publicidad
La Casa Blanca.

El Servicio Secreto habría fracasado al responder a un ataque a la Casa Blanca en 2011

El Servicio Secreto habría fracasado al responder a un ataque a la Casa Blanca en 2011

El Washington Post difundió que el Servicio Secreto no se dio cuenta de un atentado en 2011 hasta 5 días después. 

La Casa Blanca.
La Casa Blanca.

Un hombre armado estacionó su auto Honda en las afueras del ala sur de la Casa Blanca, apuntó su rifle semiautomático hacia la casa del presidente Obama, y apretó el gatillo.

publicidad

Los hechos sucedieron una noche de nomviembre de 2011 y fue hasta después de cinco días cuando la agencia de policía de élite, encargada de proteger al presidente, se dio cuenta de que siete balas habían golpeado la Casa Blanca, según informa el diario The washington Post en un informe al que tuvo acceso en exclusiva.

El diario relata que esa noche, los oficiales del Servicio Secreto se apresuraron a responder. Unos se colocaron debajo de la terraza de la casa presidencial, sacaron su pistola .357. Los francotiradores se desplegaron en el techo, a solo 20 metros de donde cayó una bala.

Pero luego una orden sorprendió a varios oficiales. El supervisor llamó por radio y dijo que el ruido había sido la culata de un vehículo que pasó cerca.

En problemas con la justicia está el intruso que violó la seguridad de La Casa Blanca /Univision

El incidente pasó desapercibido hasta que un ama de llaves advirtió el vidrio roto y un trozo de cemento en el suelo. El tirador Oscar R. Ortega-Hernández fue finalmente detenido, pero "la falta de respuesta inicial. Ese error fue el primero de una serie de fallas de seguridad por parte del Servicio Secreto.

El Post también informa que fue "pura suerte" que Ortega-Hernández fuera identificado pues su coche se estrelló a siete cuadras de la Casa Blanca y dejó su arma en el interior.

Esta información fue revelada por el Washington Post basado en entrevistas con agentes, investigadores y otros funcionarios gubernamentales con conocimientos sobre el tiroteo. El diario también revisó cientos de páginas de documentos, incluyendo transcripciones de entrevistas con oficiales de guardia esa noche, y escuchó grabaciones de audio de las transmisiones de radio del orden público en el momento.

publicidad

El episodio expuso problemas en múltiples niveles del Servicio Secreto, y demuestra que una organización siempre vista por los estadounidenses como una fuerza de élite de patriotas desinteresados y altamente cualificados no están siempre alerta en su trabajo.

La información salió a relucir justo una semana después de que un hombre que llevaba un cuchillo fue capaz de saltar la valla y correr hasta la puerta principal de la Casa Blanca.

Se cuestiona la seguridad de la Casa Blanca /Univision

Las acciones del Servicio Secreto en los minutos, horas y días después de los diparos de 2011 fueron problemáticos. Los oficiales que estaban en la escena y que pensaron que los disparos probablemente habían golpeado la casa esa noche, fueron ignoradas en gran medida, y algunos tenían miedo de cuestionar las conclusiones de sus jefes.

Nadie llevó a cabo más de una inspección superficial de la Casa Blanca para pruebas o daños. Testigos clave no fueron entrevistados hasta después se encontraron balas.

La respuesta enfureció al presidente y la primera dama, según personas con conocimiento directo. Michelle Obama ha hablado públicamente temiendo por la seguridad de su familia desde que su marido se convirtió en el primer presidente negro de la nación.

publicidad

Sus preocupaciones están bien fundadas. El presidente Obama se ha enfrentado a tres veces más amenazas que sus predecesores, según personas informadas sobre evaluación de la amenaza del Servicio Secreto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad