publicidad

El alcalde Bill de Blasio pidió una pausa a las protestas hasta que pasen los funerales

El alcalde Bill de Blasio pidió una pausa a las protestas hasta que pasen los funerales

El alcalde de NY pidió respeto para que las familias de las víctimas puedan celebrar en paz los funerales.

Bill de Blasio: "El ataque a los oficiales es un ataque a todos los neoyorquinos" Univision

Dos familias lloran el asesinato de dos policías en Nueva York. Una con dos hijos adolescentes y la otra con una mujer que tenía pocos meses de haberse casado. Son las historias de los familiares de Rafael Ramos y Wenjin Liu, los agentes que murieron a tiros cuando hacían su labor.

El alcalde Bill de Blasio visitó a los familiares de las víctimas para ofrecerles su apoyo mientras que llamó a dar tregua a las manifestaciones a manera de respeto hacia los familiares de las víctimas.

De Blasio anunció que los servicios religiosos se llevarán acabo el viernes a las dos de la tarde y los funerales el sábado a las 10 am.

"Yo perdí a mi padre cuando tenía 18 años, pero en momentos como estos la familia se une y Nueva York siempre estará ahi para apoyarlos", fueron las palabras que el alcalde de NY les dio a los hijos adolescentes del agente Rafael Ramos.

La Fundación Yankee Silver Shield, creada por el difunto dueño del equipo El Bronx, indicó que pagará por los estudios del adolescente Jaden Ramos, de 13 años, hijo del policía Rafael Ramos. Así mismo, Justin Ramos, quien estudia en el Bowdoin College también recibirá fondos, según indicó la fundación.

Dolor, rabia y disputas por asesinato a tiros de dos policías en Nueva York Univision

El alcalde pidió a la comunidad dejar de lado las manifestaciones hasta que los funerales se celebren y dejar que estas familias vivan su duelo en paz.

Respecto a la esposa de Wenjin Liu dijo que ella agradeció el apoyo de la comunidad de Nueva York y de China.

"Es momento de ver cómo los respaldamos, de olvidarnos de manifestaciones y respetar este momento. Este ataque fue un golpe no sólo a esas dos familias, sino a la policía de Nueva York", subrayó Bill de Blasio en horas previas.

La tragedia registrada el sábado, en la que dos agentes fallecieron tiroteados a sangre fría a manos de un individuo que decía querer vengar las muertes de los afroamericanos Michael Brown y Eric Garner, no hizo más que evidenciar la fractura que se vive actualmente en la ciudad.

publicidad

Piden información del asesino

Respecto al hombre que asesinó a los agentes, el Comisionado de la Policía, Bill Bratton, dijo que hasta ahora no hay nada que los lleve a pensar otra cosa más que el atacante Ismaaiyl Brinsley actuó solo.

Los oficiales de policía también pidieron ayuda a la ciudadanía para tratar de reconstruir el paradero de Brinsley ente las 12:07 en que estuvo cerca de Time Square y las 14:47, hora en que sucedió el tiroteo.

A partir de la tragedia los agentes neoyorquinos no podrán trabajar asignaciones solos por su propia seguridad. Esto después de que la tensión y la división se adueñaron de Nueva York, que vive fuertes roces entre las fuerzas del orden y el alcalde a raíz de las protestas contra la violencia policial de las últimas semanas.

"Con efecto inmediato y hasta nuevo aviso, todos los puestos de pie deben ser asignados en parejas", dijeron al Daily News fuentes de la policía.

De acuerdo al diario, el comisionado de la policía de NY, Bill Braton, prometió "superar" el asesinato de dos policías, no sin antes tomar medidas adicionales para mantener a sus oficiales seguros.

La directiva también enfatizó que "no hay asignaciones individuales en toda la ciudad y los agentes en patrulla deben mantenerse muy alertas".

Giuliani sale en defensa de Bill de Blasio

El exalcalde, Rudy Giuliani, salió en defensa del actual alcalde, Bill de Blasio, quien ha sido culpado de este trágico incidente. Sin embargó Giuliani reprobó que de Blasio no ha sido lo suficientemente duro para contener las manifestaciones tras la decisión del jurado sobre el caso de Eric Garner.

"Dejen de decir "la sangre está en sus manos" porque no está en sus manos. No creo que el alcalde sea el responsable de esto. Creo que es un cargo incendiario, solo creo que debería cambiar algunas de sus políticas", dijo a la estación 1010 WINS.

El sábado, en un gesto inaudito, un amplio grupo de agentes dio literalmente la espalda al alcalde, Bill de Blasio, a su llegada al hospital donde se encontraban los cuerpos de Rafael Ramos y Wenjian Liu, los dos asesinados.

El desaire que circula en un video colgado en Youtube, deja claro el malestar que existe entre muchos miembros del Departamento por lo que consideran que ha sido una falta de apoyo por parte de De Blasio ante las acusaciones de violencia policial y las protestas que se han desarrollado por ese motivo.

 

Habla la familia de uno de los policías en Nueva York Univision

"La sangre de dos agentes de Policía ejecutados está en las manos del alcalde De Blasio", dijo en un duro mensaje en Twitter la Police Benevolent Association (PBA), el principal sindicato de policías de la Gran Manzana.

La organización lleva semanas enfrentada al gobierno municipal, al que acusa de no apoyar a la Policía en el marco de las manifestaciones que estallaron a raíz de la decisión de un gran jurado de no presentar cargos contra el agente que supuestamente mató a un negro en julio con una llave de inmovilización prohibida.

Leer:  La historia criminal de Ismaaiyl Brinsley, el atacante de Brooklyn

Recuerdan a las víctimas

Más allá de las protestas, un improvisado altar fue levantado por la comunidad en la que fallecieron los agentes Ramos y Liu.

publicidad

Rafael Ramos, de 40 años, residió toda su vida en Brooklyn, era miembro de la policía de Nueva York desde hacía dos años y anteriormente había trabajado como oficial de seguridad escolar. Estaba casado y tenía dos hijos, el menor de ellos de 13 años.

En tanto, Wenjian Liu, de 32 años, formaba parte de la policía de Nueva York desde hacía siete años. Se trasladó a principios de este año a la sección Gravesend de Brooklyn y se casó hace dos meses.

Tras el tiroteo, el hijo de Ramos, Jaden, publicó en Facebook sobre lo mucho que su padre significaba para él.

Lucy Ramos, tía de la víctima, habló en una vigilia el domingo, diciendo que él "siempre será amado y será recordado por muchos"."Fue el mejor padre que pude pedir. Es horrible que alguien le haya disparado sólo por ser un agente de policía. Todo el mundo dice que odia a los policías pero ellos son las personas que acuden cuando pedimos ayuda. Yo siempre te amaré y nunca me olvidaré de ti. RIP papá ", escribió.

"Espero y rezo para que podamos reflexionar sobre esta trágica pérdida de vidas que se han producido, para que podamos seguir adelante y encontrar una vía amistosa para una convivencia pacífica", agregó.

El primo de Ramos, Ronnie González, dijo que la familia ya ha perdonado al hombre que lo asesinó.

publicidad

"Está en manos de Dios ahora", dijo González. "No creemos en la venganza, ya hemos perdonado".

Los vecinos de Liu se sorprendieron al enterarse del tiroteo y recordaron al oficial por su carácter tranquilo y amable.

"Él era un gran vecino, se me llenaron los ojos de lágrimas cuando me enteré de la noticia", aseguró Hanif Khan a la cadena ABC.

Las familias de Garner y Brown condenaron los asesinatos

Los investigadores están tratando de determinar si Brinsley había participado en alguna protesta por la muerte de Michael Brown y Eric Garner o simplemente se adhirió a la causa en un arrebato violento.

El autor del ataque, Ismaaiyl Brinsley, que se quitó la vida de un tiro poco después en el andén de una estación de metro cercana, había disparado horas antes a su exnovia cerca de la ciudad de Baltimore, a más de 300 kilómetros de Nueva York.

Según informó el domingo la Policía, Brinsley tenía un carácter muy violento y contaba en su historial con cerca de veinte detenciones y un paso por la cárcel entre 2011 y 2013 por posesión ilegal de un arma.

Especial: Desencuentros fatales

El hombre, que aparentemente tenía problemas mentales, había intentado suicidarse en el pasado e instantes antes del ataque se acercó a dos desconocidos para decirles que prestasen atención a lo que iba a hacer, informó el jefe de detectives de la Policía de Nueva York, Robert Boyce.

publicidad

Tres horas antes de actuar, Brinsley había publicado en la red social Instagram una fotografía de su pistola y un mensaje anunciando su intención de matar a dos policías a modo de venganza.

"Ellos matan a uno de los nuestros... Vamos a matar a dos de los suyos", señalaba uno de los mensajes, acompañado por las etiquetas #shootthepolice ("dispara a la Policía", en español) y #RIPEricGarner y #RIPMikeBrown, en referencia a dos recientes casos de violencia policial contra ciudadanos negros.

Tanto la familia de Garner como la de Brown condenaron el domingo los asesinatos, mientras que varios de los líderes de las recientes protestas contra la Policía subrayaron que el suceso no puede vincularse en ningún caso a su causa, que precisamente busca la no violencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad