publicidad

Derrame de crudo en el Golfo sería el mayor en historia de EU; Obama visita zona afectada

Derrame de crudo en el Golfo sería el mayor en historia de EU; Obama visita zona afectada

Obama visitará el viernes la zona afectada por el derrame de crudo, que ya se considera el peor en la historia de EU.

Derrame de crudo en el Golfo sería el mayor en historia de EU; Obama vis...

Visita oficial

WASHINGTON, DC - El presidente Barack Obama, quien el viernes visitará la zona del desastre, dijo hoy que el derrame en el Golfo de México es "espantoso" e insistió en que British Petroleum es responsable y opera "bajo la dirección" del gobierno. Y anunció la prolongación de las perforaciones marítimas en respuesta al desastre.

Mientras tanto, los científicos que estudian el pozo petrolífero abierto en el Golfo de México dijeron que éste derrame es entre dos y cinco veces más de lo que se había calculado, lo que convertiría el desastre en el peor de la historia de Estados Unidos.

Sigue aquí en vivo, el escape de crudo a 5,000 pies de profundidad en el Golfo.

publicidad

Obama hizo esas declaraciones en una rueda de prensa convocada para hablar, entre otros temas, de los resultados de un informe encargado hace un mes para determinar los motivos de la explosión el 20 de abril de la plataforma Deepwater Horizon operada por British Petroleum (BP).

El enojo por el derrame apunta también a Washington, donde la directora de la agencia del gobierno que supervisa las perforaciones submarinas renunció el jueves y el presidente Barack Obama reaccionó con el anuncio de varias medidas para enfrentar la catástrofe.La directora del Servicio Geológico de Estados Unidos Marcia McNutt, que conduce el equipo científico encargado de medir el derrame, dijo que dos grupos de investigadores que usaron métodos distintos establecieron que el pozo deja escapar al menos 1.9 millones de litros (504,000 galones) de crudo por día.

Aclaró que los resultados son preliminares. Uno de los equipos determinó que el pozo podría estar perdiendo hasta 3 millones de litros (798,000 galones) diarios y el otro grupo dijo que la cifra sería de cerca de 3.8 millones de litros (un millón de galones).

El desastre del buque Exxon Valdez en Alaska en 1989 derramó 41 millones de litros (11 millones de galones).

Desde que la plataforma de prospección Deepwater Horizon explotó el 20 de abril en aguas cercanas a Louisiana, la empresa BP y la Guardia Costera dijeron que la perforación dejaba escapar unos 800,000 litros (210,000 galones) por día.

publicidad

En tanto, los ingenieros de BP reportaron que su nuevo intento de detener el derrame al inyectar lodo pesado para tratar de tapar el pozo avanza sin problemas.

Recién la noche del jueves sabrán si esto funciona, si se detecta que el crudo deja de subir a la superficie.

"La falta de noticias es una buena noticia", dijo el almirante de la Guardia Costera, Thad Allen, quien supervisa la operación. "Es cuestión de esperar y ver, hasta el momento no hay nada desfavorable".

Avances

Obama anunció este jueves que prolongaba la moratoria de perforaciones petroleras marítimas, mientras las autoridades anunciaron en Nueva Orleans que BP detuvo el vertido causante de la peor marea negra de la historia del país.

La guardia costera estadounidense afirmó el jueves que British Petroleum logró frenar el escape de hidrocarburos después de realizar una compleja operación de sellado en el Golfo de México, aunque advirtió que queda por ver si la tubería "se estabiliza".

"Han logrado estabilizar el flujo y están bombeando barro dentro. Han detenido la salida de hidrocarburos", declaró el comandante de la guardia costera Thed Allen a la radio WWL First News.

Allen añadió que es demasiado pronto para declarar el éxito de la operación, inciada el miércoles por tres barcos de BP que bombearon lodo a alta presión en la tubería rota para frenar el flujo de petróleo y gas, antes de sellarla con cemento. Esta operación nunca se había llevado a cabo a 1,500 metros de profundidad.

publicidad

Pero la buena noticia coincide con nuevas evidencias sobre la gravedad de la catástrofe medioambiental que ya se ha producido en el Golfo de México.

El presidente Obama, que visitará la zona siniestrada el domingo, reconoció en la Casa Blanca que Estados Unidos se enfrenta a la peor marea negra de su historia y suspendió la explotación petrolífera marítima.

"Vamos a prolongar en seis meses la moratoria actual de entrega de nuevos permisos para excavar nuevos pozos submarinos", declaró Obama, añadiendo que quedarán "interrumpidos 33 perforaciones de pozos de prospección submarina actualmente en curso en el Golfo de México".

La decisión supone la suspensión de un proyecto de exploración petrolífera en Alaska que iba a ser atribuido al grupo anglo-holandés Shell, así como el congelamiento de la entrega de concesiones en las costas de Virginia.

Prioridad

Obama rechazó que su administración haya tenido una reacción lenta o insuficiente a la marea negra afirmando que la catástrofe "fue la principal prioridad" de su gobierno desde la explosión de la plataforma Deepwater Horizon a 80km de las costas de Luisiana (sur) el 20 de abril.

"Probablemente, tuve más reuniones sobre este problema que sobre cualquier otro desde la revisión de nuestra estrategia en Afganistán", dijo el presidente estadounidense.

publicidad

De dos a tres millones de litros diarios de petróleo se escaparon del pozo de BP durante las últimas cinco semanas, según una nueva estimación proporcionada el jueves por un grupo de expertos designado por el gobierno, cifra tres veces superior a lo anunciado hasta la fecha.

Obama considera que el desastre ecológico subraya "la necesidad urgente" de desarrollar fuentes de energía renovables en Estados Unidos.

"Ha llegado el momento de acelerar la competición con países como China que ya han entendido que el futuro dependen de las energías renovables", afirmó.

Estas decisiones suponen un cambio de la política energética del gobierno estadounidense, que a finales del mes de marzo había anunciado un controvertido proyecto para multiplicar las operaciones de extracción petrolera en alta mar.

Ante las críticas de los ecologistas, Washington había justificado la decisión por la necesidad de reducir la dependencia energética del extranjero,

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad