publicidad

Estados Unidos conmemora el "Día de los Caídos"

Estados Unidos conmemora el "Día de los Caídos"

Estados Unidos conmemora este lunes el "Memorial Day" o "Día de los Caídos" con honores militares, flores y toques de silencio.

Más muertos en guerras

MIAMI - Con el precio de la gasolina en alza, un agrio debate entre el presidente Barack Obama y el ex vicepresidente Dick Cheney sobre el cierre de Guantánamo, el recrudecimiento de la guerra en Afganistán y un incremento de la violencia en Irak, Estados Unidos conmemora este lunes el Memorial Day o "Día de los Caídos" con honores militares, flores y toques de silencio.

De acuerdo con datos del Departamento de Defensa, en Irak hay estacionados más de 130 mil tropas estadounidenses, y cerca de 38 mil en Afganistán. Otros 21 mil serán emplazados en septiembre por orden de Obama.

Desde el comienzo de la invasión de Irak –para derrocar al gobierno de Saddam Hussein el 19 de marzo de 2003- al menos 4,229 soldados de norteamericanos han muerto según un balance elaborado por la Agencia Francesa de Noticias ( AFP), a partir de información publicada por el sitio independiente 'icasualties.org'.

Mientras, en Afganistán han muerto también 687 soldados estadounidenses, según el conteo de la organización icasualties.org.

En Afganistán, la organización Human Rights Watch acusó a los militares estadounidenses de no hacer lo suficiente para reducir las bajas civiles durante las batallas en Afganistán y reclamó el viernes "cambios fundamentales" para evitar muertes masivas de civiles como las producidas durante un ataque aéreo este mes.

publicidad

Obama vs. Cheney

Por estos días el pensamiento de muchos estadounidenses no está en la crisis económica, el desempleo, la amenaza del quiebre de el sistema de seguridad para dentro de un par de años o el debate de la reforma migratoria. La atención está puesta en la discusión que sostienen Obama y Cheney sobre las políticas de seguridad adoptadas bajo la administración del ex Presidente George W. Bush entre 2001 y el 20 de enero de 2009.

Obama apuntó el jueves que el país se alejó de la "senda correcta" en materia antiterrorista durante los últimos ocho años, una afirmación que de inmediato rebatió Cheney, ex número dos de la Casa Blanca de Bush.

Cheney replicó defendiendo las decisiones antiterroristas del Gobierno de y sus técnicas de interrogación, mismas que Barack Obama ha calificado como "tortura".

"Nunca se permitió la tortura y los métodos se revisaron de forma cuidadosa desde el punto de vista legal antes de ser aprobados", dijo Cheney en un discurso sobre seguridad nacional en un centro de estudios conservador de Washington.

"Fui y sigo siendo un firme defensor de nuestro programa de interrogatorios refinados", insistió el ex vicepresidente, quien añadió que esos interrogatorios, que incluyeron la asfixia simulada, fueron "legales, esenciales, justificados, exitosos y lo correcto".

publicidad

"Decisiones apresuradas"

Obama no quita el dedo del renglón. En un discurso pronunciado en la sede de los Archivos Nacionales, que alberga entre otros documentos emblemáticos el texto original de la Constitución, reconoció que Estados Unidos se había adentrado en una "nueva era", tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra Washington y Nueva York.

Lamentó, sin embargo, que el Gobierno de su predecesor, Bush, tomara una serie de "decisiones apresuradas" que no se inspiraron en los valores democráticos estadounidenses.

Dijo creer que esas medidas se basaron en un "deseo sincero" de proteger al pueblo estadounidense, pero estuvieron guiadas "a menudo", por el miedo y la falta de visión de futuro.

Obama criticó también el que con frecuencia se manipularan los datos, para que se ajustaran a las "predisposiciones ideológicas".

La "era del miedo"

La guerra de palabras entre Obama y Cheney no termina en Guantánamo. El presidente se explayó y dijo el jueves, respecto a la política de seguridad dirigida por Bush que  "en lugar de aplicar de forma estratégica nuestro poder y nuestros principios, los dejamos de lado con demasiada frecuencia como lujos que no nos podíamos permitir".

"Y en esa era del miedo, muchos de nosotros, demócratas y republicanos, políticos, periodistas y ciudadanos nos quedamos callados", insistió el mandatario.

publicidad

Mencionó, además, que "las decisiones que se tomaron durante los últimos años se basaron en un enfoque legal improvisado para luchar contra el terrorismo, que no era ni efectivo ni sostenible".

Y recordó que, desde su llegada a la Casa Blanca a finales de enero, ha adoptado ya varias medidas para proteger al pueblo estadounidense, como la prohibición de interrogatorios abusivos a sospechosos de terrorismo.

Decisión insensata

Según el ex vicepresidente, Cheney, la decisión de Obama de prohibir ese tipo de prácticas (interrogatorio de detenidos en Guantánamo) es completamente "insensata".

"Es una temeridad encubierta de rectitud que hará que el pueblo estadounidense esté menos seguro", afirmó.

El ex número dos de Estados Unidos atacó también la decisión de Obama de desclasificar varios documentos que detallan cómo el anterior Gobierno dio luz verde a la CIA para endurecer los interrogatorios.

"Al público se le dijo menos de la mitad de la verdad", afirmó Cheney, quien apuntó que se borró en los documentos lo que logró descubrir el Gobierno gracias "a los métodos en cuestión".

Cheney criticó también la decisión de Obama de clausurar la prisión de Guantánamo.

¿Qué se conmemora?

Pero, ajeno al debate político sobre la guerra, Guantánamo y los interrogatorios de la CIA, miles de estadounidenses vestirán sus mejores galas para conmemorar un feriado que se creó en el siglo XIX para recordar a los soldados que murieron en la Guerra Civil estadounidense de 1860.

publicidad

Se trata de un día que será observado en diferentes partes del país por millones de estadounidenses (sobretodo aquellos con parientes en las Fuerzas Armadas), con vigilias, desfiles y servicios religiosos.

Uno de los propósito será destacar el sacrificio de los casi 4,230 héroes que, desde finales de 2001, han muerto en Irak y Afganistán, y también un día para reconocer el sacrificio de los miles de soldados que han resultado lesionados en las guerras de Irak y Afganistán.

Dos años después de comenzada la guerra en Irak, la Casa Blanca de Bush reconoció que basó sus conclusiones sobre la presunta proliferación de armas de destrucción masiva en fuentes de inteligencia poco creíbles.

Verano y seguridad

Más allá de las conmemoraciones, "Memorial Day" o "Día de los Caídos" marca el inicio de la temporada de verano, donde millones lo aprovecharán para compartir con la familia, encender una parrillada con carne asada o viajar a un destino especial.

Esta masiva movilización hace que los gobiernos de los diferentes estados de la nación recuerdan a los conductores sobre la importancia del cinturón de seguridad y de no manejar bajo la influencia del alcohol.

Pese a que el precio de la gasolina está por las nubes (el costo promedio sobrepasa los $2.35 por galón), la Asociación Americana de Automovilistas (AAA) calcula que entre 35 y 40 millones de personas viajarán por carretera al menos más de 50 millas de sus hogares.

publicidad

Campaña nacional

Pero no solo los gobiernos estatales y municipales están preocupados por la seguridad de los estadounidenses en las carreteras en este feriado del Día de los Caídos.

El gobierno federal anunció el lanzamiento de una campaña nacional sobre el uso del cinturón de seguridad para prevenir muertes y lesiones durante accidentes carreteros.

Un estudio divulgado en Washington por el Departamento de Transporte (DOT) reveló que 1,652 vidas pudieran ser salvadas y 22,372 heridas serias pudieran ser evitadas cada año en las carreteras estadounidenses si la tasa de uso de los cinturones de seguridad subiera a 90% en cada estado.

La campaña, denominada ' Click it or Ticket', tiene como objetivo elevar la tasa de uso del cinturón de seguridad y salvar el mayor número de vidas posibles, señaló el DOT en un comunicado.

"Usar un cinturón de seguridad no cuesta nada y sin embargo es el método de seguridad en el tránsito más efectivo que se haya inventado", dijo el Secretario de Transporte Ray LaHood. "Queremos que el pueblo estadounidense sepa que al no ponerse su cinturón de seguridad, usted no solamente arriesga sufrir una herida seria o la muerte, sino también arriesga obtener una multa", agregó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad