publicidad

El cuerpo del hombre que murió de ébola en EEUU ya fue cremado

El cuerpo del hombre que murió de ébola en EEUU ya fue cremado

El cuerpo del liberiano que murió de ébola en EEUU han sido incinerados bajo normas estrictas de seguridad.

El miedo al contagio de ébola permaece en EEUU pese a la aplicación de más medidas de seguridad en varios aeropuertos. Mientras tanto el cuerpo del liberiano que murió de ébola en EEUU han sido incinerados bajo normas estrictas de seguridad.

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) implementaron pautas estrictas para el manejo de los cuerpos de las víctimas de ébola ya que el virus puede ser trasmitido en los entornos de atención postmortem.

Duncan, quien falleció el miércoles en el Hospital Texas Health Presbyterian de Dallas, fue la primera persona diagnosticada con ébola en Estados Unidos, tras haber llegado a Dallas procedente de Liberia, su país de origen, el 20 de septiembre pasado.

De acuerdo a su récord médico el 25 de septiembre, Duncan ingresó en la unidad de urgencias del Hospital Plebiscitario de Dallas con fiebre de 103 grados Farenheit (39.4ºC) y dolores abdominales pero los médicos le dejaron volver a casa con antibióticos. Lo que significa un signo de alerta en la prevención que están teniendo los hospitales al registrar a los enfermos en la nación.

Los doctores no tuvieron en cuenta que acababa de llegar de Liberia, uno de los tres países, junto a Sierra Leona y Guinea, más afectados por la epidemia de ébola.

El enfermo volvió al hospital tres días después, cuando fue aislado y posteriormente se convirtió en el primer diagnosticado con ébola fuera de África.

publicidad

Duncan estuvo conectado a un ventilador, con diálisis renal y, cuando empeoró su estado este fin de semana, se le empezó a suministrar un medicamento experimental que no dio el resultado esperado.

 

Las medidas de seguridad en los aeropuertos de Estados Unidos se incrementan Univision

Urgente contención del ébola

El Gobierno de Barack Obama considera que la contención de la epidemia en África Occidental es la acción más urgente para evitar un brote de la enfermedad en EEUU.

Mientras, 200 trabajadores de la limpieza de cabinas de aviones del aeropuerto de LaGuardia, en Nueva York, se declararon en huelga para denunciar la "falta de protección ante una posible exposición el ébola y otras enfermedades infecciosas".

Tras horas de protestas, la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey accedió a "revisar las preocupaciones" del personal y aseguró que los limpiadores volverían a su puesto de trabajo.

El aeropuerto de LaGuardia, que solo opera vuelos nacionales, no es uno de los cinco aeropuertos estadounidenses que comenzarán a partir de este fin de semana a tomar la temperatura a los pasajeros que lleguen desde los países afectados en África Occidental.

publicidad

Según lo anunciado este miércoles por la Casa Blanca, el 94 % de los ciudadanos que viajan a EEUU desde esos países lo hace a través de una de las cinco terminales elegidas: John F. Kennedy (Nueva York), Dulles (Washington D.C.), O'Hare (Chicago), Hartsfield-Jackson (Atlanta) y Newark (Nueva Jersey).

El 32 % de los estadounidenses están preocupados por la posibilidad de que ellos o su familia puedan quedar expuestos al ébola, según una encuesta publicada esta semana por el centro de investigación Pew.

Por otra parte, la Cámara baja de EEUU dio luz verde a una partida de $700 millones de dólares para las operaciones del Pentágono dentro del plan estadounidense contra el ébola en África Occidental, que ahora tendrá que aprobar el Senado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad