobre armas nucleares

El gobierno anuncia una nueva política sobre armas nucleares que reduce las circunstancias en que se usarán.

Un nuevo mundo

WASHINGTON, DC - El gobierno del presidente Barack Obama se prepara para anunciar una nueva política sobre armas nucleares que reduce las circunstancias en que Estados Unidos recurriría a ese armamento, al tiempo que mantiene la protección nuclear a los aliados, dijeron autoridades estadounidenses.El gobierno planteará un equilibrio delicado en el documento con la nueva política, llamada una revisión de la postura nuclear, que será divulgada el martes al cabo de todo un año de deliberaciones encabezadas por el Pentágono y de consultas con gobiernos aliados.

Es posible que el documento incluya la intención de que disminuya la dependencia estadounidense en las armas nucleares para su defensa nacional mediante la reducción de potenciales objetivos atómicos de Estados Unidos.

La postura refleja el compromiso del presidente Obama de avanzar hacia un mundo libre de armas nucleares y podría reforzar la demanda de Estados Unidos de que otros países reduzcan sus arsenales de armas atómicas o dejen de desarrollarlas.

La política revisada sobre el armamento nuclear es la primera desde el 2001 y la tercera desde que la Guerra Fría terminó hace dos décadas.

La Casa Blanca también proyecta solicitarle a Rusia el comienzo de conversaciones para adoptar los primeros límites en las armas atómicas de corto alcanza, un sector en el que Rusia tiene ventaja, dijeron los funcionarios, quienes hablaron en forma anónima debido a que no estaban autorizados a abordar detalles de la nueva política antes de su divulgación.

publicidad

Esas conversaciones serían una continuación de las negociaciones para el tratado recientemente concretado "Nuevo START" sobre la reducción de las armas atómicas de largo alcanza. Obama y el presidente ruso Dmitry Medvedev tienen previsto firmar este convenio el jueves en Praga.

El martes, el ministro ruso de Relaciones Exteriores Sergey Lavrov dijo que Moscú se reserva el derecho de retirarse del nuevo tratado de control de armas con Estados Unidos si cree que los sistemas de defensa misilística norteamericanos, ahora con planes para incluir a Rumania, amenazan su seguridad.

Durante una conferencia de prensa, Lavrov agregó que Moscú comparte la meta de Obama de un mundo libre de armas nucleares, pero dijo que otras naciones deben unirse al proceso de desarme.

Según los funcionarios estadounidenses, con la nueva política, el gobierno de Obama no renuncia al uso de los arsenales atómicas en casos de represalia ante un ataque nuclear, en contraste a lo que propugnan algunos pacifistas.

Sin embargo, la nueva política sobre armas nucleares de Estados Unidos subrayará que tiene como propósito "principal" o "fundamental" disuadir o responder a un ataque nuclear.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad