publicidad
Unas 20 personas fueron detenidas en EEUU al intentar hacerse pasar por cubanos para gozar de las facilidades migratorias.

Detenidos en Miami por hacerse pasar por cubanos

Detenidos en Miami por hacerse pasar por cubanos

Unas 20 personas fueron detenidas en EEUU al intentar hacerse pasar por cubanos para gozar de las facilidades migratorias.

Unas 20 personas fueron detenidas en EEUU al intentar hacerse pasar por...
Unas 20 personas fueron detenidas en EEUU al intentar hacerse pasar por cubanos para gozar de las facilidades migratorias.

Buscaban facilidades migratorias

Unas 20 personas fueron detenidas entre martes y miércoles por las autoridades de Estados Unidos, pues intentaban hacerse pasar por cubanos para gozar de las facilidades migratorias de que gozan los originarios de la isla.

¿Qué opinas de los beneficios migratorios de que gozan los cubanos en EEUU? Participa en nuestros Foros.

Junto a estos 20 detenidos, se capturó a un par de cubanos encargados de la red que reclutó al grupo, quienes “entrenaban a los clientes” en detalles de la vida cubana: posibles lugares de nacimiento, equipos de béisbol locales, el habla popular, los dichos más conocidos y demás, para poder enfrentar el interrogatorio que las autoridades suelen hacerles para comprobar su origen.

De acuerdo a lo que publica la web de El Mundo, las detenciones se dieron entre el martes y miércoles, cuando el grupo de centro y sudamericanos quiso engañar a las autoridades.

publicidad

El medio recuerda que los cubanos gozan, desde hace cerca de 50 años, de beneficios migratorios de los que los originarios de ningún otro país pueden presumir.

Las leyes, nacidas al calor de la Guerra Fría, y con la intención de hacerle frente al comunismo que rige en la isla, permiten que cada cubano, una vez que ponga un pie en EEUU, se pueda quedar en el país por tiempo indefinido, gracias a la “Ley de Ajuste”. Al año de permanecer en el país, los cubanos obtienen la residencia permanente y, al cabo de cinco años, obtienen la naturalización.

Para acreditarse como cubanos, los migrantes no requieren presentar a las autoridades ningún documento de identidad o pasaporte. En caso de no contar con los documentos, que agilizarían el proceso, en los años 70 y 80 bastaba con la palabra y dos testigos que confirmaran que el ciudadano era de origen cubano.

El Mundo destaca que este proceso, por tanto, deja la puerta abierta a todo tipo de fraudes.

“Estos individuos vivieron aquí buscando la libertad y beneficios que otorga este país a los nacionales de Cuba”, citó el medio a Alysa Erichs, la funcionaria de más alto rango en los servicios migratorios de Miami. “Lo que nos preocupa ahora es que parece que se están organizando mejor. Y no creo que sea por casualidad, tiene mucho qué ver con el deterioro social en otros países”, citó El Mundo a una fuente policial no especificada.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad