publicidad

El pistolero que mató en directo a dos periodistas adquirió legalmente el arma

El pistolero que mató en directo a dos periodistas adquirió legalmente el arma

La muerte en directo de dos periodistas en Virginia aviva nuevamente el debate de las armas de fuego. El supuesto asesino adquirió el arme legalmente

La televisora donde trabajaban Alison Parker y Adam Ward, los dos periodistas que fueron asesinados en vivo, volvieron esta mañana de jueves a su cita con los espectadores. Lo hicieron guardando un momento de silencio por sus compañeros e informando sobre el triste suceso que nunca pensaron que deberían contar.

Los motivos sobre por qué  Vester Lee Flanagan decidió agarrar un arma y grabar la muerte de Parker y Ward siguen bajo investigación. Pero los detalles han comenzado a surgir. Bryce Williams -nombre con el que se hacía conocer cuando trabajaba como periodista- obtuvo legalmente el arma que puede verse en la grabación que dejó a modo de testimonio y envió una "nota" de despedida a la cadena ABC. 

publicidad

El problema de la venta de armas

El Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés)  dio a conocer que el exreportero descontento adquirió legalmente el arma utilizada. Thomas Faison, vocero de la ATF, informó confirmo la información, aunque no especificó el lugar o el momento en el que fue comprada

Lea también: El crimen que ha marcado la historia del periodismo

Precisamente, en el documento que envío por fax a ABC, Flanagan especifica que compró la pistola utilizada para acabar con la vida de Parker y Ward tras la masacre en Charleston que dejó nueve afroamericanos muertos el pasado mes de junio. 

Este nuevo suceso ha vuelto a poner sobre la mesa la adquisición y posesión de armas en Estados Unidos, especialmente por personas que pueden sufrir problemas mentales.

Andy Parker, padre de Alison, sostuvo en Fox News "hay que hacer algo con las personas con problemas mentales" que pueden adquirir armas.

Nada más conocerse la noticia, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, salió a recordar que "hay algunos temas de sentido común que solo el Congreso puede hacer y que sabemos tendrían un impacto tangible para reducir la violencia con armas en este país". 

Este triste suceso se ha colado igualmente en la pugna por la Casa Blanca. Donald Trump, que lidera las encuestas sobre la nominación republicana, afirmaba en una entrevista en CNN que estamos " no ante un problema de armas sino ante un problema de salud mental"

publicidad

La principal candidata demócrata, Hillary Clinton, también reaccionó a la matanza y aprovechó un momento en Ankeny, Iowa, ante la prensa para expresar su preocupación y su deseo de "hacer algo con la violencia de las armas en Estados Unidos" y abogó por un mayor control así como por la verificación de los historiales de todos los compradores.

Vester Lee Flanagan tenía un pasado marcado por un comportamiento "agresivo" hacia sus compañeros, según reveló The Guardian. Sin embargo, él mismo se definió en el documento enviado a ABC como "un polvorín humano" que tan solo "esperaba para explotar". 

En dicha nota, Flanagan sostenía q ue había sido discriminado por ser negro y homosexual. Además, relacionaba su lista de quejas con diversos tiroteos que han teñido de luto la historia de Estados Unidos, como el tiroteo masivo de 2007 en  Virginia Tech o la masacre más reciente en una histórica iglesia negra de Charleston, en South Carolina.

Cuando Flanagan fue despedido de la televisora WDBJ en Roanoke,  Virginia, en 2013, tuvo que ser escoltado a la salida del edificio por la policía "porque no iba a irse voluntariamente o por su propio pie", dijo el exdirector de noticias de la cadena, Dan Dennison, en una entrevista a la hawaiana Hawaii News Now (KHNL / KGMB).

publicidad

Un largo historial de conflictos

Flanagan, de 41 años, tenía " un largo historial de quejas contra compañeros de trabajo casi desde el inicio de su etapa en la televisora", agregó Dennison, que ahora trabaja en el departamento de Tierras y Recursos Naturales de Hawai. "Todas esas denuncias fueron consideradas infundadas". Aunque en ellas se apuntaba a temas raciales, añadió, "hicimos una investigación exhaustiva y no pudimos encontrar ninguna evidencia de discriminación racial contra este hombre".

El conflicto descrito por Dennison recordaba en muchos aspectos a otro de 2000, cuando Flanagan fue despedido de una cadena de televisión en Tallahassee, Florida, después de amenazar sus compañeros de trabajo, dijo un exsupervisor.

Flanagan "era un buen conductor en vivo, un reportero bastante bueno, y entonces las cosas empezaron a volverse extrañas con él", recordó el miércoles Don Shafer, ex director de noticias de WTWC-TV en Florida. El periodista habló en una entrevista con el medio en el que trabaja ahora, la CW de San Diego.

Shafer agregó que sus jefes en Florida habían despedido a Flanagan por su "extraño comportamiento".

En 2000, Flanagan denunció a la cadena por supuesta discriminación racial, alegando que un productor le llamó "mono" en 1999 y que otros empleados negros habían recibido el mismo trato. Flanagan dijo además que un supervisor blanco no identificado calificó a los negros de vagos porque no se aprovechaban de las becas para ir a la universidad. Las partes llegaron a un acuerdo más tarde.

publicidad

El autor del doble crimen del miércoles creció en Oakland, California, y se graduó en la Universidad Estatal de San Francisco.

Virgil Barker, que creció en la misma calle arbolada que él en las Colinas de Oakland, recordó con cariño a su amigo de la infancia el miércoles.

"Sé que quieren oír que era un monstruo, pero era todo lo contrario", dijo Barker. "Era muy, muy cariñoso".

Barker señaló que con el paso de los años había perdido el contacto con Flanagan aunque mantenía una relación cercana con su hermana, que seguía viviendo en la casa familiar al otro lado de la calle.

Mientras el debate sobre las armas vuelve a tomar vuelo, este jueves sus compañeros y la pequeña población donde fueron asesinados se preparan para dar un último homenaje a dos jóvenes. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad