publicidad
Tienen mejor salud aquellos latinos nacidos en América Latina que llegan al país

El español se abre paso en EU

El español se abre paso en EU

Los inmigrantes latinos que llevan a Estados Unidos revitalizan el uso del español entre sus compatriotas bilingües.

Tienen mejor salud aquellos latinos nacidos en América Latina que llegan...
Tienen mejor salud aquellos latinos nacidos en América Latina que llegan al país

Cada día más frecuente

MIAMI, Florida - Los inmigrantes hispanos que llegan a Estados Unidos revitalizan el uso del español entre sus compatriotas bilingües, que gracias al dominio de los dos idiomas aumentan sus oportunidades profesionales, según indican recientes estadísticas y expertos.

El escritor Eduardo Lago, nuevo director del Instituto Cervantes de Nueva York, que hace un año relevó en su cargo al también escritor Antonio Muñoz Molina, asegura que el bilingüismo es un hecho cada vez más frecuente entre la comunidad hispana de Estados Unidos.

"Hay una presencia muy potente de un idioma nuevo, el español, que convive con el inglés y en cada persona se observan diversos grados de dominio de un idioma u otro", dijo en una entrevista telefónica Lago, ganador del premio Nadal 2006 por su novela "Llámame Brooklyn".

publicidad

El escritor, que también es catedrático de literaturas Hispánicas en Nueva York y doctor en Literatura Española, considera que la inmigración contribuye a fortalecer el bilingüismo en las comunidades latinas como Nueva York, Miami o Los Ángeles, que alternan a diario el inglés y el español.

Lo pierden menos

"Hay un predominio del inglés, lo que lo cambia son las nuevas oleadas de inmigrantes que no dominan el inglés y renuevan y fortalecen el español", apuntó Lagos, que explicó que con este "efecto retroactivo" las generaciones anteriores de hispanos, que tienden a olvidar el español, lo recuperan o lo pierden menos.

Añadió que la nueva concepción de español como idioma de "prestigio" en los medios de comunicación y entre los intelectuales es otra motivación para mantener esta lengua viva y actualmente incluso los propios profesionales estadounidenses necesitan aprender español para aproximarse a los hispanos.

"Hay un cambio de modelo, hasta ahora el inglés era la lengua de prestigio y la educación y el español la lengua de la familia y el barrio, ahora cada vez se borran más estas dos fronteras", afirmó el director por su experiencia tras llevar 20 años viviendo en Nueva York, convencido de que en el futuro habrá cada vez más espacio para el español de calidad.

publicidad

La mayoría es bilingüe

Según una encuesta sobre bilingüismo del Centro Hispano Pew de 2004, el 44 por ciento de los hispanos de Estados Unidos habla inglés y español, frente al 52 por ciento que habla sólo español y el 34 por ciento que habla sólo inglés.

De los bilingües, los mexicanos, que son la comunidad hispana más numerosa de Estados Unidos, ocupan el primer lugar con un 63 por ciento, seguidos de los puertorriqueños, con un 13 por ciento.

El hogar sigue siendo el ámbito en el que los hispanos recurren al español más que al inglés, con un 17 por ciento, algo que en el trabajo le ocurre al 7 por ciento de los latinos mientras que el inglés se habla más que el español en el 27 por ciento de los casos y sólo inglés en el 33.

Esta convivencia del inglés y el español en Estados Unidos se manifiesta por medio de fenómenos como el "spanglish", que consiste en la mezcla de términos y estructuras sintácticas y afecta a aquellos bilingües que están en contacto permanente con las dos lenguas.

Cómodos con dos idiomas

Es el caso de Ray Alberto Pérez, nacido en Nueva York pero de padres puertorriqueños, que vive en Miami y en sus conversaciones con los compañeros de trabajo usa indistintamente el inglés y el español.

"A veces no me sale la palabra en español y la digo en inglés y al revés", dijo Pérez, tras asegurar sentirse prácticamente igual de cómodo con los dos idiomas.

publicidad

El director del Instituto Cervantes de Nueva York consideró que este dominio del inglés y del español es una "riqueza" que aumenta las posibilidades laborales en Estados Unidos al poder llegar a un mayor espectro de la población.

Sin embargo, en ciertos condados estadounidenses como Miami, donde la comunidad de hispanos representa el 57 por ciento de la población, los latinos pueden desenvolverse sólo con el español a pesar de la conveniencia de aprender inglés por ser el idioma oficial.

Donde más español se habla

Otro ejemplo es el la zona más poblada del estado de Washington donde el 72 por ciento de los hispanos habla más español que inglés en sus hogares, según un estudio difundido en junio.

El estudio de la empresa Conexión Marketing en colaboración con la Universidad de Seattle se centró en los condados de la región Puget Sound que incluye las ciudades de Seattle y Tacoma y donde vive la mitad de los 581 mil hispanos que residen en el estado de Washington.

Esto supone un menor nivel de integración de los hispanos en el estado de Washington en relación al resto del país, lo que no significa que ese porcentaje de hispanos no conozca suficientemente el inglés, ya que lo utilizan con normalidad fuera del hogar.

"Zona de frontera"

Según la cubana Viviana Díaz Balsera, profesora asociada de español del Departamento de lenguas modernas de la Universidad de Miami, Miami es "una zona de frontera en términos lingüísticos".

publicidad

"El bilingüismo es un fenómeno imparable. Hay gente que trata de imponer resistencia pero a la larga es muy positivo", dijo Díaz en referencia aquellos sectores que ven el español, la segunda lengua más importante de Estados Unidos con 32 millones de hablantes, como una "amenaza" que puede acabar fragmentando la cultura del país.

La experta se mostró de acuerdo con la idea de que la llegada de inmigrantes hispanos "flexibiliza" y "enriquece" el español, pero a pesar de considerar que su importancia está en "continuo crecimiento" pronosticó que en ningún momento logrará desplazar al inglés como lengua dominante.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad