publicidad

Ejecuciones se reanudan en EU

Ejecuciones se reanudan en EU

Georgia podría ejecutar a un hombre condenado por la muerte de su novia, será la primera ejecución en 7 meses.

Negaron clemencia

El estado de Georgia tiene previsto ejecutar este martes a un hombre condenado por la muerte de su novia, en lo que será la primera ejecución desde que el Tribunal Supremo de Justicia puso fin a una moratoria de siete meses en las ejecuciones.La ejecución Willyam E. Lynd, de 53 años, será la primera en Georgia en casi un año, después de que se le denegara la petición de clemencia por la Junta de Perdones y Excarcelaciones.

El 16 de abril el Tribunal Supremo de Justicia de EU desechó los argumentos de los abogados de cientos de condenados a muerte, según los cuales el método de ejecución más común en el país, la inyección letal, constituye un castigo cruel prohibido por la Constitución.

Desde que en 1976 se restableció la pena de muerte en los 36 estados donde se aplica en EU, han habido 1,099 ejecuciones. La cifra subió año con año hasta llegar a la cima de 98 en 1999 y desde entonces ha disminuido hasta 42 en 2007, 26 de ellas en Texas.

Actualmente hay 3,263 personas condenadas a muerte. El mayor número de ejecuciones se ha registrado en Texas, con 405.

En Georgia, donde ha habido desde 1976 un total de 107 ejecuciones, pondrá este martes nuevamente en marcha el sistema de la pena de muerte, a menos de que surja una decisión contraria de última hora.

Más fechas en Texas

Texas también ya ha fijado fecha para las ejecuciones de cinco condenados entre el 3 de junio y el 20 de agosto. El primero será Derrick Sonnier, de 40 años, condenado por el homicidio de una joven, Melody Flowers, y su bebé, en 1991.

publicidad

Entre los 360 hombres y nueve mujeres condenados a muerte en Texas se cuenta el más viejo de todos los reos, Jach Harry Smith, de 70 años de edad.

Smith ha estado esperando su cita con el verdugo durante 30 años como consecuencia de un homicidio cometido durante el robo en un almacén de Houston.

Virginia, con 98 ejecuciones desde 1976, ha fijado la próxima ejecución para el 27 de mayo, cuando le tocará el turno a Kevin Green, de 30 años, condenado por los homicidios de una mujer y un hombre en una tienda. Otros dos reos en Virginia recibieron fechas de ejecución en junio y julio.

Otros estados

Luisiana fijó para el 15 de julio la ejecución de dos condenados, y Dakota del Sur indicó que ejecutará en la segunda semana de octubre a Briley Piper, de 25 años, condenado por la tortura y asesinato de un joven al que obligó a que bebiera ácido hidroclorhídrico y luego apuñaló y golpeó.

Un juez de distrito en Texas fijó hoy para el 5 de agosto la ejecución del mexicano José Medellín, condenado por su participación en la violación y asesinato de dos adolescentes en 1993.

La ejecución de Medellín, de 33 años de edad, había quedado en suspenso debido a un recurso presentado por la administración de George W. Bush contra las autoridades de Texas por no haber cumplido con la obligación, estipulada por convenciones internacionales, de darle al mexicano acceso al asesoramiento por parte de su consulado.

publicidad

El 25 de marzo pasado el Tribunal Supremo de Justicia del país rechazó la apelación e indicó que Bush -quien fue gobernador de Texas- se excedió en sus atribuciones cuando ordenó a ese estado que reabriera el caso de Medellín y de otro medio centenar de mexicanos condenados por homicidios en EU.

El respaldo de la ciudadanía a la pena de muerte se ha erosionado en la última década, en buena medida por el desarrollo de técnicas forenses que han probado la inocencia de centenares de personas condenadas por delitos que no cometieron.

Por lo menos 128 personas que habían sido condenadas a muerte, 22 de ellas en el estado de Florida y 18 en el de Illinois, han sido exoneradas desde 1973 con pruebas de su inocencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad