publicidad

Encuesta de AP muestra empate virtual entre Obama y McCain

Encuesta de AP muestra empate virtual entre Obama y McCain

Según una encuesta de la Associated Press-Gfk que muestra que McCain y Barack Obama están empatados.

Votantes definirán

WASHINGTON, DC - Todas las encuentas sobre voto de intención presidencial favorecen a Barack Obama frente a John McCain menos una, que da un empate virtual entre ambos candidatos.

La noticia sorprende porque el sondeo más beneficioso le otorga un margen de victoria al candidato demócrata del 7.5 por ciento sobre el republicano, y algunas muestran diferencias hasta de 15 puntos porcentuales.Sin embargo, según una encuesta de la Associated Press-Gfk muestra que McCain y Barack Obama están empatados virtualmente entre los votantes. ¿Estará equivocada la encuesta de  AP-Gfk o hay factores de medición que pueden ofrecer resultados distintos a los previstos por la mayoría de firmas hasta hoy?Habrá que esperar a los votantes el 4 de noviembre para que despejen las dudas. Entre tanto, la nueva encuesta parece incomodar y animar a las respectivas campañas. Al menos así se deduce de  los mensajes de los candidatos en las últimas presentaciones.

Por un lado Obama ha llamado a no bajar la guardia, mientras que McCain dice que la batalla no está perdida y sigue dando la pelea.

"Mi oponente parece muy confiado estos días", dijo McCain en un acto en New Hampshire, avisando que la lucha continúa. "Está preparando otro de esos grandes espectáculos, como si la elección se hubiera terminado", criticó.

Pero el candidato demócrata dijo después de su último debate: "No es bueno que piensen que todo está listo. Tengo que pedirles mucha cautela y trabajo para lograr el inicio del cambio el 4 de noviembre".

publicidad

¿Tú qué opinas? ¿Crees que las encuestas se pueden equivocar?

Qué dice la encuesta de AP

La encuesta de AP-Gfk dice que el candidato presidencial republicano John McCain está ganando el apoyo de los blancos y los trabajadores que ganan menos de $50,000 al año y confirma que los candidatos están empatados virtualmente.

La encuesta muestra a Obama con un índice de popularidad del 44 por ciento y a McCain con 43 por ciento.

También confirma lo que algunos demócratas y republicanos han dicho recientemente: la carrera electoral se ha vuelto más competitiva desde el último debate presidencial, ya que muchos votantes republicanos se han decidido por su partido de toda la vida.

Hace tres semanas, otra encuesta AP-Gfk mostró que Obama llevaba una ventaja de siete puntos por encima de McCain.

La posición del demócrata quedó reforzada por todos aquellos votantes que consideraron que era el candidato demócrata era el más adecuado para lidiar con la crisis financiera.

Nada está asegurado

El resultado de las elecciones aún no está asegurado y la división entre los votantes está clara a menos de dos semanas de las elecciones del 4 de noviembre.

En la última encuesta George Washington University Battleground, Obama y McCain también quedaban empatados.

Existen muchas razones por las cuales las encuestas muestran resultados distintos, incluyendo los métodos que utilizan para estimar a gente proclive a votar y la manera como se redactan las preguntas.

publicidad

La encuesta de la AP-Gfk tiene un margen de error de más o menos un 3,5%, lo que significa que Obama podría encabezar con hasta ocho puntos de ventaja o quedar detrás de McCain con seis.

Desconciertan resultados

El resultado de la encuesta de AP genera cierto desconcierto, pues la ventaja -en algunos casos de dos dígitos- de Obama ha llevado a vaticinar una victoria aplastante.

Entre los triunfalistas está el influyente sitio web conservador Drudge Report, que abre hoy su lista de noticias con un titular que dice "Victoria arrolladora como (Ronald) Reagan" y que remite al último sondeo de la firma encuestadora Zogby, que sitúa la ventaja de Obama próxima al 10 por ciento.

Otro estudio de opinión publicado hoy por el diario The Wall Street Journal concede al demócrata 10 puntos de ventaja sobre su rival republicano John McCain, mientras que el Centro Pew le dio 14 puntos el martes.

Real Clear Politics, un sitio de internet que realiza una media de las distintas encuestas, le da hoy 7,3 puntos de superioridad.

"Si estos números se mantienen (...), se ajustan al modelo de 1980 de la victoria de Reagan sobre (Jimmy) Carter", dice el encuestador John Zogby.

Aún no se han acabado

Ronald Reagan derrotó a Carter en 44 de los 50 estados del país en 1980 y fue reelegido en 1984 con el apoyo de todos los estados, menos Minesota y el Distrito Federal de Columbia (DC), en la que supuso la victoria más aplastante hasta la fecha en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

publicidad

Por su parte, Charlie Cook, un prestigioso analista independiente, señaló el sábado que estas elecciones "todavía no se han acabado, pero las cosas pintan muy mal para los republicanos y parecen estar empeorando".

Aun así, los demócratas piden no dar las elecciones por ganadas. El propio Obama instó el pasado día 16 a no dejarse llevar por la complacencia.

Para aquellos que ya empiezan a verse en la Casa Blanca "tengo dos palabras: Nuevo Hampshire", dijo en referencia al estado en el que, durante las primarias, las encuestas le daban una clara ventaja sobre su rival Hillary Clinton y donde se impuso la senadora.

"Hemos estado ya antes en situaciones en las que éramos los favoritos, la prensa empezó a dejarse llevar y acabamos recibiendo un tortazo", declaró el candidato.

El efecto Bradley-Wilder

Las encuestadoras producen cifras precisas y gráficos brillantes, pero un sondeo de la opinión no es una ciencia exacta, especialmente en esta recta final de campaña presidencial en Estados Unidos.

¿El candidato republicano John McCain o el demócrata Barack Obama? Vaticinar con precisión la opinión del país basándose en entrevistas a muestras de 2,000 personas o menos nunca había sido tan difícil como en las últimas semanas.

"Va a ser una elección muy difícil de predecir porque no podemos utilizar modelos estadísticos normales", dijo a la agencia AFP Steffan Schmidt, profesor de ciencias políticas en la Universidad del Estado de Iowa.

publicidad

La mayor incertidumbre reside en la variable del racismo, en una elección en la que Obama aspira a convertirse en el primer presidente negro de la historia de Estados Unidos.

Existe una teoría denominada "el efecto Bradley-Wilder" según la cual mucha gente dice a los encuestadores que respalda a Obama para no parecer racista.

Sin embargo, según esa hipótesis, en la intimidad de las cabinas de votación el 4 de noviembre, esa gente optará por McCain, el candidato blanco.

En otras palabras, la ligera pero firme ventaja de que goza el senador de Illinois en las encuestas de intención de voto podría esfumarse el día de los comicios.

Vieja teoría

La teoría remonta a una elección por la gobernación de California en 1982, que el alcalde de Los Angeles, Tom Bradley, perdió contra un rival blanco a pesar de que las encuestas lo daban ganador.

Otra elección en 1989 en la que el candidato negro, Doug Wilder, apenas logró ser electo como gobernador de Virginia a pesar de que los sondeos le anticipaban una ventaja de 10 puntos, pareció confirmar el fenómeno.

Muchos otros comicios en los que había un candidato negro no siguieron ese patrón, pero una elección presidencial agrega incertidumbre al desenlace. "No tenemos la menor idea de cómo eso va a afectar los sondeos", dijo Schmidt.

Carroll Doherty, directora asociada del Pew Research Center, un instituto que estudia tendencias y opiniones, dijo a la AFP que "estamos entrando en terreno desconocido".

publicidad

"El efecto Wilder es una de las interrogantes más importantes que pesan sobre esta elección y que nunca antes había pesado", agregó.

Según Doherty, el supuesto efecto Bradley-Wilder no se verificó durante las elecciones primarias que arrojaron a Obama ganador contra otros adversarios blancos, incluyendo la senadora de Nueva York Hillary Clinton.

Pero en una elección muy disputada, como muchos anticipan que será la del 4 de noviembre, cada elemento cuenta.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad