publicidad
A 47 años de su muerte, mucha gente sigue recordando a John F. Kennedy.

El espíritu de Kennedy

El espíritu de Kennedy

El espíritu de John Fitzgerald Kennedy vive, no sólo en Boston, la capital del Estado de Massachusetts.

A 47 años de su muerte, mucha gente sigue recordando a John F. Kennedy.
A 47 años de su muerte, mucha gente sigue recordando a John F. Kennedy.

Su ráfaga sigue presente

El espíritu de John Fitzgerald Kennedy vive, no sólo en Boston, la capital del Estado de Massachusetts donde la familia Kennedy vivió, sino en el inconsciente colectivo estadounidense, a través del recuerdo y de su legado histórico. 

Para la doctora y psicoterapeuta estadounidense Karen Ruskin, “John F. Kennedy y su familia han ejercido una gran fascinación para muchos estadounidenses en la cultura Americana”.

Aún hoy, a los 47 años de su muerte, muchos de sus conciudadanos comparten esa herencia y mantienen el mito de la famosa dinastía.

Casa natal

En el barrio de Brookline, en Boston, se encuentra la casa donde naciera el presidente John F. Kennedy, el 29 de mayo de 1917 y cuatro de sus nueve hermanos.

publicidad

Es una casa pequeña, de dos plantas, pintada de verde, localizada en la calle 83 Beals, en un vecindario tranquilo y arbolado de clase media. La casa es hoy museo, conserva parte del mobiliario de la familia y su estructura se mantiene intacta, lo cual permite sentir el hogar donde creció el presidente.

En la parte baja está la sala y el comedor, con la vajilla de la familia, En la parte alta se encuentra el dormitorio principal donde nació John F., a las 3 de la tarde, atendido en su casa, como se estilaba entonces.

En el cuarto de niños, se encuentran la cuna y libros que la madre le leía. Entre sus preferidos figuran el Rey Arturo y los Caballeros de la Table Redonda. Varias fotos  recuerdan la familia, integrada por el padre, Joseph Kennedy, un hombre de negocios que llegó a ser embajador de Estados Unidos en Inglaterra, y la madre, Rose, hija del Alcalde de Boston, con sus hijos.

Según testimonios relatados por Rose, la educación fue esmerada para todos los niños, desde temprana edad vivieron en un ambiente de historia, política y tradición.

Malka Benjamin, funcionaria del Sitio Histórico Nacional J.F.Kennedy, comenta:

“Los Kennedy se mudaron al barrio de Brookline, después de su luna de miel y vivieron durante 6 años. Tuvieron 4 niños en esta casa, entre ellos al presidente, iban a la escuela, a la biblioteca, y a la iglesia católica que está a pocas cuadras, por eso, hasta hoy, los vecinos comparte un gran pastel el día del nacimiento del presidente y vienen a homenajearlo.

publicidad

Cuando Kennedy murió, mucha gente se acercó a la casa a dejar flores y condolencias y fue Rose Kennedy, la madre del presidente, la que se ocupó de recuperar la casa, comprándola en 1966, restaurándola y decorándola con muebles y objetos personales hasta  convertirla en Museo, inaugurándola en 1969.  Un verdadero tributo a su hijo y un regalo al pueblo americano”. 

El niño Kennedy, no defraudó a sus padres, se graduó de Harvard, en 1940, con honores. Aunque  fue un joven bastante enfermo, su salud no fue impedimento para que fuera un activo deportista, un ávido lector y acompañara a su padre en su gestión diplomática por Europa, conociendo líderes internacionales, visitando diferentes países y formando sus conceptos de política internacional.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial se alista y comanda una Lancha torpedera en el Pacífico, sufre un ataque y salva a la tripulación, hazaña que le vale una condecoración militar y un ascenso de  popularidad, que lo lanza a la carrera política.

Museo y biblioteca presidencial

Nos alejamos del centro de la ciudad hacia Columbia Point, sobre el Harbor de Boston, para encontrar el Museo y Biblioteca Presidencial John F. Kenendy, un bello edificio de vidrio, concebido por el famoso arquitecto I.M. Pei, quien creó la moderna estructura como una pirámide truncada, simbolizando de alguna manera, la vida del joven presidente.

publicidad

El sistema de Bibliotecas presidenciales fue fundado por el Presidente Franklin Roosevelt, en 1939. Kennedy inició gestiones para crear una biblioteca similar en Cambridge, que guardara la documentación y los archivos de su mandato. Finalmente se construyó el edificio, que costó 12 millones de dólares  (8 millones y medio de euros), con aportes privados y se inauguró el 20 de octubre de 1979.

Ocupa 10 acres (4,04 hectáreas / 40.000 metros cuadrados) y es la Biblioteca Presidencial número 10 en la nación. Los archivos contiene 8.4 millones de páginas de documentos personales, la visitan mas de 200 investigadores, también contiene documentos de su hermano Robert F. Kennedy y de 300 colaboradores. Tiene 200 mil fotografias, 7000 horas de grabaciones y 70 mil volúmenes sobre el tema. 

El edificio, además del Museo y los archivos del presidente aloja la Fundación Kennedy, cuya presidenta es su hija Carolina Kennedy y la Colección Ernest Hemingway, con documentos y manuscritos del escritor, que su viuda donara sabiendo la admiración que Kennedy tenía por la obra del célebre autor.

Cuando se entra al Museo Biblioteca sorprenden los amplios ventanales sobre el mar y pronto se ingresa al teatro donde se aprecia un documental sobre la vida de Kennedy; luego se pasa a las alas: iniciación a su carrera política y Convención de Los Angeles, donde el Partido Demócrata lo nomina para ser el 35 presidente de los Estados Unidos.

publicidad

A través de la multimedia museográfica se refleja la historia de los Estados Unidos y los pasos de Kennedy, primero como senador de Massachussetts, entre 1946 a 1956, luego su nominación a Presidente y su período presidencial.

El recorrido es una crónica de sus 1 mil días políticos, a través de fotos, objetos, documentos y dramatización de los diversos escenarios: el ceremonial de la Casa Blanca, su escritorio, la oficina del Fiscal general, su hermano Robert F. Kennedy con quien compartió momentos difíciles; la oficina Oval, la presencia de la primera dama Jacqueline Kennedy, el Programa Espacial, el Tratado de No Proliferación de Armas, hasta su asesinato el 22 de noviembre de 1963.

La visita nos hace revivir las gestiones de su presidencia frente a la Crisis de los Misiles en Cuba, la Guerra Fría y la tensión nuclear, la promoción de los Cuerpos de Paz para ayudar a los países de África y Asia, la Alianza para el Progreso en Latinoamérica y su apoyo a la carrera Espacial, que permitió que, en 1961, Alan Shepard fuera el primer americano en tocar suelo lunar.

El énfasis en los Derechos Civiles y la igualdad racial, su lucha por afianzar las democracias y los pactos políticos con líderes mundiales para asegurar la paz en el planeta.

Para Rachel Day, Jefa de Comunicacion de JFK Biblioteca, “nuestro deseo es que cuando la gente visite la Biblioteca Museo aprendan a través del ejemplo del presidente Kennedy y se inspiren para seguir su conciencia en el trabajo, en beneficio de su comunidad, su país y el mundo”.

publicidad

Su legado impulsa a generaciones que recuerdan uno de sus últimos discursos del Estado de la Unión, en 1963: “Agradecemos los vientos del cambio y tenemos motivos para creer que nuestra ola va a adquirir cada vez más fuerza”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad