publicidad

El Congreso de EEUU condena a Obama por intercambio de prisioneros talibanes

El Congreso de EEUU condena a Obama por intercambio de prisioneros talibanes

Barack Obama no informó sobre el intercambio del prisionero de guerra Bowe Bergdahl por cinco talibanes.

La Cámara de Representantes está molesta con Barack Obama. La razón es que el presidente de EEUU no informó al Congreso sobre el intercambio del prisionero de guerra Bowe Bergdahl por cinco miembros de los talibanes que estaban retenidos en la prisión militar de Guantánamo.

La resolución recibió 249 votos a favor y 163 en contra. El resultado fue abrumador después de que 22 demócratas se unieron a la mayoría republicana.

Aunque la medida no tiene ningún valor jurídico, castiga a Obama justo cuando se enfrenta a la opinión pública estadounidense en busca de apoyo para una acción militar contra el Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) en Irak y, posiblemente en Siria.

Llegó a Estados Unidos el soldado intercambiado por talibanes hace unas semanas Univision

John Boehner, líder republicano en la Cámara, denunció que el gobierno "está alentando a los enemigos de Estados Unidos. Al liberar a cinco principales comandantes talibanes, la administración de Obama hizo que los estadounidenses vivan menos seguros", dijo.

La liberación del sargento Bowe Bergdahl, en mayo, fue recibida con euforia después de que el militar estadounidense pasó cinco años como prisionero de los talibanes en Afganistán.

El acuerdo provocó la ira entre los legisladores que criticaron al presidente por no notificar al Congreso sobre el canje antes de llevarlo a cabo.

La Oficina de Responsabilidad del Gobierno, una agencia federal de vigilancia, ya dictaminó en agosto que el Departamento de Defensa había violado la ley de Estados Unidos al no informar al Congreso.

El controversial regreso del soldado Bowe Bergdahl Univision

Según la ley de EEUU, la administración de Obama debió de notificar al Congreso de su proyecto de intercambio de prisioneros 30 días antes. Pero los políticos no fueron informados hasta el mismo día del canje, el 31 de mayo, violando así la ley.

El sargento Bergdahl desapareció en Afganistán en 2009. Tras cinco años de cautiverio, Washington temía por el deterioro de su salud, por lo que fue intercambiado.

Los hechos han generado una fuerte controversia política. Para algunos conservadores, el precio pagado por Bowe Bergdah, a quien algunos acusan de haber desertado, fue demasiado elevado.

El intercambio molestó, sobre todo, a los que consideran que negociar con "terroristas" fija un precio precedente.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad