publicidad
Mandela visitó la nación norteamericana pocos meses después de que fuera liberado.

El FBI dio a conocer amenazas de muerte contra Nelson Mandela en EEUU

El FBI dio a conocer amenazas de muerte contra Nelson Mandela en EEUU

Mandela visitó esa nación cuatro años antes de convertirse en el primer Presidente negro de Sudáfrica.

Mandela visitó la nación norteamericana pocos meses después de que fuera...
Mandela visitó la nación norteamericana pocos meses después de que fuera liberado.

El expresidente sudafricano Nelson Mandela recibió múltiples amenazas de muerte durante su visita a Estados Unidos en 1990, según documentos revelados esta semana por el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

Voceros del FBI explicaron en Washington que la publicación de los registros en el sitio web del organismo policial norteamericano es un procedimiento regular que la oficina efectúa después del deceso de personalidades de alto perfil.

Los archivos sobre el icónico luchador antiapartheid, fallecido en diciembre de 2013, fueron además difundidos por el estudiante de doctorado del Instituto Tecnológico de Massachusetts, Ryan Shapiro, reseñó este sábado la prensa sudafricana.

Mandela visitó la nación norteamericana pocos meses después de que fuera liberado tras cumplir una pena de prisión de casi tres décadas en cárceles del apartheid y cuatro años antes de convertirse en el primer Presidente negro de Sudáfrica.

publicidad

Al menos tres amenazas

Según los expedientes desclasificados, el exlíder del Congreso Nacional Africano recibió una nota escrita a mano que decía: Recuerda a John F. Kennedy en Dallas (presidente estadounidense asesinado en noviembre de 1963).

De acuerdo con el portal de Prensa Latina, otro sujeto telefoneó a Madiba y le dijo que era miembro de la Banda de los Caballeros Arios y que había dos bombas en su ruta para un desfile en Nueva York.

También hubo un intento de intimidación en una universidad de Georgia, donde el estadista visitante tenía programada una conferencia.

En aquella ocasión una persona llamó y afirmó que él y dos individuos habían recibido entrenamiento militar y tenían las armas, más los otros medios necesarios, para matar a Mandela en Georgia.

De acuerdo con el FBI, esa llamada jamás pudo ser rastreada y no hay más información disponible sobre los supuestos conspiradores.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad