publicidad
.

El general de la Marina de EEUU dijo que queda una semana para salvar a...

El general de la Marina de EEUU dijo que queda una semana para salvar a los filipinos

El general de la Marina de EEUU dijo que queda una semana para salvar a los filipinos

El general de la Marina, Paul Kennedy, aseguró que cientos de miles de víctimas del tifón Haiyan necesitan ayuda, pero debe llegar rápido.

Es muy probable que el Pentágono apruebe el uso de anfibios en cuestión de horas

El general de la Marina, Paul Kennedy, aseguró que cientos de miles de víctimas del tifón Haiyan necesitan ayuda, pero tiene que ser ya.

Kennedy, quien destacó el esfuezo para ayudar al país asiático dijo que el cuerpo que dirige necesita el envío inmediato de buques anfibios de la marina de guerra de Estados Unidos, equipo para producir agua potable y una variedad de helicópteros, botes pequeños, camiones y suplementos de primera necesidad para aliviar la crisis tras el paso del tifón.

Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.

“Ellos son el cuchillo suizo de la milicia de Estados Unidos”, dijo Kennedy al referirse a los buques anfibios.

Un buque anfibio es capaz de transportar tropas de infantería y materiales pesados para desembarcarlos en cualquier lugar, aunque no haya un puerto.

"No podemos esperar. Tenemos una semana para salvarlos. La gente lleva tres días sin comida, sin agua potable y sin medicinas y se están comenzando a desesperar", advirtió el general en el programa de Piers Morgan.

Kennedy adelantó a la prensa que es muy probable que el Pentágono apruebe el uso de anfibios en cuestión de horas, señala la agenia de noticias Efe.

Tres barcos de guerra que se encuentran en el Pacífico podrían ser enviados en menos de 48 horas.

publicidad

La secretaria de prensa de la agencia dijo que están trabajando para cualquier cosa que Kennedy necesite.

Actualmente, 250 miembros del ejército se encuentran en Filipinas y 107 mil libras de artículos de primera necesidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad