publicidad

El voto hispano, la incógnita del 2008

El voto hispano, la incógnita del 2008

Si bien el 35% del electorado hispano aún no está decidido sobre quién votará, ellos prefieren a los demócratas.

Una encuesta realizada por la firma Avanze Inc. en los cinco estados con el mayor número de votantes de origen hispano muestra que pese a que el 58 por ciento de hispanos está afiliado al Partido Demócrata y el 20 por ciento al Partido Republicano, existe un alto porcentaje de indecisos (35%) a la hora de elegir a quién le darán su voto.La consultora con sede en San Diego, California, realizó el estudio en California, Texas, Nueva York, Illinois y Florida. Una primera lectura arroja que mientras existe una preferencia hacia los demócratas por parte de los hispanos, muchos de ellos/as abrazan posturas netamente conservadoras, más a tono con los republicanos."Si bien los demócratas están liderando la batalla por el apoyo a la candidatura presidencial, ésta contienda política no debe ser considerada un desperdicio para los republicanos. Hillary Clinton podrá tener actualmente el apoyo del 42 por ciento de los hispanos, pero el 35 por ciento del total de los registrados para votar aún no está decidido", señala el informe.Y es éste segmento el que puede inclinar la balanza para uno u otro lado. Entre estos, se incluyen los hispanos registrados para votar, tanto demócratas como republicanos y los independientes. "Estos últimos apoyan la pena de muerte, están en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo y en contra del aborto", remarcan las conclusiones del trabajo.Pero para Arturo Valenzuela, del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Facultad de Servicios Diplomáticos de la Universidad de Georgetown, en Washington, DC, es probable que éste 35 por ciento de indecisión sea más bien hacia qué candidato y no hacia qué partido."Uno de los datos de esta encuesta y que me llamó muchísimo la atención, y que confirma otras tendencias recientes, es que está muy claro que el electorado hispano se siente mucho más próximo a los demócratas. La pregunta sería si esa indecisión es hacia un candidato o a un partido. Y aquí es donde creo que un gran porcentaje de estos indecisos, podría ser en relación a los candidatos demócratas, y no a un partido, dado el alto grado de apoyo que tienen entre los hispanos", dijo Valenzuela tras ser consultado por Univision Online.Y agregó: "Me impactó también lo débil que está el Partido Republicano entre los hispanos en general".Afiliación y preferencias

publicidad

No obstante, a la hora de definir si se inclinan hacia la derecha, se quedan en el medio o se tiran hacia la izquierda, la mayoría eligió la primera opción.El 39 por ciento del total de los encuestados se consideró "conservador", el 36 por ciento "moderado" y el 21 por ciento "progresista, más inclinado a políticas sociales abiertas". Lo interesante de estos porcentajes es que no se traducen literalmente con los rótulos que generalmente les corresponde en la política norteamericana ya que entre quienes se consideraron "conservadores", el 55 por ciento está registrado como demócrata. Lo mismo ocurre con el 58 por ciento de los "moderados" y el 65 por ciento de los "progresistas".

Sobre este punto, Valenzuela alzó una voz de cautela. "Hay que tener mucho cuidado con esto por la cuestión cultural del idioma, especialmente cuando se habla de si son conservadores, moderados o progresistas. A lo mejor dicen que tienen una posición más conservadora por no entender la cuestión cultural. Lo mismo con la palabra 'liberal', que en nuestros países no tiene nada que ver con lo que significa aquí".La encuesta arrojó además que la fórmula candidato/preferencia partidaria no necesariamente coincide. Uno de cada cinco de los registrados para votar republicanos (el 21 por ciento) favorece un candidato demócrata mientras que casi la mitad (el 44 por ciento) aún no está decidida.Entre los demócratas registrados para votar, la senadora por Nueva York encabeza las preferencias con el 55 por ciento. Por su parte, Barack Obama solo atrae el 6 por ciento en comparación, aunque este guarismo se incrementa considerablemente entre los hispanos con mayor nivel de educación y más altos ingresos.Por el lado de los hispanos republicanos registrados para votar, el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, está al tope de la nómina con el 23 por ciento de la preferencia. Entre los independientes, el 55 por ciento se inclina por un demócrata mientras que un tercio (34 por ciento) no está decidido aún.Los temasCuando fueron consultados sobre los principales temas cuyas posturas tendrán en cuenta para decidir el voto, los encuestados respondieron de la siguiente manera: la guerra en Irak (38 por ciento), inmigración (33 por ciento), economía (30 por ciento), salud (30 por ciento) y educación (17 por ciento).Sobre el conflicto en Irak, casi la mitad de los hispanos registrados para votar (49 por ciento) desea "un retiro inmediato y ordenado de las tropas mientras que un 29 por ciento favorece un plazo. Solo el 18 por ciento cree que las fuerzas armadas deben permanecer en Irak tanto como sea necesario", según la encuesta de Avanze, Inc.Un dato no menor: Casi la mitad de los hispanos registrados para sufragar (48 por ciento) tiene un miembro familiar o alguien conocido "afectado por la guerra en Irak".InmigraciónTal como fue de esperar, las posturas acerca del tema inmigratorio apuntaron en su mayoría a los cambios que posibiliten un camino hacia la legalización de los millones de indocumentados en Estados Unidos. Del total de los encuestados, el 76 por ciento favorece un programa de trabajadores temporales, el 84 por ciento está a favor de la posibilidad de residencia permanente para los indocumentados y el 68 por ciento se inclina por "alguna forma de amnistía".

publicidad

Por el contrario, el apoyo hacia medidas restrictivas decrece entre el electorado de origen hispano. Por ejemplo, solo el 34 por ciento apoya fuertes multas para quienes emplean a trabajadores indocumentados mientras que el 34 por ciento quiere expandir el muro en la frontera. Pese a este decrecimiento, estos guarismos continúan altos, lo que aporta más a esta cuestión de la incógnita.No obstante, un hispano republicano tiene más inclinación que un demócrata a apoyar medidas como las mencionadas y estará en contra de cualquier tipo de amnistía o legalización.SaludSobre la salud, la encuesta arrojó que el 56 por ciento del total de los hispanos registrados para votar está a favor de un seguro de salud universal. El 87 por ciento de los registrados en el Partido Demócrata, el 76 por ciento de independientes y el 60 por ciento de republicanos apoyan la idea de una cobertura de salud universal.Aborto y pena de muerteEl 45 por ciento de los registrados para votar apoya la pena de muerte. Los republicanos y los independientes tienden a favorecer la pena capital más que los demócratas: 61 por ciento y 56 por ciento para republicanos e independientes respectivamente, versus 39 por ciento entre los demócratas.A juicio de Valenzuela, "el grueso del electorado hispano es de bajos niveles de educación. Y por esta razón hay una tendencia hacia el partido que soluciona los problemas. La idea es que a nadie le conviene que haya una 'razzia' contra inmigrantes".Los mediosEn la encuesta también se les consultó sobre las preferencias a la hora de informarse. Del total de la muestra, el 81 por ciento mira TV en inglés y el 65 por ciento, en español. La radio es el medio preferido por el 74 por ciento (inglés) y el 62 por ciento en español. El 86 por ciento de los encuestados prefiere los diarios en inglés mientras que el 45 por ciento, los periódicos en el idioma castellano.Respecto del uso de Internet como medio informativo, el 93 por ciento prefiere los sitios en el idioma anglosajón y el 37 por ciento, en español.La encuesta confirmó de alguna manera el potencial de los medios en español en relación a la política. "Por ejemplo, el 78 por ciento de los hispanos registrados para votar mira algo de televisión en español, pero solo el 65 por ciento saca información política que le sirva, por ese medio".

publicidad

La encuesta fue llevada a cabo entre el 27 de noviembre y el 2 de diciembre de 2007. La recolección de los datos se realizó por teléfono, por medio de encuestadores bilingües.Las consultas se condujeron en el idioma de preferencia del encuestado. El 51 por ciento de las mismas fueron en inglés y el 49 por ciento, en español. De las 22 mil 991 llamadas realizadas, 539 terminaron en encuestas completas.Everett Hernández es presidente de Avanze, Inc., la consultora responsable de la encuesta. "El trabajo arrojó que existe un 35 por ciento de indecisos entre el electorado hispano. Esta es una oportunidad para todos los candidatos, de ambos partidos. Tenemos que sumar a los hispanos al proceso", resaltó en diálogo telefónico con Univision Online."Pienso que los partidos políticos tienen que ir más allá de la lealtad, y se tienen que comprometer", finalizó.Hispanos en EUSe estima que el número de hispanos registrados para votar puede sobrepasar los 10 millones. De esos, unos 9 millones votarían en los comicios presidenciales lo que significa el 9 por ciento del total del electorado. Los hispanos son la minoría con mayor crecimiento en este país, donde actualmente residen unos 42 millones.En las elecciones presidenciales de 2004, se estima que poco más de 9 millones de hispanos concurrieron a las urnas mientras que cuatro años antes, en el 2000, votaron 6 millones.El voto hispano fue crucial en los comicios de 2004 ya que en cuatro de los seis estados donde George W. Bush ganó por diferencias mínimas, la población latina tiene una importante presencia (Nueva Mexico, Florida, Nevada y Colorado).

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad