publicidad
Josh Earnest, vocero de la Casa Blanca.

EEUU admite que aún no hay acuerdo para usar bases turcas en lucha contra ISIS

EEUU admite que aún no hay acuerdo para usar bases turcas en lucha contra ISIS

El Gobierno de Obama admitió que aún no está cerrado un acuerdo con Turquía para usar bases militares.

Josh Earnest, vocero de la Casa Blanca.
Josh Earnest, vocero de la Casa Blanca.

El Gobierno estadounidense admitió el martes que aún no está cerrado un acuerdo con Turquía para usar bases militares de ese país, en particular la de Incirlik, en el marco de la campaña de ataques aéreos contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria.

publicidad

"El asunto de las bases militares en Turquía aún lo están tratando funcionarios estadounidenses y turcos", comentó en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, reportó la agencia Efe.

Durante el fin de semana hubo versiones contradictorias al respecto, puesto que la principal asesora de seguridad del presidente Barack Obama, Susan Rice, dio a entender que el acuerdo ya estaba cerrado y poco después el Gobierno turco sacó un comunicado para desmentir esa información.

El acuerdo "es un nuevo compromiso y lo acogemos con gran satisfacción", indicó Rice el sábado en declaraciones a la cadena NBC.

Twitter bajo la amenaza de ISIS /Univision

El domingo, la oficina del primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, sacó un comunicado en la que negaba la existencia de un nuevo acuerdo sobre la base de Incirlik, dijo Efe.

"El uso (de la base) continúa en el marco de los anteriores acuerdos. Hay demandas y expectativas (del lado estadounidense) y las negociaciones continúan", señalaba la nota.

El lunes The Associated Press había reportado que Turquía permitirá que Estados Unidos y las fuerzas de la coalición utilicen sus bases para operaciones contra milicianos del grupo Estado Islámico en Siria e Irak, incluida una instalación crucial ubicada a 160 kilómetros (100 millas) de la frontera siria, según dijeron el domingo funcionarios del Departamento de  Defensa.

publicidad

Agregó que el gobierno del presidente Barack Obama había presionado a Turquía para que participe más en las operaciones contra los extremistas, y un funcionario estadounidense de alto rango confirmó el sábado que Ankara aceptó entrenar a rebeldes sirios moderados en territorio turco.

Chuck Hagel, secretario estadounidense de Defensa que viaja por Sudamérica, ha dicho que Estados Unidos quería acceso a las bases aéreas turcas, incluida la de Incirlik, en el sur del país, para lanzar ataques contra milicianos islámicos.

El grupo insurgente ISIS se acerca a Bagdad mientras se acaba el tiempo para Peter Kassig /Univision

Hagel habló el domingo por teléfono con Ismet Yilmaz, ministro turco de Defensa, y le agradeció la buena disposición de su país para ayudar en la lucha contra el grupo Estado Islámico.

El contraalmirante John Kirby, secretario de prensa del Pentágono, dijo que Hagel “señaló el conocimiento de Turquía en esta área y la manera responsable en la que Turquía está manejando los otros retos que ha planteado esta lucha al país en términos de refugiados y seguridad fronteriza”, añadió AP.

En lo que sí ambas partes ya han alcanzado un acuerdo, dijo Efe, es en el uso del territorio turco para dar entrenamiento a grupos rebeldes de la oposición siria, una de las condiciones que ha puesto el Gobierno de Ankara para formar parte de la coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos.

publicidad

De hecho, según detalló el martes Earnest, un equipo del Departamento de Defensa ya está en Turquía para coordinar con funcionarios de ese país la puesta en práctica del plan para entrenar y equipar a los rebeldes sirios.

Earnest agregó que, "en las próximas semanas y meses", el Gobierno estadounidense seguirá dialogando con su par turco acerca de "compromisos adicionales" que ese país pueda asumir para "apoyar" a la coalición internacional contra el Estado islámico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad