publicidad
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Estados Unidos defiende el rescate fallido de rehenes en Yemen

Estados Unidos defiende el rescate fallido de rehenes en Yemen

Varios funcionarios estadounidenses afirmaron que no tenían otra opción que lanzar la operación, que falló.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Varios funcionarios estadounidenses defendieron el rescate que costó la vida a un fotoperiodista norteamericano y un profesor sudafricano, secuestrados por Al Qaeda en Yemen, y afirmaron que no tenían otra opción que lanzar la operación.

publicidad

Los secuestrados, Luke Somers, un fotoperiodista de 33 años, y Pierre Korkie, un profesor sudafricano de 57, murieron el sábado a manos de sus captores cuando comandos estadounidenses irrumpieron en el escondite donde Al Qaida los tenía retenidos, informa la Agencia France Press.

La fallida operación se produjo luego de que el grupo estableciera un plazo de 72 horas tras el cual iba a ejecutar a Somers, y solo un día antes de la liberación negociada de Korkie.

El presidente estadounidense Barack Obama, quien calificó la muerte de los rehenes como un "bárbaro asesinato", dijo que había autorizado la operación ya que un video y otras fuentes de información "indicaban que la vida de Luke estaba en peligro inminente".

"Estados Unidos no va a escatimar ningún esfuerzo para utilizar todas sus capacidades a nivel militar, de inteligencia y en el terreno diplomático para devolver a casa a salvo a ciudadanos estadounidenses, donde sea que estén", señaló el mandatario.

Por su parte, el secretario de Defensa norteamericano Chuck Hagel, dijo en un comunicado que la misión era "extremadamente peligrosa y complicada", y añadió que "estas operaciones siempre presentan riesgos".

Según un alto funcionario de Defensa estadounidense, había "indicios" de que el grupo Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), la poderosa rama de la organización que opera en Yemen, "estaba preparándose para matar" a Somers.

Muere el rehén estadounidense Luke Somers a manos de Al Qaeda /Univision

Siempre hay riesgos, sostienen

"Se podía actuar tomando el riesgo, o dejar que la fecha límite pasara. Y nadie estaba dispuesto a hacer eso", dijo el funcionario, quien acompañó a Hagel en su visita a Kabul.

Sommers, quien trabajaba como fotógrafo independiente para varios medios, incluyendo la BBC, había sido secuestrado en Saná en septiembre de 2013, mientras que Korkie fue secuestrado junto a su mujer en mayo de ese año.

Tanto Korkie como su mujer, que fue liberada a principios de 2014, trabajaban como profesores en Yemen desde hace 4 años.

La asociación caritativa musulmana Gift of the Givers negociaba hace más de un año la liberación de Korkie, que estaba programada para este domingo.

En la fallida operación, 40 agentes estadounidenses bajaron de un helicóptero durante la noche a unos 10 kilómetros del lugar donde estaban retenidos Somers y Korkie, un escondite ubicado en Shabwa, en el sudeste del país.

publicidad

Al menos cinco secuestradores murieron en la operación, en la cual Estados Unidos no registró bajas.

"Cuando se perdió el elemento sorpresa, y comenzó el tiroteo, ahí es pensamos que fueron ejecutados (los rehenes)", dijo el funcionario.

Para Mustafa Alani, especialista en Seguridad del centro de estudios Gulf Research Centre, con sede en Ginebra, la operación falló debido a la debilidad de la información de inteligencia recolectada por Estados Unidos sobre el lugar donde estaban los rehenes y sobre los movimientos de sus captores.

"Los estadounidenses tienen la capacidad de movilizar efectivos pero sus datos siguen siendo flojos", explicó el experto.

RSF insta a EEUU a revisar su política

Por su parte, Reporteros sin Fronteras (RSF) instó a Estados Unidos a revisar su política ante casos de secuestros en el extranjero, tras la muerte del fotoperiodista Somers.

"Volvemos a pedir al Gobierno de EEUU, que había anunciado su intención de revisar su política sobre rehenes, que explore todos los caminos alternativos a la opción militar", declaró en un comunicado el secretario general de RSF, Christophe Deloire, de acuerdo a lo que informó la agencia Efe.

Esa organización defensora de la libertad de prensa subrayó que esa revisión "imperativamente debe hacerse sobre la base de una consulta con los antiguos rehenes -estadounidenses y extranjeros- y de las familias que lo deseen, así como con sus empresas y las ONG afectadas".

publicidad

"Los secuestros de profesionales de la información se han multiplicado en los últimos años y cada más con finales trágicos", agregó RSF, que recordó que Somers es el tercer periodista estadounidense capturado por un grupo islamista radical que muere este año, tras las ejecuciones de James Foley y Steven Sotloff en Siria, a manos del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad