publicidad

En una piscina en Pennsylvania vieron con malos ojos a grupo de hispanos y afroamericanos

En una piscina en Pennsylvania vieron con malos ojos a grupo de hispanos y afroamericanos

En una piscina cerca de Philadelphia vieron con malos ojos a un grupo de niños afroamericanos e hispanos.

'Señorita Wright, señorita Wright..."

HUNTINGDON VALLEY, Pennsylvania - Las autoridades estatales investigarán acusaciones de discriminación racial en una piscina de un suburbio de Philadelphia que presuntamente vio con malos ojos la visita de un grupo de niños afroamericanos e hispanos, y sugirió que no regresaran.La Comisión de Relaciones Humanas de Pennsylvania iniciará una inmediata investigación por el comportamiento de un club de natación The Valley Club en el suburbio residencial de Huntingdon Valley, afirmó su presidente, Stephen A. Glassman.

"La ley de Pennsylvania establece que haya igualdad de oportunidades para todos, sin diferencia de raza", destacó Glassman el jueves en una declaración escrita divulgada por su oficina.

"Al parecer a este grupo se le ha negado el uso de la piscina en base a su raza", señaló Glassman. "Si se prueba que las acusaciones son ciertas, esta discriminación es ilegal en Pennsylvania", agregó.

El club sostiene que las acusaciones de discriminación racial son falsas y afirma que el excesivo número de miembros de un campamento de las afueras era el problema.

El campamento de verano Creative Steps que funciona en el noreste de Philadelphia celebrado un contrato para que 65 niños del campamento fueran cada lunes por la tarde a las instalaciones de The Valley Club en el suburbio de Huntingdon Valley, dijo la directora del campamento, Alethea Wright.

publicidad

Pero poco después de que llegaron el 29 de junio, algunos niños afroamericanos e hispanos oyeron algunos comentarios de carácter racial.

"Un par de niños vino corriendo a decir: 'señorita Wright, señorita Wright, ellos están diciendo, ¿qué hacen aquí esos niños negros?'", relató.

El club privado está situado en un suburbio rodeado de jardines entre dos pueblos habitados en su mayoría por anglosajones. Señala que entre sus miembros hay gente de varios grupos étnicos.

Wright dijo que fue a hablar con un grupo de miembros del club y escuchó a una mujer decir que vería que el grupo, compuesto por niños desde kindergarten hasta el séptimo año, no regresara.

"Algunos de los miembros comenzaron a sacar a sus niños de la piscina y se pararon alrededor con los brazos cruzados", destacó Wright. "Sólo tres miembros dejaron a sus hijos en la piscina con nosotros", indicó.

Varios días después, el club nos devolvió los $1,950 que el campamento había pagado como depósito, sin darnos ninguna explicación, agregó Wright, quien comentó que algunos padres "sopesaban la posibilidad" de tomar acción legal.

La Asociación Nacional para el Avance de Gente de Color solicitó una investigación a la comisión estatal de Pennsylvania.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad