publicidad

Embajadores latinos expresan p

Embajadores latinos expresan p

Embajadores de América Latina expresaron su preocupación por el plan que Obama implementaría para la región.

Embajadores latinos expresan p 5f39deea53ad4a3fa751e49cc097ce91.jpg

Latinos ante la expectativa

DENVER - Embajadores de América Latina expresaron en Denver su preocupación por el plan que Barack Obama, de llegar a la presidencia de EU, podría implementar para la región debido a posibles restricciones y renegociaciones en tratados de libre comercio existentes."Un 60 por ciento de la población de Costa Rica depende económicamente del comercio entre Costa Rica y EU. Por eso nos preocupa la posición del senador Obama de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América Central, o CAFTA, porque para nosotros no es sólo comercio sino nuestro futuro", sostuvo el embajador Tomás Dueñas.

"Costa Rica realizó muchos cambios sociales, políticos y económicos, como, por ejemplo, la eliminación de monopolios, para ser parte de CAFTA. Muchos proyectos dependen de ese acuerdo", agregó.

publicidad

Dueñas fue uno de los once embajadores que participaron hoy en el Foro Empresarial de América Latina, organizado por el Concilio Económico Inter-Americano, el único acto oficial de la Convención Nacional Demócrata dedicado al análisis de las relaciones entre Estados Unidos y los países latinoamericanos.

Por su parte, el embajador Flavio Darío Espinal, de República Dominicana, comentó su país está "en una situación y posición única, ya que mantenemos buenas relaciones tanto con Estados Unidos como con Cuba".

Pero, dijo, "somos un país pequeño con recursos limitados como para tener una relación tan compleja por Estados Unidos". Por eso pidió que se entienda que "no todo se soluciona con libre comercio sino que también se necesita un diálogo de pueblo a pueblo".

El embajador Francisco Villagrán, de Guatemala, indicó que "prestamos mucha atención al pensamiento de Omaba sobre América Latina por el impacto político para la región de una potencial reforma inmigratoria y de libre comercio impulsada por Obama".

Para Villagrán, quienquiera que sea el próximo presidente de Estados Unidos, deberá promover la integración regional, el mejoramiento de la calidad de vida y una reforma inmigratoria completa.

"Duele ver cómo la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) trata a nuestros ciudadanos. Pero una reforma inmigratoria sin libre comercio, como propone el senador Obama, tampoco es la respuesta", declaró.

publicidad

Otro punto de preocupación, según Arturo Sarukhán Casamitjana, embajador de México, es que "Estados Unidos realiza conversaciones multilaterales pero luego la implementación es bilateral".

La solución, dijo, es integrar las economías, promover la democracia, permitir la movilidad de la fuerza laboral, enfrentar juntos las nuevas amenazas a la seguridad hemisférica, desarrollar nuevas formas de energía y fortalecer el papel filantrópico de las organizaciones no gubernamentales.

"Solución viable"

El embajador panameño, Federico Humbert Arias, afirmó que otro elemento ausente de las propuestas de reforma migratoria tanto republicanas como demócratas es el hecho de que cada año cerca de 40 mil estadounidenses llegan a Panamá para quedarse a vivir allí.

"Para nosotros la inmigración ocurre en la dirección inversa. Por eso necesitamos un diálogo directo sobre el tema", puntualizó Arias.

Durante sus respectivas intervenciones en el foro, los embajadores de Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Perú, Ecuador y Venezuela compartieron consideraciones similares sobre el futuro de las relaciones entre Estados Unidos y América Latina.

Dos de los asesores del candidato demócrata en temas latinoamericanos, Daniel Restrepo y Frank Sánchez, estuvieron presentes durante el foro e intercambiaron opiniones con los embajadores.

publicidad

"Estados Unidos no es el salvador de América Latina sino un socio de la región. Las respuestas a los problemas de América Latina no surgen desde Washington para ser impuestas a los latinoamericanos", declaró Sánchez.

Pero, dijo, en una eventual administración de Obama, sólo se aceptarán aquellos tratados de libre comercio "que beneficien a todos, incluidos a los obreros y a los consumidores y no solamente a las grandes compañías".

Según Restrepo, Obama entiende que la inmigración es el elemento clave en las relaciones con la región y por eso anticipó que durante el primer año de su potencial gestión como presidente, el demócrata propondrá "una reforma migratoria completa capaz de crear un sistema inmigratorio funcional para el siglo 21", sobre la base de mejorar la seguridad en la frontera y sancionar a empleadores que contraten a indocumentados.

A la vez, dijo, se buscará una "solución viable" para los 12 millones de personas con situación migratoria irregular en el país.

Uno de los asistentes al evento, Rich Mitchell, director ejecutivo de la Fundación Cámara de las Américas (que promueve obras de caridad en América Latina) dijo que se sentía sorprendido por la manera "sincera y directa" en la que hablaron los embajadores.

"Pensé que iban a ser discursos más de ocasión que sustanciales. Pero los embajadores claramente indicaron que existen puntos válidos de preocupación a los cuales ninguno de los dos partidos políticos de Estados Unidos les está prestando atención", opinó Mitchell.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad