publicidad

El exilio cubano critica medidas de Obama

El exilio cubano critica medidas de Obama

Celebran la liberaciíon de Alan Gross pero expresaron frustración al saber que se trató de un intercambio.

Marco Rubio: "la decisión de la Casa Blanca es decepcionante" Univision

Líderes del exilio manifestaron el miércoles su satisfacción por la liberación en la isla del contratista Alan Gross, pero expresaron frustración al saber que se trató de un intercambio con tres agentes cubanos detenidos en Estados Unidos.

Leer: Cuba liberó al contratista Alan Gross

"Me alegro por Gross, pero por otro lado es increíble que el gobierno de Obama tome el sistema de justicia de Estados Unidos con una ligereza tan grande", expresó a The Associated Press José Basulto, presidente de la organización Hermanos al Rescate, tras recordar que los tres agentes fueron condenados en un juicio en el que él participó como testigo del gobierno.

"La evidencia fue clara y fueron condenados, y el presidente actual se atribuye el derecho de tomar el sistema judicial como si fuera su propio sistema de castigo y los devuelve a Cuba como si fueran una pieza de cambio de un juego de barajas", expresó.

Leer: EEUU y Cuba inician una nueva era de relaciones.

Funcionarios del gobierno dijeron que Estados Unidos y Cuba iniciarán conversaciones con el fin de normalizar las relaciones diplomáticas plenas, en el cambio más significativo de la política de Washington hacia la isla comunista en décadas.

Entre las medidas para generar confianza entre los dos viejos enemigos están la liberación de Gross, en Cuba, y de los tres cubanos, en Miami.

publicidad

Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, expresó que el exilio cubano esperaba que el gobierno de Obama diera "algún paso radical" en la política de Estados Unidos hacia Cuba durante su último período en el poder, pero "la magnitud (del anuncio del miércoles) sorprende".

Tras indicar su satisfacción por la liberación de Gross, indicó que las políticas de mayor acercamiento hacia Cuba plantean un reto al exilio cubano.

"Esto no es un revés, es un reto" para un exilio que estaba acostumbrado a políticas sin grandes cambios en las relaciones con Cuba, explicó.

A su vez, el congresista republicano de origen cubano, Mario Díaz-Balart (republicano de Florida), criticó este miércoles las "concesiones sin precedentes" del presidente Barack Obama para conseguir la puesta en libertad del contratista.

"La forma en que se logró su liberación es indignante y demuestra que, una vez más, el presidente (Barack) Obama trata de contentar a todos y está dispuesto a ofrecer concesiones sin precedentes a una dictadura brutal que se opone a los intereses estadounidenses en cada oportunidad", dijo Díaz-Balart en un comunicado.

Gross aterrizó hoy en la Base Aérea Andrews en Maryland tras ser liberado por Cuba, mientras que la Casa Blanca envió de regreso a la isla caribeña a tres espías cubanos del llamado grupo de "Los Cinco" que cumplían condena en Estados Unidos.

publicidad

El representante por Florida dijo que los espías cubanos que está "liberando Obama" fueron condenados por espionaje en instalaciones militares y uno de ellos fue condenado por su papel en el derribo de un avión civil estadounidense en el espacio aéreo internacional.

"Su liberación temprana es una aberración atroz de la justicia", consideró el congresista, que agregó que la normalización de las relaciones entre los dos países supondría un alivio para el "peor violador de los derechos humanos en el hemisferio".

"Las acciones del presidente Obama son una traición inconcebible de los valores fundamentales de Estados Unidos y un profundo insulto al pueblo cubano oprimido", opinó Díaz-Balart, que agregó Gross "nunca debería haber pasado un día de prisión" y mostró su satisfacción de que "finalmente se reuniese con su familia".

En su opinión, aceptar el "chantaje" del régimen castrista es un "ultraje" y se traducirá en "envalentonar aún más a la dictadura cubana para continuar agrediendo y oprimiendo a su propio pueblo".

En Washington, el presidente del Congreso, John Boehner (republicano por Ohio), fustigó con dureza el cambio de política diplomática de Obama hacia Cuba, y tildó la decisión de una serie de "concesiones sin sentido" hacia una dictadura brutal.

publicidad

Las relaciones con el régimen de los Castro no deberían ser revisadas y mucho menos normalizadas hasta que los cubanos disfruten la libertad, ni un segundo antes", precisó.

El Senador Marco Rubio (republicano de Florida), cuyo nombre figura como posible aspirante a la nominación presidencial en los comicios de 2016, criticó el anuncio hecho por el gobierno de Obama y dijo que la Casa Blanca había ganado poco en un cambio de política hacia el gobierno comunista de La Habana.

“La Casa Blanca ha concedido todo, pero ganado poco", dijo.

Rubio aseguró que se opondrá a la confirmación de embajadores y a la aprobación del presupuesto para financiar la embajada estadounidense en la Habana.

Gross llegó hoy a Estados Unidos pocas horas después de que la Casa Blanca confirmara que el Gobierno de Cuba había puesto en libertad "por razones humanitarias" al contratista.

Gross fue arrestado y encarcelado en diciembre de 2009, cuando trabajaba en la isla como contratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID).

Catorce meses después fue juzgado y condenado a 15 años de prisión, acusado por el Gobierno cubano de "acciones contra la integridad territorial del Estado".

(Con información de Efe y The Associated Press)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad