publicidad
El Hospital Presbiteriano de Dallas pasó de ser un exclusivo hospital para ricos a estar en el ojo del huracán por el ébola. 

El ébola golpea el prestigio del Hospital Presbiteriano de Dallas

El ébola golpea el prestigio del Hospital Presbiteriano de Dallas

El Presbiteriano pasó de ser un exclusivo hospital para ricos a estar en el ojo del huracán por el ébola. 

El Hospital Presbiteriano de Dallas pasó de ser un exclusivo hospital pa...
El Hospital Presbiteriano de Dallas pasó de ser un exclusivo hospital para ricos a estar en el ojo del huracán por el ébola. 

Texas es considerado uno de los estados con los mejores hospitales y escuelas de medicina del país; sin embargo, en las últimas dos semanas una crisis por el virus del ébola ha sembrado la desconfianza en los centros médicos en general y en el Hospital Presbiteriano de Dallas en particular.

publicidad

La confirmación el miércoles en la madrugada del segundo contagio por ébola tras la muerte del paciente liberiano Thomas Eric Duncan, dejaron al descubierto la falta de protocolos y de instrucción por parte del personal médico para tratar el mortal virus.

Hasta hace tres semanas, pocos cuestionaban al Hospital Presbiteriano de Dallas. Con cerca de 900 camas y 1,000 médicos, es el octavo más grande de Texas y se ha especializado en problemas cardiacos y en partos; de hecho, según reportes de The New York Times, en sus instalaciones nacen anualmente 5,000 bebés.

Los residentes de Dallas lo llaman “Presby”, es muy conocido en la ciudad aunque pocos tengan los recursos para atenderse en sus instalaciones a las que llegan únicamente los más adinerados.

Leer:  Univision entrevistó a una pasajera que viajó con la enfermera contagiada de ébola

El ala de maternidad lleva el nombre de Margot Perot, la esposa del magnate de la tecnología y el ex candidato presidencial Ross Perot. En tanto, la presidenta de la junta de la compañía de padres del hospital, es Anne T. Bass, la esposa del multimillonario inversionista Robert M. Bass, señala el New York Times en una nota firmada por Kevin Sack.

Hospital Presbiteriano, el Neiman Marcus de los hopitales 

A pesar de las críticas por el contagio de las enfermeras tras la muerte de Duncan, sus partidarios se preguntan si cualquier hospital lo habría mejor en circunstancias similares: la llegada imprevista del primer paciente con ébola a sus salas de emergencia.

publicidad

Para el juez Clay Jenkins, el principal funcionario electo del condado de Dallas, el “Presby” es una institución que "ha labrado una reputación como un gran hospital".

Le permitieron viajar en avión a enfermera con ébola Univision

Esa reputación podría ir en picada, funcionarios de salud han comenzado a expresar la necesidad de que el personal del hospital, en particular de sus enfermeras, permanezcan lejos de sus puestos de trabajo, y la empresa ya ha tenido que contratar a enfermeras y voluntarios de otros hospitales para satisfacer las demandas de personal aumentadas, señala el New York Times.

Los acaudalados pacientes del Hospital Presbiteriano han expresado su desconfianza. "Siempre ha sido considerado el Neiman Marcus de los hospitales, porque un montón de gente rica vino aquí", le dijo Suzanne Worthing al Times mientras esperaba, prácticamente sola a que su marido le hicieran una ecografía. "Ahora nos preguntamos si es que va a convertirse en el JC Penney", agegó.

publicidad

Leer:  Más de 70 trabajadores sanitarios cuidaron a Thomas Eric Duncan

La señora Worthing, dijo que uno de sus hijos está siendo atendido en este centro médico, y que ella y otros miembros de la familia acuden regularmente al médico ahí. Pero reconoció que ella y su marido lo pensaron dos veces antes de mantener su cita el miércoles.

El hospital aceptará sus errores en la Cámara de Representantes

Y en medio de la vorágine de especulaciones sobre el "Presby", el director clínico de Texas Health Resources (el consorcio sanitario al que pertenece el hospital), Daniel Varga, comparecerá este jueves en la Cámara de Representantes, pero el escrito que va a leer ya fue difundido en los medios locales.

"Desafortunadamente, en el primer contacto con el señor (Thomas Eric) Duncan, a pesar de nuestras mejores intenciones y del equipo médico altamente calificado, cometimos errores", admite Varga en su escrito, en el que también se disculpa por "no haber diagnosticado correctamente los síntomas de ébola".

¿Cómo ataca el virus del ébola? Univision

Duncan acudió el 25 de septiembre por primera vez al Hospital Presbiteriano de Dallas con fiebre y dolores abdominales, pero los médicos le dejaron volver a casa con antibióticos sin tener en cuenta que venía de Liberia, señaló la agencia Efe.

El enfermo volvió al hospital tres días después, cuando fue aislado y posteriormente diagnosticado con la enfermedad.

Varga también admitió errores en el "esfuerzo de comunicar lo que pasaba de forma rápida y transparente a la opinión pública", que "inquietaron a una comunidad que ya estaba preocupada y confundida".

El hospital anuncia cambios

El ejecutivo explicó que a raíz de esos errores el hospital ha implementado "una serie de cambios basados en las lecciones aprendidas".

publicidad

Durante el ingreso de Duncan, al menos dos enfermeras que lo atendieron se contagiaron de ébola, Nina Pham y Amber Vinson, de 26 y 29 años, respectivamente.

El caso de Vinson se confirmó el miércoles y las autoridades pusieron en alerta a todos los pasajeros de un vuelo que tomó la enfermera el lunes entre Cleveland y Dallas, cuando ya tenía fiebre y su compañera Pham estaba aislada.

Autoridades de Dallas emitirán una declaratoria de emergencia

Según informaron este miércoles fuentes gubernamentales a la cadena NBC, Vinson consultó si podía tomar el vuelo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el organismo sanitario encargado de gestionar la crisis, que le dijeron que sí.

Tras ser diagnosticada con ébola, Vinson fue trasladada al Hospital Emory de Atlanta, que ya ha tratado a estadounidenses repatriados de África Occidental contagiados con el virus.

Mientras tanto, las autoridades de Dallas planean emitir el jueves una declaración de emergencia ante el riesgo de contagio.

Dallas tiene un paciente fallecido, tres casos confirmados y 118 personas en potencial riesgo de contraer el virus, de las que más de la mitad son personal sanitario.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad