publicidad

El Senado votará si acepta o no la designación de Burris como reemplazo de Obama

El Senado votará si acepta o no la designación de Burris como reemplazo de Obama

El pleno del Senado votará para decidir si acepta o no que Roland Burris ocupe el escaño dejado por Obama.

Apoyo

El pleno del Senado de Estados Unidos votará para decidir si acepta o no que Roland Burris ocupe el escaño dejado por el presidente electo, Barack Obama, dijo el líder de la mayoría demócrata en esa cámara, Harry Reid.

Tras una reunión de 45 minutos con Burris, Reid afirmó que el ex fiscal general de Illinois es un hombre "franco" y "honesto", y que el problema se debe a que fue nombrado para cubrir la vacante de Obama por un gobernador acusado de corrupción.

"No tenemos ningún problema con él como individuo... avanzaremos (en este asunto) tan rápido como nos sea posible", dijo Reid durante una rueda de prensa con Burris y el senador demócrata Richard Durbin.

Burris, de 71 años, fue nombrado para sustituir a Obama en el Senado por el gobernador de Illinois, Rod Blagojevich, quien ha sido acusado de corrupción y afronta un posible juicio político.

Blagojevich fue arrestado hace tres semanas acusado de querer "vender" al mejor postor el escaño que dejó vacante Obama pero la ley estatal le permitió, por su cargo de gobernador, nombrar al sustituto del presidente electo.

Sin embargo, Burris no pudo jurar el cargo al inicio de la 111 sesión del Senado el lunes y hoy se reunió con los principales líderes demócratas de esa cámara en búsqueda de una solución a su caso.

publicidad

Reid delineó los pasos necesarios para la eventual aceptación de Burris en el escaño por Illinois, que "sin duda alguna" incluirá una votación en el pleno del Senado.

"Hay varios esfuerzos que realizaremos, uno de los cuales será (enviar el asunto) al Comité de Reglas. Pero llegará el momento en que el Senado entero tendrá que responder a esto y espero que eso ocurra más temprano que tarde", explicó Reid.

Todo un drama

El desenlace del drama dependerá, según los demócratas, de tres factores: que el Tribunal Supremo de Illinois exija la firma del secretario de Estado estatal, Jesse White, para certificar el nombramiento de Burris, del proceso judicial contra Blagojevich y de las recomendaciones del Comité de Reglas del Senado.

De hecho, Burris tiene previsto dar testimonio ante un comité de la legislatura estatal sobre el caso de corrupción contra Blagojevich y su nombramiento como sucesor de Obama.

Mientras, el legislador Durbin, que dijo conocer a Burris desde hace 36 años y ser su amigo, dejó claro que jamás se han hecho excepciones sobre los nombramientos en la historia del Senado, al recordar que la certificación de sus miembros requiere la firma del gobernador y la del secretario de Estado estatal.

Tanto Reid como Durbin se mostraron satisfechos por el hecho de que el propio Burris dejó en claro que su rechazo en el Senado no tuvo en absoluto matices raciales.

publicidad

La firme oposición de los demócratas empezó a desmoronarse después de que la presidenta del Comité de Reglas del Senado, la demócrata Dianne Feinstein, indicara el lunes que lo correcto es permitir que Burris asuma y cumpla los dos años de mandato hasta las elecciones de 2010.

En paralelo, Obama reiteró su opinión de que Burris es "un buen servidor público", aunque aclaró que el asunto está en manos del Senado.

"Si consigue el escaño, entonces trabajaré con Roland Burris como lo he hecho con todos los demás senadores para asegurar la representación del pueblo de Illinois y del país" en el Congreso, dijo Obama en una rueda de prensa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad