publicidad

Detenido en México uno de los 10 más buscados por el FBI

Detenido en México uno de los 10 más buscados por el FBI

La fiscalía mexicana detuvo a un individuo considerado "uno de los 10 más buscados por FBI" por atacar a dos policías.

Disparó con un un AK-47 a dos policías

MÉXICO / LOS ÁNGELES - La fiscalía mexicana detuvo este domingo con fines de extradición a Estados Unidos a un individuo considerado "uno de los 10 más buscados por FBI" por atacar a dos policías estadounidenses en el año 2000, informó la dependencia el domingo en un comunicado.

Emigdio Preciado, alias "Junior Preciado", fue detenido en el estado de Nayarit por su probable responsabilidad en un intento de homicidio, asociación delictiva y portación de arma de fuego, crímenes cometidos en Los Ángeles, añadió.

El 5 de septiembre del 2000 Preciado disparó desde el interior de su vehículo contra dos policías que le habían marcado el alto con un rifle de asalto AK-47, hiriendo a uno en la cabeza cuya lesión le dejó parálisis parcial y pérdida de la memoria.

El supuesto pandillero fue arrestado la noche del viernes y agentes del FBI en México verificaron su identidad.

Preciado, de 39 años, está en manos de la policía federal mexicana mientras es entregado a las autoridades estadounidenses, dijo la vocera del FBI Laura Eimiller.

Las autoridades se abstuvieron de mencionar otros detalles como el lugar exacto donde Preciado fue capturado o estaba detenido. El FBI y el departamento del alguacil programaron una rueda de prensa conjunta para el lunes en Los Angeles.

publicidad

Preciado era buscado por intento de asesinato y por huir de la justicia.

El sospechoso era buscado desde el ataque a tiros ocurrido el 5 de septiembre del 2000 en Whittier, un suburbio de Los Angeles, contra dos agentes. Uno sufrió lesiones graves en la cara y el otro escapó ileso. El agente herido se ha recuperado.

Preciado era uno de los cuatro individuos que viajaban en una camioneta que fue parada por los dos agentes por problemas con los faros. De acuerdo con las autoridades, Preciado abrió de inmediato una puerta e hizo 21 disparos a los agentes.

Los cuatro huyeron en el vehículo, pero tres fueron capturados más tarde, incluyendo uno también aprehendido en México.

Las autoridades dijeron que Preciado formaba parte de una pandilla con largo historial de delincuencia, incluyendo ilícitos relacionados con drogas y armas. Cuando ocurrió el ataque, era buscado por violar su libertad bajo palabra.

El FBI había ofrecido una recompensa de $100 mil por la detención de Preciado, mientras las autoridades del condado de Los Angeles habían ofrecido otros $50 mil.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad