publicidad

El sospechoso de atentado utilizó nueva técnica de explosivos y pasó varios controles

El sospechoso de atentado utilizó nueva técnica de explosivos y pasó varios controles

Utilizó una mezcla de pólvora y de un líquido, indetectable a los rayos X y que le permitió pasar controles en dos aeropuertos.

PETN o pentrita

WASHINGTON, D.C. - Umar Farouk Abdulmutallab -el joven nigeriano que intentó hacer estallar un avión que cubría la ruta de Amsterdam a Detroit, utilizó una mezcla de pólvora y de un líquido químico, una nueva técnica indetectable a los rayos X que le permitió pasar los controles de los aeropuertos de Lagos y Amsterdam.

Abdulmutallab, que salió del hospital la tarde del domingo tras sufrir quemaduras en el intento de atentado, utilizó "una jeringa para inyectar un líquido químico en una pólvora que había escondido en la parte alta del muslo", una "técnica que no se había observado hasta el momento", según un responsable de seguridad citado por la cadena de televisión CBS.

Según un funcionario policial, el dispositivo se basaba en PETN o pentrita, un explosivo de la familia de la nitroglicerina guardado en una bolsa de plástico que podría ser un preservativo.

De acuerdo a investigadores citados por la cadena estadounidense ABC el sospechoso llevaba 80 gr de pentrita, que había sido cosida en su ropa interior. La pentrita es el mismo compuesto utilizado por Richard Reid, que fracasó al intentar destruir un vuelo trasatlántico en el 2001 con explosivos ocultos en sus zapatos y hoy está en prisión.

El nigeriano, que afirmó luego tener vínculos con la red Al Qaeda, intentó hacer estallar el explosivo antes de ser reducido por los pasajeros. Fue detenido al aterrizar el avión, un Airbus A330.

publicidad

IntelCenter, una empresa que sigue mensajes de extremistas en internet, señaló que el 21 de diciembre se publicó un video en que un miembro de Al Qaeda en Yemen advertía de un atentado a punto de ocurrir en Estados Unidos, durante un funeral de extremistas que murieron en un ataque aéreo.

Pasajeros heróicos

En Washington, un legislador estadounidense saludó en tanto "el heroismo" de los pasajeros y la tripulación del vuelo 253.

"Estamos para siempre en deuda con los heroicos pasajeros y tripulantes que dominaron al sospechoso", declaró Bennie Thompson, presidente de la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara de Representantes.Los pasajeros lograron reducir rápidamente al sospechoso luego de ver fuego en el aparato, según contaron.

"Hubo un estallido y todo el mundo se quedó un poco sorprendido", dijo uno de ellos, Syed Jafry, a la cadena de televisión CNN. "Luego de unos segundos se vio una luz, como la que producen las llamas, y luego vimos fuego. Muchos pasajeros acudieron con agua, una frazada o un extintor".

"Había un joven detrás mío, como tres o cuatro asientos, que se encargó bastante bien del sospechoso", agregó Jafry.

Aparentemente el joven parece ser el holandés Joseph Schuringa, que dijo a la CNN que saltó hacia el atacante y "le quité el objeto, traté de apagar el fuego con mis manos y lo arrojé lejos".

publicidad

La Comisión de Seguridad Interior examinará entre otras cosas "las medidas de seguridad que deberán tomarse en el futuro", precisó Thompson.

El intento de atentado desató una vasta investigación internacional y obligó a los principales aeropuertos del mundo a reforzar su seguridad.

Según Douglas Laird, ex director de seguridad de Northwest Airlines, hasta que no se utilicen escáners corporales para inspeccionar a los pasajeros, "el peligro no podrá descartarse".

El uso de estos escáners es polémico, en particular por las presunciones de voyeurismo. Las ondas de estos aparatos atraviesan la ropa y dibujan en la pantalla el cuerpo desnudo en 3D. Además, cuestan más de un millón de dólares.

El experto en seguridad aeroportuaria Glenn Schoen estimó que los especialistas en seguridad "están preocupados" por los eventuales "ataques terroristas que puedan inspirarse" en la técnica usada en este atentado fallido, según explicó a la CNN.

Su padre había alertado del peligro

La investigación llegó hasta Londres, donde agentes de la Policía Metropolitana cerraron el sábado una calle de un barrio elegante del centro de la ciudad para, según una vocera, hacer allanamientos relacionados con el atentado.

El University College de Londres dijo que Abdulmutallab fue alumno allí entre septiembre del 2005 y junio del 2008. En Nigeria, el padre del joven dijo que éste había estudiado en Inglaterra, pero que luego se dedicó a viajar.

publicidad

Funcionarios estadounidenses dijeron que en noviembre el padre, un importante funcionario bancario nigeriano, acudió a la embajada de Estados Unidos en la capital, Abuja, preocupado por las creencias religiosas de su hijo.

Sin embargo, dijo un funcionario, el padre no tenía detalles específicos que hubieran llevado a colocar a Abdulmutallab en una lista de personas que no deben tomar vuelos comerciales ni en una que requiera revisiones de seguridad adicionales en los aeropuertos.

Estaba en una lista antiterrorista

El joven aparecía en una base de datos del Centro Nacional contra el Terrorismo de Estados Unidos que contiene unos 550 mil nombres de personas con vínculos presuntos o confirmados con organizaciones terroristas, dijo un funcionario que pidio permanecer anónimo.

Dentro de ese grupo hay una categoría de "no vuelo" que incluye a unas 4 mil personas a las que no se les permite subirse a un avión. Abdulmutallab, según fuentes citadas por The New York Times, no figuraba dentro de ese grupo considerado más peligroso.

Obama pendiente

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, continuará monitoreando la situación tras el frustrado atentado, informaron fuentes oficiales, y este domingo solicitó la revisión de los procedimientos por lo que se realizan las lista de sospechosos que no pueden volar a Estados Unidos.

El vocero de la Casa Blanca, Bill Burton, señaló que Obama -quien está de vacaciones en Hawai- tuvo una llamada la mañana de este sábado con el asesor de Seguridad Nacional y Contraterrorismo, John Brennan, y el jefe de gabinete de Seguridad Nacional, Dennis McDonough.

publicidad

En un comunicado, Burton señaló que Obama recibió un informe sobre las medidas de seguridad que se están aplicando en los viajes aéreos y sobre la investigación del incidente.

Vacaciones sin descanso

El presidente Barack Obama comenzó su Navidad con una sesión en la que le informaron sobre el atentado fallido contra un avión de pasajeros y terminó el día con una visita a una cena de militares.

Se suponía que sus vacaciones de fin de año en Hawai iban a ser un respiro de las presiones diarias de la Casa Blanca.

Eran poco después de las 9 de la mañana, hora local, cuando el edecán militar le informó a Obama del incidente a bordo de un avión que se aprestaba a aterrizar en Detroit.

El presidente llamó por teléfono a su asesor de seguridad nacional y al jefe de gabinete del Consejo Nacional de Seguridad para recibir información sobre el caso de un pasajero nigeriano que, según dijeron funcionarios, dijo que seguía órdenes de Al Qaeda cuando intentó detonar explosivos en el avión.

Luego de un día pasado en privado, en el que intercambiaron regalos con sus hijas y comieron una cena de Navidad en la casa que alquilan en Kailua, Obama y su esposa Michelle visitaron la Base Hawai de la Infantería de Marina.

Allí, Obama habló con los militares que cenaban y posó con ellos para las cámaras. Algunos le dieron teléfonos celulares para que saludara a sus padres.

publicidad

"Gracias por su servicio", le dijo Obama a muchos de los militares.

Paradójicamente, funcionarios del gobierno habían remarcado que no pensaban generar noticias durante la segunda vacación de la familia Obama, a diferencia del verano pasado, cuando informaron de la nominación del presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke para un segundo mandato desde la turística isla de Martha's Vineyard.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad