publicidad

El médico Craig Spencer es el primer caso de ébola en NY

El médico Craig Spencer es el primer caso de ébola en NY

La prometida del médico que dio positivo y dos amigos están en cuarentena, aunque no han mostrado síntomas.

Autoridades de NY piden calma ante el ébola Univision

El CDC envió un equipo especial a NY

Un médico neoyorquino que trabajó cuidando enfermos de ébola en Guinea trajo el virus consigo y se convirtió en el primer caso de la epidemia en Nueva York, una ciudad que lleva meses preparándose para una situación como esta.

Craig Spencer, de 33 años, que trabajó con Médicos sin Fronteras en ese país africano, ha quedado aislado en el hospital neoyorquino de Bellevue, horas después de que comenzara a sentir los primeros síntomas.

La prometida del médico y dos de sus amigos están en cuarentena aunque no han mostrado síntomas del virus. Asimismo, los investigadores médicos municipales están rastreando los contactos del paciente para identificar si alguno pudiera correr peligro, señaló la encargada de Salud de la ciudad, Mary Bassett.

El médico recibió elogios por buscar asistencia inmediatamente después de mostrar los primeros síntomas, y funcionarios de salud destacaron que la ciudad más poblada de Estados Unidos no tiene que temer frecuentar el amplio recorrido que realizó antes del inicio de su enfermedad.

El alcalde, Bill de Blasio, y el gobernador, Andrew Cuomo, dijeron el jueves que los habitantes de la urbe no tienen razón para estar alarmados por el diagnóstico incluso después de explicar que había tomado el metro, un taxi y acudido a una boliche después de volver a Nueva York procedente de Guinea hace una semana. De Blasio que todos los funcionarios municipales siguieron protocolos "claros y estrictos" en la forma como manejaron el caso.

publicidad

El médico, Craig Spencer, miembro de Médicos Sn Fronteras, reportó que el jueves por la mañana presentó fiebre de 99.4 grados (Celsius, 103 Fahrenheit) y diarrea. Está siendo atendido en una sección aislada del Hospital Bellevue de Manhattan, un centro designado para el tratamiento del ébola.

Nueva York confirma el primer caso de ébola Univision

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que harán otra prueba al enfermo para confirmar el resultado inicial, enviaron a Nueva York un equipo de respuesta rápida.

El presidente Obama pidió a las autoridades locales trabajar con el "zar" del ébola

El presidente Barack Obama habló con Cuomo y De Blasio el jueves por la noche y les ofreció apoyo del gobierno federal. Les pidió que estuviesen en estrecho contacto con Ron Klain, el máximo responsable nacional para la lucha contra el ébola, y con funcionarios de salud pública en Washington.

Los responsables sanitarios dicen que las posibilidades de que un residente en la ciudad se contagie de ébola, que se transmite a través del contacto directo con los fluidos corporales de una persona infectada, son escasas. Nadie puede contraer la enfermedad solo por estar junto a un paciente con ébola y nadie empieza a ser contagioso hasta que presenta los primeros síntomas.

publicidad

La encargada de Salud de Nueva York, Mary Bassett, mencionó que la posibilidad de que los pasajeros que compartieron el viaje en metro con Spencer estén en riesgo es "casi nula". Con todo, el local de ocio al que asistió en Brooklyn fue cerrado por precaución y su apartamento en Harlem fue acordonado. Personal del Departamento de Salud estaba frente al edificio de apartamentos la noche del jueves proporcionando información a residentes del área.

Aun así, la noticia inquietó a algunos neoyorquinos. "¡Oh Dios mío!", murmuró Charles Kerr, de 60 años, mientras sus amigos se reunían en una vereda en Harlem. "Esto cambia la situación. Este chico debió estar tosiendo, sentado junto a la gente. Ahora te da que pensar".

La epidemia de ébola en África occidental ha matado a unas 4,800 personas. En Estados Unidos, la primera persona a quien le diagnosticaron la enfermedad fue un liberiano que enfermó días después de llegar de visita a Dallas y falleció posteriormente, hasta ahora la única víctima fatal de la enfermedad en suelo estadounidense. Dos enfermeras que lo atendieron se infectaron y están hospitalizadas. La familia de una de ellas dijo que, desde el martes por la tarde, los médicos ya no podían detectar restos de la enfermedad en su cuerpo.

El gobernador de NY dice que están más preparados que Texas

publicidad

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, destacó las ventajas que tiene su estado al conocerse el primer caso de ébola respecto a la situación que vivió semanas atrás Texas cuando surgió el primer diagnóstico de la enfermedad en Estados Unidos.

Las autoridades de Nueva York confirmaron anoche que un médico que había estado trabajando en Guinea, Craig Spencer, fue diagnosticado con ébola en una prueba preliminar, y desde que sintió los primeros síntomas quedó aislado en un hospital.

Cuomo, en unas declaraciones al canal de televisión MSNBC, dijo que Nueva York "llevaba semanas preparándose" y se había tomado "muy en serio" la posibilidad de que surgiera un primer caso en la ciudad o en el resto de estado.

"Hemos hecho uno de los esfuerzos más completos en el país" para afrontar la situación, dijo Cuomo.

El gobernador señaló que en el estado hay 200 hospitales y ocho de ellos han sido elegidos para tratar posibles casos de ébola. En uno de ellos, el Bellevue, es donde quedó internado el jueves el primer paciente diagnosticado en Nueva York.

Los profesionales que lo atendieron siguieron el procedimiento que estaba fijado, agregó Cuomo, quien destacó que las autoridades llevan semanas formando a los empleados de unidades sanitarias para afrontar la emergencia.

Cuomo, en sus declaraciones corrigió una información que circuló sobre el nivel de fiebre que tenía Spencer antes de ser hospitalizado y aislado al sospecharse que estaba infectado.

publicidad

"Su temperatura era de 100.3 grados Fahrenheit (37.9 grados centígrados), no 103 (39.4 grados centígrados), como se ha reportado", insistió el gobernador de Nueva York.

Recordó que, al tratarse de un profesional de la salud que se había enfrentado al ébola, se estaba tomando la temperatura dos veces al día, siguiendo los protocolos, y sólo cuando vio que estaba alta alertó sobre la situación.

También destacó que, en el caso de Nueva York, el primer diagnosticado es un profesional que había estado tratando enfermos de ébola en Guinea al servicio de Médicos Sin Fronteras (MSF) antes de regresar a la ciudad, el pasado 17 de octubre.

En sus declaraciones, Cuomo dijo que, desde que se conoció anoche el primer diagnóstico en el estado, no se han notado señales de "ansiedad ni pánico" entre los ciudadanos de Nueva York.

"El metro funciona normal", insistió Cuomo refiriéndose al masivo sistema de transporte público de la ciudad, el mayor de Estados Unidos, en el que viajó el médico desde que regresó de Guinea y hasta que fue ingresado en un hospital.

¿Qué hizo el doctor Spencer desde su llegada a EEUU hasta que se le detectó el virus?

Según un calendario de actividades aproximado proporcionado por funcionarios de la ciudad, en los días anteriores a caer enfermo, Spencer salió a correr 3 millas, estuvo en el parque High Line, montó en metro y, el miércoles por la noche, tomó un taxi para ir a un boliche en Brooklyn. El martes se sintió cansado, y empeoró el jueves cuando él y su prometida llamaron a las autoridades para explicar sus síntomas y viajes. Técnicos de emergencias médicas totalmente equipados con trajes de protección contra el ébola se lo llevaron a Bellevue en una ambulancia rodeada de coches patrulla de la policía.

Primer caso de ébola confirmado en Nueva York Univision

Médicos Sin Fronteras, una organización humanitaria internacional, dijo que por los consejos que da a sus miembros a la vuelta de campañas de ébola "el individuo se revisa regularmente e informa de su desarrollo de inmediato". Quienes viajan desde Guinea, Liberia y Sierra Leona deben reportar su estado a funcionarios de salud diariamente y tomarse la temperatura dos veces al día, como hizo Spencer. El doctor limitó también su contacto directo con gente, añadieron los funcionarios.

Spencer, de 33 años, trabaja en el Hospital Presbiteriano de Nueva York adscrito a la Universidad de Columbia. El médico no había visto a ningún paciente ni había estado en el hospital desde su regreso de África, indicó el centro asistencial en un comunicado, que lo calificó de "un humanitario consagrado" que fue a "una zona en crisis médica para ayudar a una población pobre".

publicidad

Spencer es originario de Michigan

En los últimos meses, cuatro trabajadores sanitarios estadounidenses, incluyendo tres médicos, se infectaron de ébola mientras trabajaban en África y fueron repatriados a Estados Unidos para su tratamiento. Todos se recuperaron. Estos sanitarios son vulnerables al contagio por su contacto cercano con los pacientes mientras están en el peor punto de la enfermedad, cuando son más contagiosos.

Spencer es de Michigan y asistió a la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal Wayne y la Facultad Mailman de Salud Pública de la Universidad de Columbia.

Según su página de Facebook, viajó a Africa occidental con una escala en Bruselas, Bélgica, a mediados de septiembre. Una foto lo muestra en un traje protector. Spencer regresó a Bruselas el 16 de octubre.

"Voy a Guinea con Médicos Sin Fronteras", escribió. "Por favor, apoyemos a organizaciones que están enviando apoyo o personas a África occidental, y ayudan a combatir uno de los peores desastres de salud pública y humanitarios en la historia reciente".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad