publicidad
Chuck Hagel, Secretario de Defensa de Estados Unidos.

Estados Unidos ordena una profunda revisión de su fuerza nuclear ante escándalos

Estados Unidos ordena una profunda revisión de su fuerza nuclear ante escándalos

La revisión fue ordenada por Hagel tras los escándalos por posesión de drogas y falsificación de exámenes.

Chuck Hagel, Secretario de Defensa de Estados Unidos.
Chuck Hagel, Secretario de Defensa de Estados Unidos.

Oficiales del Pentágono reconocieron que "problemas sistemáticos" en la sección nuclear.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ordenó una profunda revisión de la fuerza nuclear del Pentágono tras los escándalos por posesión de drogas y falsificación de exámenes en los que se han visto envueltos 37 de sus oficiales.

"Confiamos en la seguridad del arsenal nuclear de este país, pero dicho esto, está claro que tenemos algunos problemas. Aunque la mayoría de ellos parecen ser de carácter personal", dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby.

La decisión del Pentágono de hacer una minuciosa revisión de su fuerza nuclear llega una semana después de que suspendiera a 37 oficiales encargados de las bases de lanzamientos de misiles nucleares por posesión de drogas y por copiar en exámenes de certificación.

publicidad

En respuesta a estos escándalos, el Pentágono convocará una reunión especial entre oficiales de distintos rangos para examinar "la salud" de la fuerza nuclear, al tiempo que se da 60 días para elaborar un "plan de acción" y nombrará a un comité de antiguos miembros para que efectúen una revisión independiente.

El portavoz del departamento de Defensa admitió que "hay problemas sistémicos" en la sección nuclear del Pentágono, donde algunos oficiales "no han cumplido con sus responsabilidades".

Por ello, Hagel pretende que el exhaustivo examen dé paso a la solución de estos problemas, así como a la "rendición de cuentas" por parte de los oficiales involucrados en estos escándalos.

Treinta y cuatro oficiales con cargos de responsabilidad en las instalaciones nucleares en la Base Aérea de Malmstrom (Montana) falsearon exámenes y otros tres están implicados en un caso de posesión de drogas.

La investigación del Pentágono, en la que se destaparon estos escándalos, comenzó por las sospechas de posesión de drogas de una decena de soldados en seis bases militares estadounidenses en Estados Unidos y Reino Unido, dos de las cuales controlan arsenales nucleares: Malmstrom y Warren (Wyoming).

La investigación se amplió luego y se decidió sancionar a 34 oficiales de la Base Aérea de Malmstrom por haber obtenido certificaciones de manera fraudulenta.

publicidad

Los que copiaron en los exámenes perderán las certificaciones que obtuvieron y otros 190 oficiales encargados de asegurar, mantener y desplegar misiles nucleares se verán obligados a pasar de nuevo las pruebas.

Estos escándalos se suman al del mes pasado, cuando el Pentágono expulsó de su cargo a un general encargado de los misiles nucleares terrestres de Estados Unidos por haberse emborrachado y pasar tiempo con mujeres en un viaje a Rusia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad