publicidad

Demócratas no se ponen de acuerdo sobre la reforma de salud

Demócratas no se ponen de acuerdo sobre la reforma de salud

Mientras tratan de cumplir la fecha fijada para acordar un plan de reforma de salud, legisladores responden a las críticas.

Desilusionado

WASHINGTON, DC - Los principales representantes demócratas en la Cámara baja intentaron el martes minimizar las consecuencias de su casi seguro fracaso en cumplir la fecha fijada para acordar un proyecto de ley de reforma de salud, mientras los líderes aún intentaban calmar a los críticos entre sus filas."Por supuesto que estoy desilusionado porque realmente esperaba que pudiéramos tener un proyecto listo hacia finales de este mes", dijo el representante de Nueva York Charles Rangel, quien preside una de las tres comisiones que trabajan en el documento.

"El tema es muy importante", añadió. "No creo que sea muy importante que lo hagamos al final de julio o no, excepto por la impresión de que el Congreso no respondió al pedido del presidente".

El presidente Barack Obama había pedido al Congreso que ambas cámaras lograran avanzar con el proyecto antes de irse de vacaciones de verano durante un mes, un pedido que no parece vaya a ser cumplido.

Obama se esforzó para inspirar la confianza de la población hacia su propuesta de reforma de salud, mientras los republicanos aumentan sus críticas y las encuestas sugieren que el apoyo del público ha descendido.

El martes, el presidente realizó una asamblea en la sede de la AARP, la principal agrupación de jubilados del país.

"A veces me frustro un poco, porque ésta es una de esas situaciones donde es muy obvio que el sistema que tenemos no funciona para demasiada gente y que podríamos tener uno mejor", dijo Obama al final de una sesión de preguntas del público de una hora. "Debemos tener la valentía de estar dispuestos a cambiar las cosas", añadió.

publicidad

El presidente además buscó calmar los temores de los pensionados respecto de los cambios en costos y servicios, entre otros temas.

Uno de los problemas que enfrenta la líder de la Cámara baja Nancy Pelosi es un grupo rebelde de 52 demócratas conservadores y moderados que exigen cambios en el proyecto para darle su voto en la comisión de Energía y Comercio.

Ese grupo no está de acuerdo con la manera de fijar los pagos a médicos y otros proveedores de salud en un eventual plan del gobierno que los líderes proponen para competir con las compañías privadas.

Los conservadores quieren que los pagos se negocien y los líderes buscan que se basen en el sistema de salud Medicare.

"No estamos listos para apoyar el proyecto aún", dijo uno de los disidentes, el representante Baron Hill, de Indiana. "Lo haremos en su momento. Vamos a aprobar una reforma de salud, lo que hay que ver es si será ahora o en el otoño".

En el Senado, un grupo bipartidario se acercaba a un acuerdo que omite algunas de las medidas que buscan los demócratas, como el plan de salud público y la obligatoriedad de ofrecer cobertura a los empleados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad