publicidad
El atacante, identificado como Larry Steve McQuilliams, fue abatido al disparar contra varios edificios en Austin. (Imagen tomada de Twitter).

El atacante del consulado mexicano en Austin pertenecía a grupo antiinmigrante

El atacante del consulado mexicano en Austin pertenecía a grupo antiinmigrante

El hombre que disparó contra el consulado mexicano pertenecía al grupo ultraconservador Phineas Priesthood.

El atacante, identificado como Larry Steve McQuilliams, fue abatido al d...
El atacante, identificado como Larry Steve McQuilliams, fue abatido al disparar contra varios edificios en Austin. (Imagen tomada de Twitter).

El hombre que la madrugada del viernes efectuó varios disparos contra el consulado de México en Austin, Texa s, y otros edificios oficiales antes de ser abatido por la Policía formaba parte del grupo extremista antiinmigrantes Phineas Priesthood, informaron el lunes las autoridades.

El atacante, identificado como Larry Steve McQuilliams, disparó contra un edifico de la Corte federal, contra el Departamento de Policía de Austin y contra el consulado de México, al que también trató de prender fuego con unos pequeños cilindros.

Después fue abatido por una unidad antiterrorista de la Policía.

El jefe del Departamento de Policía de Austin, Art Acevedo, ofreció el lunes más detalles sobre McQuilliams, del que dijo "tenía odio en el corazón".

publicidad

McQuilliams era miembro de Phineas Priesthood, un grupo cristiano ultraconservador, contrario a la inmigración y opuesto al aborto y a la homosexualidad.

"Estaba enfadado porque no encontraba trabajo y estaba enfadado porque, bajo su punto de vista, muchos inmigrantes se podían permitir más privilegios que él", explicó Chistopher Chombs, un agente del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

En el interior del vehículo del atacante, la Policía encontró armamento, material religioso y un listado con 34 objetivos, dos de ellos iglesias, por lo que las autoridades concluyen que de no haber sido abatido hubiese seguido con los disparos.

Los investigadores también creen que McQuilliams actuó solo.

El atacante tenía un largo historial criminal: en 1992 fue detenido por un robo, en 1998 por posesión de marihuana y en el 2000 por conducir bajo los efectos del alcohol; además pasó un tiempo en prisión por un atraco a un banco.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad