publicidad
La periodista María Elena Salinas, presentadora del Noticiero Univision.

El foro republicano en idioma español

El foro republicano en idioma español

Todos ellos quieren que el inglés sea el idioma oficial, pero participarán en un foro que será transmitido en español.

La periodista María Elena Salinas, presentadora del Noticiero Univision.
La periodista María Elena Salinas, presentadora del Noticiero Univision.

Después de haber sido aplazado durante casi dos meses debido a conflictos de "agenda", el tan anticipado Foro Republicano finalmente está programado para salir al aire el próximo domingo 9 de diciembre.Al igual que el Foro Demócrata en septiembre pasado, se llevara acabo en la Universidad de Miami, y será transmitido por Univision. Y se espera que este también haga historia.El único candidato que no participará será el congresista de Colorado Tom Tancredo. Su excusa oficial sigue siendo la de un conflicto de agenda, aunque su postura sobre el uso del idioma español no es ningún secreto.Agenda disponiblePor fortuna, los demás candidatos pudieron hallar tiempo en su tan apretada agenda para dirigirse al electorado hispano. Su ausencia en varios debates, foros y otras reuniones públicas convocadas por organizaciones minoritarias les ha costado un bombardeo de críticas por quienes lo perciben como un rechazo a los votantes minoritarios.Los casos más notables fueron el debate de la cadena PBS, en Baltimore, moderado por el comentarista afro-americano Tavis Smiley, al que los principales candidatos republicanos no asistieron.Y su negativa de aceptar la invitación a las conferencias anuales de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinoamericanos Electos en Orlando, Florida, y en la reunión del Concejo Nacional de la Raza (NCLR) en Miami, a pesar de que se trataba de dos de las organizaciones hispanas más importantes del país.

Los

publicidad

politólogos atribuyeron la falta de participación republicana en los

dos últimos eventos y en la primera convocatoria al foro de Univision a

los temores de las campañas de tener que enfrentarse al polarizante

debate migratorio. Y es que la inmigración se ha convertido en

un tema central de la campaña presidencial, tanto para republicanos

como para demócratas. Y en esta época en que las campañas políticas son

sujeto de un minucioso escrutinio, cada palabra de los candidatos tiene

un peso mayor.El desafío para los republicanos será explicar su

postura a los votantes latinos que apoyan una amplia reforma migratoria

sin ahuyentar a sus simpatizantes que prefieren su enfoque de línea

dura.Temas de debateAparte

de inmigración los aspirantes republicanos a la presidencia tendrán la

oportunidad durante el foro para hablar de una variedad de temas que

afectan e interesan a la comunidad hispana.Entre otros, la

educación y el proporcionalmente alto porcentaje de deserción escolar

publicidad

entre los hispanos, el cuidado médico y la falta de seguro para una

tercera parte de la población latina, las relaciones de Estados Unidos

con Latinoamérica y la propagación de gobiernos izquierdistas en la

región.Y como a todos los norteamericanos, a los votantes latinos también les preocupa el terrorismo y la guerra en Irak.

Aunque

los votantes latinos han apoyado tradicionalmente a los demócratas, la

elección presidencial del 2004 demostró que a los latinos se les puede

romancear.El presidente George Bush obtuvo el 44 por ciento del

voto latino, más que cualquiera otro candidato presidencial republicano

en la historia.En la elección intermedia del 2006 los

republicanos perdieron terreno y obtuvieron tan sólo un 30 por ciento,

y sondeos recientes muestran que los votantes hispanos se inclinan

notablemente hacia los demócratas para el 2008.Pero el voto hispano no es homogéneo y ninguno de los partidos lo puede ignorar.Una fuerza de 17 millonesEl potencial es inmenso. Las proyecciones para el 2008 muestran que habrá 17 millones de hispanos aptos para votar.Con

las campañas masivas para registro de votantes y millones de

inmigrantes solicitando la ciudadanía norteamericana, esa cifra puede

publicidad

incrementarse dramáticamente.Los ciudadanos naturalizados en

particular, quienes no están comprometidos con ningún partido, pueden

irse en cualquier dirección.Con menos de un año para la

elección presidencial, los republicanos tienen una lucha cuesta arriba

para ganarse el apoyo y el corazón de los votantes latinos.El 9 de diciembre será un buen momento para avanzar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad