publicidad

El Congreso aprobó la histórica reforma del sistema de salud

El Congreso aprobó la histórica reforma del sistema de salud

El Congreso de EU aprobó la reforma del sistema de salud y ahora aguarda la firma de Obama para convertirse en ley.

El cambio

WASHINGTON, DC - Un histórico proyecto de ley de salud iba camino al escritorio del presidente Barack Obama para que lo hiciera ley, mientras el Congreso daba los últimos pasos en una lucha de casi un siglo para lograr una cobertura médica que alcance a casi toda la población.

"Así es como se ve el cambio", dijo Obama en declaraciones televisadas que recordaron su promesa de campaña en el 2008 de traer "un cambio en el que podemos creer"."Demostramos que este gobierno, un gobierno del pueblo y para el pueblo, aún funciona para el pueblo", añadió.La presidencia de Obama, de apenas poco más de un año, recibió el soplo de aire fresco que necesitaba al aprobarse el proyecto, que tendría consecuencias para prácticamente todos los estadounidenses.La batalla por el futuro del sistema de seguros de salud, un sexto de la economía nacional, generó una oposición monolítica de los republicanos y de activistas conservadores que ahora esperan las elecciones legislativas de noviembre.

Un paquete adicional de cambios propuestos por los representantes demócratas, que acompaña el proyecto principal ya aprobado por el Senado, fue aprobado con 220 votos a favor y 211 en contra.

Ahora pasará a la cámara alta, donde podría ser debatido desde el mismo martes. Los senadores oficialistas esperan aprobarlo sin cambios y mandárselo a Obama sin más escalas.

publicidad

Sin embargo, los republicanos intentan presentar objeciones reglamentarias que podrían cambiar el texto y forzar a que sea enviado de nuevo a la cámara baja.

Obama pretende firmar el proyecto principal el martes, aunque aún no es seguro, según un funcionario del Ejecutivo que pidió no ser identificado.

El senador republicano John McCain dijo la mañana del lunes que el debate aún no se termina y que le repelía "toda esta euforia que está sucediendo".

"Fuera de la zona de Washington, el pueblo estadounidense está muy enojado", dijo McCain en el programa " Good Morning America" del canal ABC. "No les gusta y lo vamos a rechazar".

La ley

Los legisladores votaron 219-212 para aprobar un proyecto de ley que ya había pasado por el Senado y luego aprobaron modificaciones (220-211) que ahora deben ser aprobadas en la cámara alta antes de que Obama lo promulgue.

El Senado aprobará los últimos cambios esta semana.

Se espera que la reforma eleve a 95% la proporción de ciudadanos menores de 65 años con seguro de salud privado.

La cobertura de Salud en Estados Unidos se discute desde la presidencia de Theodore Roosevelt (1901-1909), pero nunca se había logrado concretarla.

La votación tras un año enfrentamientos políticos y una dramática semana en la que Obama debió suspender una gira por Asia para obtener los apoyos para aprobar este proyecto de reforma que de rechazarse ponía en juego buena parte de las esperanzas despertadas por su llegada al poder.

publicidad

En el marco de las negociaciones, el presidente se comprometió el domingo a firmar una orden ejecutiva que reafirma la ya vigente prohibición de abortos con financiamiento público, lo que le permitió contar con el respaldo de demócratas conservadores.

El proyecto aprobado apunta a atender a 32 millones de estadounidenses que no tienen servicios médicos mediante la expansión de los programas de salud pública y subsidios para que familias modestas puedan adquirir seguros privados.

Se estima que con la aprobación de la ley 95% de los casi 300 millones de habitantes dispondrán de cobertura médica.

La reforma tiene un costo de 940.000 millones de dólares en 10 años y, a la vez, reduciría en ese mismo período en 138.000 millones el déficit estadounidense; según un estudio de una comisión del Congreso.

El sistema estadounidense de salud está en cuestión desde hace casi un siglo. Generaciones enteras de líderes, desde Theodore Roosevelt a Bill Clinton (1993-2001), no consiguieron lograr la aprobación de proyectos a menudo rechazados por los médicos y las compañías de seguros.

Los legisladores republicanos se opusieron a la iniciativa porque consideran que provocará aumentos de impuestos y hará que el Estado se involucre en actividades privadas.

Aun así, algunos republicanos reconocieron la dimensión histórica que tendrá la reforma de Obama. "Sería histórico en la medida en que el presidente lograría lo que nadie jamás consiguió", dijo el domingo un senador demócrata en el diario The Washington Post.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad