publicidad
Ari Fleischer, exsecretario de prensa de George Bush, fue uno de los pocos que vivió la tragedia junto al entonces presidente el 11 de septiembre de 2001.

Dramático testimonio del 9/11 del exsecretario de prensa de George Bush

Dramático testimonio del 9/11 del exsecretario de prensa de George Bush

Fue uno de los pocos que vivió la tragedia junto al entonces presidente el 11 de septiembre de 2001.

Ari Fleischer, exsecretario de prensa de George Bush, fue uno de los poc...
Ari Fleischer, exsecretario de prensa de George Bush, fue uno de los pocos que vivió la tragedia junto al entonces presidente el 11 de septiembre de 2001.

Fue uno de los pocos que vivió la tragedia junto a George W. Bush, entonces presidente de EEUU, el 11 de septiembre de 2001. Ari Fleischer era el exsecretario de prensa de la Casa Blanca y estaba ahí en un aula de la escuela primaria Emma Booker, en Florida, donde Bush se enteró que el país estaba bajo ataque terrorista.

A 13 años de la tragedia del 9-11, Fleischer decidió hacer un recuento de ese fatal día en su cuenta de Twitter.

Eran las 8:40 am cuando la caravana del presidente se dirigía a Sarasota, Florida, donde se encontraba rumbo a la  escuela primaria donde el presidente leería para los chicos de una clase.

A las 8:46 el vuelo 11 se estrella en la Torre Norte. La caravana está a pocos minutos de arribar a la escuela.

publicidad

A las 8:50 recibo un mensaje en mi beeper (aún no existían los blackberries ni el iPhone había sido inventado) diciéndome que un avión se había estrellado contra el WTC.

Tan pronto puedo bajo de mi carro para darle la noticia al presidente, que estaba saludando a los oficiales de la escuela. Nadie sabía de la noticia.

Tras saludarlos, Karl Rove (Asesor Senior y Jefe Adjunto del Estado Mayor) le informa sobre lo que se pensaba era un "accidente".

A las 9:00 POTUS (Presidente de EEUU) va a un salón para llamar a Condi (Condoleezza Rice). Le instruye poner recursos disponibles para ayudar a NY, aún pensando que había sigo un accidente.

Después de la llamada, POTUS entra a un salón y comienza a leer un libro a los niños. La prensa esta hasta atrás del salón.

Yo sospecho para ahora la gente está viendo la TV, viendo cómo los sucesos se desarrollan. Yo estaba en el salón con el presidente, viendo el evento de lectura.

9:03 am El vuelo 175 se estrella en la Torre Sur.

 9:05 El Jefe del Estado Mayor, Andy Card, interrumpe al presidente y le susurra al oído que una segunda torre fue golpeada. "América está bajo ataque".

publicidad

Antes de que Andy entrara, recibí un segundo mensaje diciendo que la segunda torre había sido golpeada. Supe instantáneamente que tenía que ser terrorismo.

 El presidente iba a poner al tanto a la prensa del "accidente". Diciéndoles de la segunda torre. Pensé que no debía decirles aún.

Escribí detrás de una hoja legal "NO DIGAS NADA AÚN". Yo quería que estuviera informado antes de hablar. Di la espalda a la prensa y levanté el anuncio.

El presidente continuó el evento de lectura por algunos minutos más. Años después, Michael Moore criticó a Bush por no retirarse inmediatamente.

Bush dijo después que se quedó para ordenar sus pensamientos y enviar un mensaje de calma. Dijo que no quería saltar de su silla y alarma a la nación.

POTUS terminó el evento y se fue a un aúla para ser informado y hacer llamadas. Aquí una imagen de la escena.

 Fue ahí donde Ari Fleischer comenzó a tomar nota de todo. En total fueron seis hojas con datos de lo que Bush dijo e hizo, y a ahora, a decir de Fleischer, están resguardadas en una bóveda de un banco.

publicidad

Alguien llevó una tele a la sala donde estaba Bush.

A las 9:30 Bush reunió a un grupo en el gimnasio que esperaba oirlo hablar sobre la educación, sin saber de los trágicos ataques. Al terminar su discurso, la caravana se dirigió rápidamente al Air Force One, para regresar a Washington, D.C.

A las 9:37 el vuelo 77 de American Airlines se estrella contra el Pentágono.

Años mas tarde Fleischer se enteró que el despegue del avión presidencial fue inusual ya que al final de la pista se había reportado un francotirador. También se dijo que un avión no identificado había descendido dirigiéndose al Air Force One.

A las 9:59 la Torre Sur del World Trade Center se colapsa.

A las 10:07 el vuelo 93 de United se estrella en un campo en Pennsylvania, unas 100 millas de Camp David.

No podían dirigirse a Washington, D.C. La base naval Andrew y la Casa Blanca podrían ser los objetivos siguientes.

Cerca de las 10:20 Bush autorizó ir con un DEFCON 3, el nivel más alto de alerta desde la guerrad de Yom Kippur en 1973

"Una llamada entró al conmutador diciendo 'Angel es el siguiente'", dijo Bush. Angel era la palabra clave para el Air Force One.

Ante la negativa de ir hacia Washington, al medio día aterrizaron en Barksdale, en Louisiana.

publicidad

En las llamadas de Bush al vicepresidente Dick Cheney, el mandatario le decía que quería mandar un mensaje a la nación demostrando que el gobierno no estaba en caos. Le decía que "atraparían a esos bastardos".

Bush terminó su llamada con Cheney diciendo: "es la nueva guerra. Es el cobarde sin cara que ataca".

 Estando en Barksdale, Bush dio un criticado discurso. El jefe del Estado Mayor pidió reducir la gente que iba con ellos en el Air Force One. De los trece periodistas, tan sólo pudieron llevar a cinco: Sanya Ross de The Associated Press, Ann Compton de ABC, Doug Mills del New York Times, un camarógrafo y un técnico de sonido.

Volaron hacia la Base Naval Offut, en Nebraska, donde se realizó una reunión de emergencia. Al día siguiente por fin irían a casa.

Tuvimos una escolta protectora a nuestro regreso a DC. Esta es la escena a bordo en el AFOne mientras observábamos por las ventanas.

 Aquí está la escena con el presidente en el comedor privado de la Oficina Oval cuando arribamos.

publicidad

 El presidente envió un mensaje a la nación desde la Oficina Oval. Antes de que él hablara, yo informé a la prensa en mi oficina.

Ari Fleischer no recuerda a qué hora llegó a casa un día después de los ataques. Todo lo demás lo recuerda con lujo de detalle. Él dice que las consecuencias de ese día fatal aún no tienen fin.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad