publicidad
United Airlines

Dos jets comerciales evitan una violenta colisión en el aire

Dos jets comerciales evitan una violenta colisión en el aire

Para evitar la tragedia, uno de los aviones inició un brusco descenso. Se dejó caer 600 metros en 60 segundos.

United Airlines
United Airlines

Un controlador de tráfico aéreo no se percató de que dos Boeing 757 estuvieron a punto de colisionar en el aire y ocasionar un fatal accidente aéreo al norte de Hawaii, según se reveló este sábado.

publicidad

Los controladores aéreos les asignaron altitudes similares, según la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte.

Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.

Para evitar la tragedia, uno de los aviones tuvo que iniciar un brusco descenso y se dejó caer 600 metros en 60 segundos.

Kevin Townsend era uno de los pasajeros del vuelo 1205 de United Airlines que despegó del Aeropuerto Internacional de Kona a Los Ángeles, el cual tuvo que realizar el mes pasado una brusca maniobra para evitar chocar con un vuelo de US Airways que viajaba hacia Hawaii.

En entrevista con la cadena de noticias CBS, Townsend dijo: "sentí que mi cuerpo comenzó a flotar y se tensó contra el cinturón de seguridad. Los pasajeros alrededor de mi gritaron. Hubo un fuerte impacto en la parte trasera "una cafetera que cayó al piso y rebotó por el pasillo. Nuestras mesas comenzaron a estremecerse al unísono mientras el 757 inició un tipo de maniobra propia de un avión de combate”, relató.

Los misterios de los aviones que nunca llegaron a su destino Univision

Luego, la voz de una sobrecargo nerviosa. "Eso ciertamente fue algo inesperado", dijo, e informó que "el piloto tuvo que tomar una acción evasiva" para evitar a otro avión. Los aviones comerciales tienen sistemas que avisan a los pilotos de una inminente colisión con otro avión.

El incidente ocurrió a unos 300 kilómetros al noreste de Kona, Hawaii. Aunque los vuelos se encontraban a 12 kilómetros de distancia, ambos se desplazaban a velocidad crucero, lo que equivale a solo 24 segundos de distancia.

Según Townsend, en los dos vuelos podrían haber ido un total de 590 personas. De haber ocurrido una colisión, el número de fallecidos, según él, pudo haber pasado el desastre aéreo de Tenerife en 1977, cuando dos Boeing 747 chocaron en la pista, muriendo 583 personas.

publicidad

Las aerolíneas involucradas no revelaron la cantidad de pasajeros que iban en ambos vuelos.

En su blog, el pasajero se quejó de que nadie investigó el asunto ni se conoció del incidente.

Las autoridades ahora investigan el motivo por el cual los controladores asignaron la misma altitud a los dos vuelos. Un equipo de agentes llegó a las instalaciones de tráfico aéreo en Honolulu para seguir con la indagatoria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad